5 razones que hacen irresistible el Machete de Danny Trejo

¿Cuándo se traspasa esa delgada línea donde un film puede ser ensalzado por sus cualidades o bien masacrado por su serie de imperfecciones? Simplemente en la pretensión artística y/o monetaria del proyecto; pero hay que saber diferenciar. Si bien su cazarrecompensas ha mencionado en innumerables ocasiones que resulta grosero llamar incluso “cine” a productos publicitarios estilo marca “Michael Bay” o televisivos estilo marca “Derbez” (Por mencionar dos casos actuales), la mayoría de los ejercicios audio visuales presentados por cualquier canal, ya sea cartelera comercial o corriente independiente y/o a través de festivales, son dignos representantes del llamado “séptimo arte” gracias a su naturaleza creativa y en la manera de proyectar el sentir de sus inmiscuidos tanto narrativa como técnicamente a pesar de que algunos resultan desgraciada y simplemente malos o carentes de algunas características (ritmo, guion, actuación, ambientación, etc.) que los hacen quedarse en el olvido.

robert-rodriguez-y-danny-trejo

Entonces ¿Qué tiene el –cine- de Robert Rodríguez y en especial este serial que lo hacen tan exquisitamente disfrutable? Sencillo, que el texano no busca ser reconocido como un autor de calidad directiva o artística, siendo sus obras simples plataformas de esparcimiento dedicadas a proyectar una serie de homenajes, parodias, sátiras y estereotipos socio culturales que no solo lo han llevado ya a ser un ente reconocido en la industria y escena internacional, sino que también dicho posicionamiento ha logrado subsanar y poner de moda ciertos formatos que hasta algún tiempo eran impensables para su comercialización, distribución y proyección en celuloide que incluso han influenciado a cineastas con mayores tablas y talento como su amigo y compadre Quentin Tarantino.

Machete-Kills

Robert Rodriguez hace cine, un cine sin pretensiones, un cine divertido y exacerbado en forma y contexto, un cine serie b que aunque muchos no lo crean, comunica hábilmente en un segundo plano una serie de ricas estructuraciones y homenajes a su cultura fronteriza – texana y que es al final de cuentas un blindaje impenetrable de cualquier ojo crítico debido a su propositivamente débil  manera de manejar el lenguaje cinematográfico y su objetivo por entretener a través de su excéntrica serie de viñetas.

Hoy estrena Machete Kills en México, así que analicemos 5 educativas razones del porque la obra de Robert es ridículamente irresistible

 

5. Robert sigue siendo un niño con cine

mkills01

Si algo denota la obra de Rodríguez es que el director se divierte y en serio; ese goce y dicha por hacer cine se proyecta en cada una de sus obras desde que con solo siete mil dólares (los cuales obtuvo por someterse como rata de laboratorio a pruebas de varios medicamentos) llevó a cabo su opera prima El Mariachi fungiendo como productor, guionista, director, fotógrafo y editor. Lo que empezó con un padrinazgo de Columbia Pictures ahora es su propia productora Troublemaker, razón suficiente para que el director cuente con toda libertad creativa que nos lleva en la actualidad a este Machete, personaje surgido en la piel de Danny Trejo desde mucho antes de que el tráiler falso en el ejercicio Grindhouse le diera un nombre (Apareciendo en Desperado de 1995).

Sin duda el sello autoral de Rodriguez es distintivo y creador de muchos gustos culpables, siendo esta secuela desde sus avances un manjar de exageración visual digno de la evolución de su filmografía serie b. Al divertirse, él nos divierte.

 

4. La figura del vengador mexicano

images

Las influencias son claras, una especie de vengador anónimo pero mexicano (La serie b de Charles Bronson es evidente), provisto de habilidades físicas que rayan en súper poderes (Marca su fascinación por las novelas gráficas) y con la caracterización típica del típico “pocho” y “homie” (Serias referencias socio-culturales de su hábitat) hacen a Machete el héroe y vengador mexicano más reconocido desde El Santo (Guardando con mucho respeto su respectiva distancia en el impacto y culto de cada personaje en el cine) ¿El ingrediente principal? Un Danny Trejo capaz de partirle la cara al Capitán América y a Iron Man juntos.

Más allá de que el estereotipo pueda resultar ofensivo, el tono del relato, la concepción misteriosa del héroe  y la cuadrada pero efectiva personificación de Trejo hacen a Machete un icono de la cultura pop moderna que no solo defiende su nacionalidad, sino que le salva el trasero (Ya en 2 ocasiones) a los Estados Unidos ¿Ofensivo? Quizá para los gringos, pues para los latinos el personaje resulta un concepto más complejo de lo que aparenta (¿O que acaso la población latina en suelo estadounidense no  mantiene en muchos aspectos la economía salvándoles el trasero diariamente a muchos habitantes de la supuesta tierra de ensueño?) Ustedes juzguen, nosotros simplemente nos divertiremos con el acartonado, irresistible, violento, ágil y proxeneta Danny Trejo, un cabrón bien hecho y derecho.

