10 Razones por las que Rocketman es una de las mejores biopics de los últimos años

El misterio se ha esclarecido y Dexter Flecther, director fantasma de Bohemian Rhapsody, puede retomar con toda confianza su promisoria carrera después de presentar Rocketman, la cinta sobre la vida de Sir Elton John que no solo es infinitamente mejor  a la bazofia sobrevalorada y calumniosa sobre la vida de Freddy Mercury, sino que con un manejo dramático y visual que alcanzan momentos de emotividad y catarsis grandiosos, sin duda se posiciona como uno de los mejores biopics de los últimos años (y tal vez de todos los tiempos, con un análisis pertinente y más a fondo).

¿Pero que hace a Rocketman la primera gran sorpresa del 2019? Aquí 10 razones

Coherencia de género

Desde su excelente apertura, Fletcher deja claro que estamos ante un musical, género que permitirá la explotación pertinente de todos los elementos que comprenden la narrativa sobre una estrella del rock – pop. A diferencia de muchas otras fallidas biopics sobre personalidades de la música, esta coherencia da las libertades creativas para implementar ciertas exageraciones visuales y argumentales que en lugar de lucir fuera de lugar, encajan a la perfección con la personalidad de la cinta y su protagonista, estableciendo también desde el principio la incierta extroversión del protagónico

Agregar un trasfondo creíble

A diferencia de otras como Bohemian Rhapsody (por citar un ejemplo), el guionista Lee Hall comprende que el elemento humano es la base de una “biopic”, por lo que a lo largo del metraje nunca se deja de agregar estructura emocional y psicológica tanto a su protagonista como a algunos de sus secundarios más allegados. Si bien es cierto que este rubro lleva como penitencia ser uno de los enemigos de agregar trasfondo a los secundarios (y esta no es la excepción), en Rocketman al menos se consigue dar una eficaz estructura a los aspectos que agregan conflicto al personaje, como sus padres y algunos intereses amistosos y relacionales.

Que el elemento sexual no sea un protagonista

A diferencia de otras como Bohemian Rhapsody (por citar un ejemplo), el aspecto sexual aquí no se vende ni como un elemento morboso ni mucho menos como el principal conflicto del personaje, sino solo como una consecuencia del mismo. Sin llegar a lo escandaloso, la identidad homosexual de Elton se encuentra bien delimitada y desarrollada e incluso presentada a nivel de dialogo como un problema que parte de la problemática psicológica real del personaje.

La actuación de Taron Edgerton

A diferencia de otras como Bohemian Rhapsody (por citar un ejemplo), el magnífico desempeño de Taron Edgerton se debe a que esto es una actuación y no una imitación. El joven actor demuestra con gran solvencia su talento y versatilidad para el drama, la comedia y el musical, siendo también su voz la protagonista, agregando complejidad y emotividad a su personaje. Si a la imitación de Malek le dieron un Oscar, entonces a Edgerton le deberían de dar 10, dando una proporción aproximada en la diferencia de desempeños.

Los números musicales

La dirección de Fletcher se convierte en un elementos visual y narrativo hipnótico y eficaz gracias a su increíble y nueva capacidad para desarrollar números musicales, los cuales no solo son suficientes y perfectamente posicionados para inyectar dinamismo a la y trama, sino que también son sustanciales para el crecimientos y desarrollo del personaje tanto del lado psicológico como el referente a su estrellato, presentando sus piezas más icónicas de manera mágica y verdaderamente emotiva

El aspecto surreal

Y hablando de que el musical le permite a Fletcher agregar ciertos elementos surreales en su trama, estos se acomodan de manera ideal en sus números musicales, elevando la catarsis y explosión sentimental tanto en los fans como en los no tanto, durante la presentación de míticas canciones como Crocodile Rock, Goodbye Yellow Brick Road, Pinball Wizard y por supuesto Rocketman, esta última siendo uno de los momentos enmarcados desde ahora como una de las mejores escenas del cine 2019.

Centralización en un solo conflicto

A diferencia de otras como Bohemian Rhapsody (por citar un ejemplo), el guión de Hall astutamente se centra en un solo conflicto y principal de Elton, el cual desata una serie de adicciones y afectaciones a su personalidad que a la par serán llevadas por Flecther en una narración ágil y equilibrada con su aspecto mágico – musical, pero sin perder la esencia dramática en la auto destrucción de su protagónico. Todo esto es evidente desde la primera escena, dando por sentado una narración en “flashback” sorpresivamente armoniosa y trepidante.

Final

A diferencia de otras como Bohemian Rhapsody (por citar un ejemplo), el final no es el clímax (ese vino con el número de Rocketman) ni tampoco solo una reproducción musical de algo ya existente (aunque si tiene algo de eso). A pesar de presentar un final “feliz” y condescendiente donde el truco para promocionar a Elton es más que evidente, parece una decisión adecuada no forzar ni alargar para un futuro la historia de la estrella rock – pop, aludiendo nuevamente a que el cuento se trata y centra solamente en un conflicto y no en “toda su carrera”, haciendo así una película más completa, sustancial y emocional.

Soundtrack

Aquí sí, y es que al igual que otras como Bohemian Rhapsody (por citar un ejemplo), el soundtrack es sencillamente maravilloso, con el agregado de que Edgerton si sabe cantar y muy parecido a Elton John.

“Rocketman”

A diferencia de otras como Bohemian Rhapsody (por citar un ejemplo), el título se encuentra en perfecta armonía y lógica con lo que pasa en la película, haciendo que una letra que en épocas sobre la obsesión de la carrera espacial se convierte también en un himno metafórico a la auto destrucción y soledad. No cabe duda que los productores eligieron la canción perfecta para engalanar el nombre de esta cinta.

 

Rocketman se encuentra dentro de la fórmula de toda biopic, pero la diferencia radica en la forma en que explota sus elementos apoyado en un género que permite explayar la grandilocuente y compleja personalidad de Elton John, creando un viaje mágico disfrutable y emocional

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*