6 Películas de Mujeres en el trabajo de sus sueños

Ahora que nuestra querida Cat Movie Lee está estrenando el trabajo de sus sueños, dejando atrás las tortuosas horas como educadora de las nuevas generaciones que se niegan a aprender (O al menos así parece), sus compañeros de Cinescopia le quieren rendir homenaje a su ardua labor en la búsqueda por ese ‘trabajo perfecto’.

Para ello, les dejamos aquí una selección de películas donde las chicas buscan tener su trabajo ideal. Algunas ya lo tienen y otras están por encontrarlo, pero sin duda la búsqueda de ese espacio en que una se siente realizada es una de las búsquedas que toda mujer emprende una vez en su vida…algunas más veces de las que quisiera.

Felicidades amiga Cat por este logro y esperamos que la selección de mujeres luchonas y triunfadoras sea de su agrado, y si no, con que su trabajo lo sea 😉

La Chikilla

 

Working Girl (Mike Nichols, 1988)

Chikilla

Movie-Poster-working-girl-8762648-528-736

La cinta se centra en el personaje de la Griffith (Tess McGill) una chica trabajadora de profesión secretaria en el departamento de adquisiciones de un banco en Wall Street. Su hipócrita, mandona, esclavista y méndiga jefa Katherine Parker (Sigourney Weaver) la menosprecia siempre pues no desea que nadie más que ella sea quien sobresalga en el departamento. Para su desgracia en un accidente, esquiando en Europa, se fractura una pierna y tiene que ausentarse de la oficina. Este será el momento indicado para que nuestra secretaria ejecutiva ponga a prueba su talento y con ayuda de las conexiones de Katherine inicie la labor de hacer una fusión que ha venido estudiando desde meses atrás.

Ayudada por un guapísimo Harrison Ford como el guapo ejecutivo con experiencia, ambos inician el trabajo necesario para realizar ese proyecto ¿Les había comentado que para entonces Tess se estaba haciendo pasar como su odiosa jefa ante los ojos de los clientes nuevos?

Una muy entretenida opción para ver en domingo si su equipo se futbol americano, soccer o béisbol han sido eliminados de las competiciones. Las actuaciones y las situaciones son tan divertidas como aburrido puede ser su trabajo, y es eso por lo que uno no puede a la fecha no sentirse identificado con alguna de ellas porque básicamente todos estamos buscando nuestro trabajo soñado (O todos tenemos un jefe gandalla)

De las pocas cintas con Melanie Griffith en que en realidad actúa y no lo hace mal, es más, hasta ganó el Globo de Oro por esta película… aunque usted no lo crea. Claro, eso era cuando aún podía mover su cara, antes de tanta cirugía y botox y alcoholismo, básicamente en su mejor momento.

Sigourney Weaver es la villana que en realidad solo actúa como todo superior buscando ser indispensable para la compañía en que trabaja. Está tan sobreactuada que uno agradece que su aparición sea solo en unas pocas escenas. Y de Harrison Ford ni que decir. Está solo cumplidor.

Esta es una de esas pelis churreras de los 80’s donde ya sabes en que va a terminar todo el asunto. El hombre rico que se enamora de la luchona chica pobre que es humillada y sale victoriosa luego de rebelarse a la injusticia. Sinceramente no entiendo cómo pudo estar nominada a los Globos de Oro pero si vemos que los BAFTA tienen nominado a Matt Damon y excluyeron a The Room y Mad Max, pues es de entenderse que esta clase de errores sean comunes en las premiaciones.

Pero buena o mala la cinta nos muestra a una chica luchadora en busca de sobresalir en un trabajo que viene siendo su sueño y dado que nuestra compañera Cat acaba de conseguir dicho emple,o pues es un ejemplo de que una mujer puede tener éxito en su desempeño laboral sin tener que besarle el trasero a nadie.

¡Animo señorita! Le deseamos todo lo mejor.