 

3. Las auto-parodias de Sheen y Gibson

Charlie-Sheen-es-Carlos-Estevez

¡Ya nadie los quiere contratar! Uno alcohólico, mujeriego y drogadicto y el otro demente, anti-semita y con problemas de ira, tal vez sean mierda y un peligro latente para cualquier producción que ose hacerse de sus servicios ¿Pero para Rodríguez?  Son materia prima de la más alta calidad para desbordar su narrativa satírica y de paso, otorgar a este par de histriones magnánimamente  una forma de reivindicación al aceptar sus errores y proyectar sus excesos a través de sus mismos personajes: Un presidente alcohólico y mujeriego que pedirá ayuda a México para detener a un terrorista que busca crear un mundo de anarquía a través de sus misiles (¿Alguien dijo Apocalypto o The Passion?)

Dos figuras perdidas que más allá de su fama y buenos trabajos dejados en el pasado (Sheen en la comedia y en algún par de cintas ochenteras y Gibson siendo un héroe de acción con buenas tablas histriónicas y hasta con un Oscar en la bolsa gracias a su dirección), ven su verdadero peso en el morbo de sus interpretaciones en Machete Kills, las cuales prometen no solo sostener el relato con una cierta decencia actoral tomando en cuenta el formato, sino al igual que Rodríguez divertirse de lo lindo congeniando la percepción de la audiencia y con sus conflictivas y reales personalidades.

 

2. Un desfile de mamacitas

29507

Dícese de mamacita aquella mujer que esta chula, buena, bonita, guapa, atractiva y/o voluptuosa. Afortunadamente en Machete Kills sobran y existen para todos los gustos: desde la güera americana con escote prominente y cara de “no rompo un plato pero te quebró toda la vajilla” (Amber Head), pasando por la caravana de sangre latina con curvas y acento que matan (Sofía Vergara), violentas un poco más machorras (Michelle Rodriguez) o blanquitas que hablan el español como uno quiere (Alexa Vega), o bien trigueñas de piel perfecta con labios carnosos (Jessica Alba y Vanessa Hudgens), hasta finalmente desembocar en bizarros pero sexys seres que sin duda le moverán la hormona a más de uno… o una (Lady Gaga) ¿Lo ven? De todo, para escoger y hasta para repetir

Coherente con el tono y formato, la proliferación de la bella figura femenina es un ingrediente obligatorio y necesario para el funcionamiento del formato, sin embargo Rodriguez no suele usarla como simple objeto sexual ¡No! El autor decide posicionar a la mayoría de estos hermosos y extravagantes elementos como piezas fundamentales para el desarrollo de la historia a pesar de lo predecible que puedan resultar, por eso seguramente veremos a la femme fatale, a la traidora, a la detective, a las secuaces y al compinche del héroe, ya que seamos sinceros, no soportaríamos ver solamente los pectorales y tatuajes de Trejo por más de 90 minutos.

 

1. Festín de tripas, explosiones y poderes mexicanos

No hay nada más que agregar pues todos conocemos hacia dónde va esto; Rodriguez se manifiesta en todo su esplendor y conforme pasan los años se supera dentro del formato b para ofrecer un aumento de desmembramientos, tiroteos, explosiones, órganos humanos y rostros machacados. Si a esto le agregamos una serie de diálogos hilarantes, un libreto sencillo lleno de clichés y los aspectos antes mencionados, tendremos mucho Machete para disfrutar. Para corroborar esto no hace falta más que ver el tráiler y este fin de semana entretenerse de lo lindo junto a su amada, amado y/o amigos.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


3 comentarios

  • Pues tal parece que los que vivimos en Guadalajara ya la tendremos que ver por otros medios no tan honorables, porque a los genios de Cinepolis y Cinemex, la pusieron una semana en todo DF y algunas ciudades pequeñas de la republica, y ya, fue todo, a la siguiente semana ya no estaba en ningun lado. Tal parece que no le fue tan bien en taquilla en ningun lado. Asi que tendremos que buscarla por medios alternativos. Saludos!

    Responder
    • Ya la puede conseguir facilmente por otros medios estimado pero le advierto es una reverenda jalada, si ud pensaba que Rodriguez habia hecho jaladas con Planet Terror y la primera Machete aqui no hay ninguna pizca de mesura, en verdad, el trailer le queda un 10% de lo que presenciara, pero eso si, muchas risas tendra en sus dos horas de excesivo metraje

      Saludos estimado. Gracias por comentar

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*