100 años de Ingmar Bergman; 10 películas para recordarlo

Considerado por muchos como el mejor director de todos los tiempos, si bien esto puede sonar a exagerado, uno al sumergirse al mundo del realizador sueco y conocer de a poco su obra, se da cuenta de que no es así, de que quizás muchos cayeron en la trampa de pensar que el cine solo queda en cuestiones más vinculadas a la técnica, y disminuyen injustamente el valor de la narrativa, de los guiones, y de aquellas cosas que el cine del sueco resplandecía más que el de cualquiera. Pocos son quizás, aquellos que le pudieron pelear ese puesto; Tarkovsky, Kurosawa, De Sica, Buñuel… no muchos más.

Con motivo de los 100 años del natalicio de Ingmar Bergman, he armado un listado con las 10 películas que más me llegaron, por decirlo de algún modo. No resulta fácil resumir el trabajo de este hombre, considerando que dirigió durante mas de 60 años, y filmó poco más de 50 películas, de las cuales sólo llegue a ver 30. Esta lista por ende no pretende ser un resumen de su trabajo, creo que la única manera de conocer en fondo a Ingmar es viendo la máxima cantidad de producciones suyas, y este tipo de listas sirven quizás mas como uno introducción que otra cosa. Tampoco me atrevería a decir que son sus diez mejores films, por eso más arriba destaco que se trata de las producciones que “más me llegaron”, a modo aclaratorio.

 

01 – El Séptimo Sello (1957)

Estrenada a comienzos de 1957, este film representaría un quiebre en la obra de Bergman, siendo el inicio de la etapa más importante de su carrera. En El Séptimo Sello, Ingmar expone gran parte de sus miedos, pero por encima de todo su temor a la muerte y analiza en forma magistral parte de sus dudas y cuestionamientos acerca de la existencia de Dios. El protagonista es interpretado por el majestuoso Max Von Sydow, un caballero que al regresar de combatir en las cruzadas se encuentra con la muerte y decide pedirle una prórroga, mediante una partida de ajedrez y así poder repasar su vida. No obstante eso termina atormentádolo, y planteandole un montón de dudas y reflexiones en torno a su accionar. Si bien el film es inicialmente un drama, Bergman juega con los géneros, y por momentos utiliza recursos más vinculados a la comedia, siendo en si una entrecruzada única. Por lejos es mi film favorito del maestro sueco.

 

02 – Fresas Salvajes (1957)

Entre los datos de color, no podemos mencionar que quizás las dos películas mas representativas de Bergman fueron concebidas en el mismo año, y realizadas en forma contigua. No sabría si decir que Fresas Salvajes es un complemento de El Séptimo Sello, puesto que toca una temática diferente, pero en algún modo se entrelaza. En la misma el protagonista, en este caso interpretado por el mítico actor y director de cine Victor Sjostrom, también recuerda parte de su vida, especialmente su juventud y su primer amor, todo esto a la postre de un sueño terrible en el que contempla su propia cadáver. En aquel viaje dónde regresa a la casa en la cual vivió de jóven, es acompañado por su nuera, representada por la gran Ingrid Thulin.

 

03 – Escenas de la Vida Conyugal (1973)

En Escenas de la Vida Conyugal Bergman hace un análisis bastante doloroso, en lo referido a las relaciones de convivencia, y el amor. Este film es cumbre en su filmografía, quizás es el que inicia una tercer etapa, y se vuelca más de lleno en las relaciones amorosas. Juega una fuerte cuestión de contexto, y que la protagonista sea Liv Ullmann, quien hasta no hacía mucho era la pareja de Ingmar y madre de una hija, influye sobremanera. Erland Josephson coprotagoniza en esta ocasión, realizando un papel también acogedor. La historia en si deja un sabor amargo, pero quizás era la intención inicial, más si consideramos las historias amorosas del sueco.

 

04 – Sonata de Otoño (1978)

En Sotana de Otoño Ingmar se da el lujo de tener como protagonista a la ya histórica Ingrid Bergman, con
quien nunca había trabajado previamente. La historia trata de la dura relación entre una madre ausente y su hija, que no parece perdonarle el hecho de no estar durante los últimos siete años, debido a ocupar su tiempo integramente a su carrera como concertista. El papel de Liv Ullmann, frente a frente con la mencionada Ingrid Bergman, genera momentos de tensión pocas veces visto, reluciendo el temple y la categoría de ambas actrices.