 

Elizabeth: The Golden Age (Shekar Kapur, 2007)

Dr. Dark

713aePJE6nL._SL1500_

Secuela de Elizabeth (1998), la cual narra el ascenso y primeros años del reinado de Isabel I de Inglaterra (1533-1603), nos cuenta la defensa que la reina emprendió para mantener su posición y la unidad de su reino ante la terrible amenaza de la descomunal Armada Invencible del rey español Felipe II, que invadirá tierras inglesas para destronar a la soberana.  A su vez, la reina deberá lidiar con múltiples intentos de asesinato y con conflictos románticos que llevarán su resistencia al límite.

Con valor y determinación, además de mucha astucia y la oportuna aparición de una tormenta, la reina guerrera repelerá los intentos del villanísimo Felipe II de instaurar en la progresista Inglaterra el oscurantismo, además de resignarse con entereza a su papel de “reina virgen”, madre  protectora de todos los británicos.

Si bien se trata de un relato hagiográfico plagado de imprecisiones históricas y una severa carga ideológica que la convierten en todo un panfleto propagandístico anti español y anti católico, resulta en un efectivo relato que demuestra de nuevo que aquello del “sexo débil” no es más que un mito.  Si bien me cuento entre los inconformes ante el negativo e impreciso retrato que la película hace de los españoles y de la Iglesia (apenas un año más tarde, los ingleses atacaron Portugal y otras tierras españolas  y fueron hechos picadillo,  pero bueno… ) no tengo dudas en que la Reina Isabel fue una gran soberana que consolidó el poder y la identidad de su patria  y todo lo hizo sin la guía, ayuda o protección de un hombre.

¡Felicidades, Cat! Y que sea sólo uno de muchos más éxitos.

 

The Artist (Michel Hazanavicius, 2011)

Ed Sunderland

The-Artist-Poster

Revisando películas que toquen la temática de mujeres que encuentran o están en busca del trabajo de sus sueños para la señorita Cat, si bien el cliché de “irse a Hollywood para ser actriz” ya es uno que hoy en día sólo se usa como una parodia de sí mismo, The Artist logró revitalizar la historia tradicional al darse cuenta de que la fórmula está en contarla por los métodos tradicionales.

Entonces tenemos una historia simple, conmovedora, la cual desgraciadamente debido a su fórmula y sus métodos no ha sido referenciada tras 5 años de su lanzamiento, a pesar de ser la película más galardonada de la historia (lo cual demuestra cómo parte del reconocimiento vino por haberse estrenado en el aniversario del cine), pero a pesar de no haber aportado nada nuevo, es raro que considere la opción de que se pueda disfrutar una película “sin compromisos” como un motivo para verla, sus valores son más técnicos, la coreografía es excelente, y las actuaciones están a la par de cualquier película muda de la época a la que se está emulando, y hay un muy buen manejo del ritmo y escenas genuinamente simpáticas.

Bajo cualquier contexto en el que se busque buen cine, ésta es una de las opciones más eficaces.

Zero Dark Thirty (Kathryn Bigelow, 2012)

El Fett

onesheet

Audaz, incansable  y talentosa en lo que hace, tres características que comparte nuestra Cat Movie Lee y Jessica Chastain en el personaje de una agente del gobierno americano que no descansará hasta tener la cabeza de Bin Laden en su plato de merienda.

Queda claro el amor por su chamba de parte de la agente pelirroja al año con año e infortunio tras infortunio nunca rendirse en su meta laboral, incluso sacrificando su vida social, amorosa y digamos, un poco de su salud mental. Kathryn Bigelow a través de una dirección trepidante, no solo te obliga a la empatía con la protagonista intimando en cada aspecto de su misión, sino que también te suspende en un estado de tensión constante y máxima hacia el acto final de su film, en donde todos los frutos del trabajo serán por fin recompensados.

