2018: Berlín Vs Cannes Vs Oscar Vs Sundance Vs Venecia

Cannes continua como el líder, Berlín logra con una película extraña un meritorio lugar, Venecia se volvió el perro de los gringos, el Oscar escoge a la película que quería el Oscar y Sundance la embarra terriblemente

 

Cannes

SHOPLIFTERS de Hirokazu Koreeda (Japón)

Calificación predictiva:
4.5/5 Calificación Promedio Bedub + El Fett

Bedub: Quizás se convierta con el tiempo en la película familiar por excelencia, lo que logra el director japonés al desarrollar la historia de una familia con un modus vivendi bastante anormal es lograr la empatía irreprochable del público, no son buenos ni malos por lo que hacen simplemente es parte de su vida cotidiana y la necesidad de sacar a sus hijos de ese círculo vicioso pero la vida se encarga de ponerlos nuevamente en el “negocio” familiar. Emotiva, real, cruda, honesta… tantos y tantos adjetivos dispares pero que encajan perfectamente (5/5)

El Fett: Con la marca de uno de los cineastas más importantes de la década, la capacidad de Koreeda de llevar a cabo dramas complejísimos a partir de las situaciones más convencionales, ve de nuevo en este conmovedor relato la oportunidad para explayar las emociones más naturales y espontaneas, transformando de nuevo al núcleo familiar en un cúmulo perfectamente estructurado tan cautivante como perturbador, y en este peculiar caso, también complementario a una punzante relato criminal y de crítica social que se corona de manera asombrosa con un impactante giro final. Debió haber ganado, pero se le atravesó un mexicano de mismo tópico (4/5)

 

Venecia

ROMA de Alfonso Cuarón (México)

Calificación predictiva:
4/5 Calificación Promedio Bedub + El Fett

Bedub: Una nueva tendencia se ha dado con el tiempo y es la superficialidad en el relato, con una muy buena cinematografía y una correcta dirección Roma termina tapando ineludiblemente su más grande error: el cual es un muy pobre guion del cual no se destaca ningún dialogo de valor o escena que no sea propiamente manipulada por el director. Entonces al final obtenemos un producto vacío y sin gracia que se basa en artilugios técnicos para deslumbrar como cualquier película de Hollywood. Y sin olvidar que el premio se lo entregó a Cuarón su mejor amigo ¿Esto no es corrupción? Y nadie dijo nada, sólo queda por decir ¡Te amamos Robotina! (3/5)

El Fett: Cuarón firma su obra maestra en su país y memoria, regalándole al mundo una invitación a la intimidad de su hogar y a los momentos de su niñez. Pieza donde coinciden su mejor estatus técnico y narrativo, en un relato que de igual manera amalgama y confronta a los puntos clímax de su filmografía, el mexicano consigue que la inocencia y la violencia socio política encausen una explosión de sensaciones y emociones desgarradoras, pero sin perder de vista a su tonalidad de “cuento de hadas”. Una obra neorrealista sobre un México surrealista (5/5)

 

Berlín

TOUCH ME NOT de Adina Pintilie (Rumania)

Calificación predictiva:
3/5 Calificación Promedio Bedub + El Fett

Bedub: Creo que logra el lugar en la lista no tan merecidamente como se quisiera, pero francamente hay que ver la competencia, aunque sí se le agradece la notoria capacidad de ser original en tiempos de copias, más copias y malas copias. Al observar el cuerpo como un distractor sexual, un grupo de personajes se dispone a adentrarse en las profundidades de la sexualidad exceptuando lo obvio y lo que necesariamente entra por los ojos (4/5)

El Fett: Una película boba y desagradable sin duda le da al Oso de Berlín la más estúpida decisión de su certamen al menos en esta década (y si, le doy dos puntos porque aún existe una peor). Si bien es cierto que este experimento entre la ficción y la realidad (notarán que lo documental es muy característico de premiar en Berlín) está construido para dividir y polemizar (quizá de ahí se pueda explicar su victoria), el sentido dramático que supone su directora es tan nefasto, que el relato cae en una espiral de auto reflexiones que se asemejan más a un caprichito feminista o auto complacencia, que a un ejercicio fílmico como tal. Lo original no le quita lo repulsivo pero le da un puntito más en mi tabla que a la abominación de Sundance.  (2/5)

 

Oscar

GREEN BOOK de Peter Farrelly (Estados Unidos)

Calificación predictiva:
2.5/5 Calificación Promedio Bedub + El Fett

Bedub: Señoras y señores hemos encontrado el guiness record de clichés en una sola película: Negro, gay, artista deslumbrante, alcohólico, una gira por el sur de los Estados Unidos, conductor racista pero que cambia de parecer… ¿Qué más quieren? Y no es que se pueda contar una historia con esos temas al mismo tiempo, el problema es que se ha visto tantas veces que ya conocíamos el final desde el principio. Es en realidad una película dominguera, la cual usted pone en el televisor y ni siquiera le presta atención (2/5)

El Fett: No se merece mis 3 puntos ya que este ejercicio es quizá la mediocridad del Oscar encarnada ¡pero no queda de otra! Racismo, amistad “imposible”, un negro y un italoamericano que hacen expulsar bilis a Trump, tonos navideños, esperanza, temas LGBT, expiación americana ¿Criticable? Quizá desde el tono de tendencias, sus desvergonzados clichés y que es obviamente inferior en narrativa, actuaciones y técnica a todas las demás (menos Sundance), pero a pesar de todo tal vez también estemos ante la historia americana y tendenciosa más bonita y mejor dirigida de los últimos años  (3/5)

 

Sundance

 The Miseducation of Cameron Post de Desiree Akhavan (Estados Unidos)

Calificación predictiva:
1/5 Calificación Promedio Bedub + El Fett

Bedub: Otro cliché andante con temas de homosexualidad que no permite una visión distinta del tema, el simple hecho de ser víctimas constantes de la sociedad ¿En serio, no hay otra forma de contar esa historia? Bastante repetitiva, pobremente desarrollada y si alguna posibilidad tenía la historia era a través de un secundario que pudiera dotar de peso a las escenas. Eso no pasó y terminó siendo una película ligera de un tema muy complejo (1/5)

El Fett: El punto más bajo de Sundance en la década, la comunidad LGBT debería nombrar a esta película como uno de sus archienemigos artísticos más peligrosos, y es que no solo es mala, terriblemente actuada y dirigida, sino además aburrida, sosa y “simple”, tratando a sus personajes como lo que no deberían ser: una minoría sin estructura o trasfondo real que justifique la problemática social y emocional que se supone experimentan dentro del film. De nuevo, Sundance se vuelve a parecer al Oscar al premiar tendencias sobre calidad, pero ni siquiera le alcanza para llegarle a los clichés, al entretenimiento o al mínimo interés que despliega la mediocridad del aquel. Terrible y penoso lo de esta edición para los indies (1/5)

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Bedub    


1 comentario

  • Y aqui fue donde la Academia debio haber hecho lo que hizo en su ultima entrega, estaba claro que Roma era la ganadora, pero la Academia no la iba a premiar de ningun modo, porque, a diferencia de Parasitos, Roma era la autentica punta de lanza de Netflix, una pelicula que no tenia que verse en el cine para que nos dieramos cuenta que este es el futuro del cine, uno que Spielberg y compania rechazaron con insistencia y que ahora esta mas que confirmado por el Coronavirus, que para que podamos disfrutar una pelicula no es necesario ir a una pantalla gigante y pagar 12 dolares por verla…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*