5 Cameos de Stan Lee que no son del MCU

Más allá de ser una figura icónica en los medios audiovisuales modernos de las nuevas generaciones, Stan Lee representó un punto aparte en la construcción de personajes y superhéroes en la década de los 60s. Inventor del lado ético y moral del superhéroe, explotó de manera adecuada el lado humanista en el cual las situaciones de la rutina de la vida diaria competían con su magnificencia a la hora de derrotar a los villanos.

El ejemplo más vivo y quizás el personaje más importante en la iconografía de Stan, es por supuesto Spiderman. Dotado de habilidades sobrehumanas, Spidey representa el clásico héroe que en su narrativa individual por medio de comentarios sarcásticos acerca de su patética vida de adolecente, es capaz de salir airoso a pesar de que su vida social se vuelva una pesadilla. Peter representa la cumbre ética y moral de un adolescente, pieza importante en futuros guiños mercadológicos para que un grupo de personas se identifiquen con un personaje. Stan Lee introduce la responsabilidad social del héroe y sus limitaciones como humano.

Así como los peores errores de la sociedad de la postguerra y la modernidad, finalmente el aporte de Lee es su descripción de los problemas políticos que atañen a todos los ámbitos sociales, tales como el racismo, la violencia, la drogadicción etc. Y hace partícipe de esto a sus héroes, los cuales en ocasiones no son capaces de escapar de los mismos defectos humanos.

Lee es un icónico y leyenda en el mundo del comic, lástima que en la actualidad, se le reconociera más por sus cameos, que por haber dado un giro vanguardista y revolucionario al séptimo arte. Descansa en paz Stan Lee

Alejandro Chávez

Recordamos fuera de sus cameos de Marvel, las participaciones más relevantes de Stan en el cine y la televisión, sin olvidar que estas fueron solo pequeñas representaciones en el forjamiento de su leyenda, un icono vanguardista y revolucionario dentro de la estructura narrativa del “héroe” que influyó y abarcó mucho más que las pantallas

 

Bonus. Teen Titans Go! To the Movies (2018)

De entre sus 121 apariciones en el cine y la televisión, Stan realizó más de 60 cameos en series o películas de Marvel, apariciones en parodias de la televisión como los son Mad o Robot Chicken y hasta participaciones en The Simpson, Family Guy y American Dad, sin embargo la cinta animada en cuestión pasará a la historia por ser el único cameo de este icono de la cultura pop dentro de un producto meramente de DC, en donde su versión animada insiste en ponerse a cuadro en un par de ocasiones detonando uno de los momentos más divertidos de esta ya sátira al mundo de los superhéroes aplicable a las dos más grandes casas productoras. Una auto burla exquisita, tomando en cuenta que el 2018 le significaron 10 apariciones, siendo Venom la última de ellas.

 

Muppet Babies (1989)

¿Premonición? Tanto Marvel como los Muppets pasarían a ser propiedad de Disney, pero en un lejano periodo que abarcó de 1984 a 1991, los Muppet Babies irrumpieron en la televisión con sus imaginativas historias, en una de ellas (1989) acompañando al personaje de insignia de Stan, Spider-Man, en un segmento que es coronado con la participación de su propio creador. Los niños tenía que reconocer y conectar con aquella figura generacional, que influyó no solo en la infancia de la generación X, sino también de manera importante en los millennials y desgraciadamente ya solo a través de sus famosos cameos en los centennials (generación Z).

 

The Incredible Hulk (1982-1983)

Con tan solo 13 episodios, la renovada serie animada de Hulk llegó sin mucha suerte a la televisión teniendo a su creador como el principal narrador. Con esto Stan Lee sellaría su primera participación dentro de la televisión y/o el cine junto a su querido alter ego, el Dr. Banner, personaje el cual ya había sido presentando a la pantalla chica solo 5 años después de su creación, cuando en 1966 contó con 39 capítulos en una más recordada primera versión animada, y posteriormente con la serie en acción real que representó el mayor éxito televisivo para Hulk con 5 temporadas y 82 capítulos entre 1978 y 1982. Posteriormente existiría otra muy olvidable adaptación animada en 1996 de tan solo 21 capítulos.

 

Stan Lee’s Superhumans (2010-2014)

De la cadena History Channel, esta por momentos excelente serie documental de 4 temporadas y 30 capítulos, presentaba la búsqueda de Stan Lee y del contorsionista Daniel Browning Smith por otros súper humanos, seres que mediante pruebas e investigaciones proyectaban habilidades físicas y mentales muy por encima del promedio. Algunos más curiosos y/o interesantes que otros, la figura de Stan Lee surtió un efecto inmediato de éxito  prolongando con impacto y buenos números de rating el show hasta 4 años después. Un ideal fantástico dentro de nuestra infame realidad simbolizado por el mismo Lee, hizo que este casting se convirtiera en una especie de metáfora real hacia el proyecto “Vengador”, dejando que la mente del adulto volviera a la imaginería de un niño tal y como el creador de Marvel promovió durante toda su vida y carrera.

 

The Ambulance (1990)

Un producto serie b que ha alcanzado cierto culto por ser uno de los pocos films en mostrar el proceso de creación de un comic, particularmente haciendo alusión directa a la casa Marvel y teniendo a Stan Lee en un poco más que un cameo, siendo el jefe del trágico y surreal protagonista, una especie de proyección humana o metafórico a la estructura básica del “súper héroe”, que bajo el lente del infame pero entretenido director Larry Cohen y gracias a la obvia influencia de Lee, llega a alcanzar momentos de notable entretenimiento. Relegada quizá a un injusto olvido, para los fanáticos de Lee en definitiva valdría la pena desenterrarla en estas fechas.

 

Mallrats (1995)

Si se quiere observar a Stan Lee en todo su ideal fílmico esta pieza de excelencia geek malamente olvidada es la perfecta excusa. Dirigida por el icono noventero Kevin Smith, Mallrats es una ola sinfín de referencias al cine de superhéroes y otros clásicos de cine realmente divertida, que a pesar de arrancar muy floja, es en su relato de centro comercial donde el cineasta alcanza picos de entretenimiento realmente geniales, en mucha parte gracias a su alter ego “Silent Bob” y su eterno compañero Jay. La participación de Lee nuevamente es poco más que un simple cameo, siendo parte de la trama principal y fungiendo como una especie de guía espiritual para un protagonista románticamente confundido. Aludiendo a sus cuentos “Marvelianos”, Lee se acopla perfecto al absurdo de la trama y sus actuaciones en una cinta donde las verdaderas estrellas son sus mismas referencias y homenajes. Es imperativo recuperar del olvido esta pequeña, tímida y muy divertida pieza no solo en estas fechas, sino para la videoteca histórica de cada “geek”.

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*