Una soberbia interpretación de Chastain (A la cual le robaron el Oscar aquel año) convierte a este personaje y a esta cinta en un símbolo equilibrado del feminismo y el americanismo por igual, mostrando en contexto las dos caras de la moneda, la tragedia de un pueblo, la crueldad del otro y viceversa.

Afortunadamente nuestra Cat hasta ahorita no se nos ha convertido en una “adicta al trabajo” al grado de sacrificar a todo y todos a su alrededor, sino todo lo contrario, siendo una persona muy apoyada por los que le rodean y especialmente amada por cierto lobo que merodea en Cinescopia.

¡Felicidades mi estimada! Usted sabe que se le desea lo mejor ¡Todo el éxito en esta su nueva etapa!

 

The Help (Tate Taylor, 2011)

Kim Tobías

The-Help-Poster

Y no podía faltar en esta lista la película de afroamericanos (digo, para variar), aunque el papel con el que mi Sis Cat Movie Lee seguramente se siente algo identificada es en el la güerilla de Emma Stone, Skeeter, una joven chica con aspiraciones de escritora que regresa a su ciudad natal, en donde pronto se dará cuenta de la situación que viven las sirvientas afroamericanas (siendo ella criada por una) y tratará de hacer, secretamente, un libro donde las criadas relatan sus vivencias como nanas de la gente blanca. Encabezadas por Aibileen Clark (Viola Davis) y una irreverente Minny Jackson (Octavia Spencer) la historia nos acerca al punto de vista de las sirvientas ‘de color’, mostrándonos la discriminación y las injusticias a las que muchas veces son sometidas por parte de la familia que las emplea.
Basada en la novela homónima, este filme ambientado en los 60’s nos refleja los prejuicios de la época, una historia entretenida con excelentes actuaciones femeninas que contiene drama, espléndidos toques de humor y una chica decidida a crear una diferencia siguiendo sus ideales. Una cinta de superación que demuestra que las adversidades no son nada si al final se quiere lograr algo, feminazi a morir pero no por eso dejamos pasar esta bonita moraleja.

 

Devil Wears Prada (David Frankel, 2006)

Arquicruz

The-Devil-Wears-Prada-Poster-the-devil-wears-prada-17769727-525-755

Adaptación de la novela homónima de Lauren Weisberg, libro en el que dicen las malas lenguas, que se inspiró a partir de su propia experiencia cuando laboró para la editora de la conocida revista Vogue, Anna Wintour. En la adpatación que por fin pude ver, vemos a la siempre bella Anne Hathaway como la aspirante al puesto de la revista Runway, cuya jefa es la favorita del premio Oscar, Meryl Streep; la cual interpreta a la villana de villana en cuanto al Universo de los Godínez se refiere.

Si bien aquí no se interpreta a una mujer en el sueño de su vida, he incluso al final las posibilidades quedan abiertas a que o a que no, pero es para recordar como cada uno de nosotros experimentamos este tipo de situaciones por lo menos una vez en la vida. Ese trabajo que practicamente nos esclaviza casi hasta el punto de volvernos locos (a veces hasta literal) pero por alguna razón que casi raya en el síndrome de Estocolmo, no renunciamos.

Esta cinta se aleja por mucho de mis estandares de película, no puedo dejar de pensar en ella como un claro ejemplo en esta época donde es común acabar como un workaholic al ver como el personaje interpretado por Hathaway, Andrea Sachs, debe pasar las de Caín para satisfacer el cúmulo de peticiones que rayan en lo imposibles de su tiránica jefa, cuya personalidad se acerca mucho al perfil de una sociópata.

Así que mi querida y estimada Cat, ya dejó atrás ese bosque de espinos y sufrimientos que hasta parece cliché de la vida que uno debe sufrir antes de conseguir un trabajo acorde a nuestras expectativas, recuerde que al final todo sirve como experiencia.

¡Mucha suerte!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*