 

05 – El Ojo del Diablo (1960)

El Ojo del Diablo es probablemente, la cinta mas ninguneada, malinterpretada y finalmente olvidada del
director sueco. Por lo contrario, para mi es una de sus mejores obras, y creo que funciona como secuela de la mencionada Séptimo Sello. En esta ocasión, Bergman toma el tema de la muerte de forma más cómica y despreocupada, pero el planteo que hace en sí no deja de ser llamativo. Con un tono ciertamente fantástico, hace un retrato del infierno, lugar en dónde se inicia la trama y nuevamente pone en boga la existencia del cielo, y la eterna lucha entre ambos, las creencias y la influencia de uno u otro en la cotidianidad de los humanos.

 

06 – La Hora del Lobo (1968)

En La Hora del Lobo Bergman explora los rincones mas oscuros y siniestros de la mente humana, mezclado con los temores mas fuertes, plasmándolos en un personaje, Interpretado con mucho nivel por Max Von Sydow. Sin dejar de lado sus característicos planteos dramáticos tan habituales en la extensa filmografía, añade un contenido de “Suspenso”, concretando uno de sus films más oscuros y tenebrosos, con una fuerte presencia de la mencionada temática de la muerte, y sus respectivos demonios.

 

07 – Luz de Invierno (1963)

Luz de Invierno es un film clave en la obra del cineasta sueco para entender un poco el concepto de “El Silencio de Dios”, temática que pareció consternarlo durante gran parte de su vida. La historia retrata como conlleva la vida Thomas, un pastor protestante, que vive en un entorno solitario, tras la pérdida de su mujer, y sufre una profunda crisis espiritual que lo lleva a cierta pérdida de tacto, e interés por la vida misma. Gunnar Bjornstrand, Ingrid Thulin y Max Von Sydow, tres actores claves en la filmografía de Bergman, son los protagonistas de estas obra maestra y conmovedora, que le arruinaría la concepción del mundo a muchos creyentes.

 

08 – Persona (1966)

Persona es una cinta obligatorio en la obra de Ingmar Bergman y quizás uno de los más complejos, algunos se atreven a decir que es la obra cumbre del sueco. En el film juega una cuestión de complementariedad de roles entre sus dos protagonistas, la perdida de la voz de Elisabeth (Liv Ullman), una célebre actriz de teatro, y una enfermera encargada de cuidarla al no poder recuperarse (Bibi Andersson). Sobre la introducción de esta película hay varias explicaciones que desarrollan el porque de las imágenes que se suceden, pero bajo mi punto de vista, es más un misterio que cualquiera otra cosa.

 

09 – El Rostro (1958)

El Rostro, también conocida como El Mago, es otra de las obras tapadas, y podemos colocarla como una de las más oscuras. A mi entender también se la puede relacionar con el Séptimo Sello, con la ayuda de una fotografía perfecta, una puesta en escena excepcional y la idea de la muerte siempre dando vueltas, sin pasar por alto las actuaciones de un reparto excepcional, Max Von Sydow, Ingrid Thulin, Gunnar Bjornstrand, Bibi Andersson, Erland Josephson y el pocas veces visto Bengt Ekerot. La historia trata sobre un grupo de artistas ambulantes que deben parar en una ciudad, dónde no son recibidos de la mejor manera.


10 – Sueños/Confesión de Pecadores (1955)

Sueños podría ser considerada junto a Sonrisas de una Noche de Verano, filmada también en 1955, como el cierre de la etapa inicial de Bergman, y a la par las cintas que expondrían lo que estaba por venir. La misma trata sobre Susanne, una dueña de una agencia de modelos que debe realizar un viaje en companía de Doris, una de sus modelos, la cual previo al viaje se pelea con su novio. Una vez allí conoce a un hombre importante quién al verla parecida a su mujer, me compro vestidos y joyas de alto costo. Esta película está protagoniza por dos actrices claves en los primeros años de Ingmar; Harriet Andersson y Eva Dahlbeck, y también cuenta con la nunca despreciable participación de Gunnar Bjornstrand.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Manuel Esteban Gaitan     conexioncultural.com.ar/

Licenciado en comunicación social, recibido en la facultad de Rosario, Argentina; soy escritor y crítico de cine para justificar mi presencia. También baterista. Hablo de música, libros, eventos y cine acá http://conexioncultural.com.ar/


1 comentario

  • Persona me parece muy por debajo del ranking, lo colocaría mas bien dentro de las 3 primeras pero difícil tomar las decisiones con un director como tal lo es Bergman

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*