9 Héroes “Papirris” de Acción de los 90’s y 80’s para celebrar a Chikilla

Corría el año… que no les voy a decir, por no contar con la aprobación de la involucrada, pero en esa gloriosa fecha, hizo su aparición en “la sultana del norte” nuestra querida Chikilla. La luz en los ojos de su padre, hija de familia, y de una muy buena. Bravilla desde huerquilla y contestona a más no poder. Ni dejada, ni agachona, más regia que “El Bronco” y más cabrita que el cabrito.

Su fortaleza es inversamente proporcional a su tamaño, que no lo distraiga su menuda figura, porque sobre sus hombros descansa una mente brillante, y su pecho acoraza un inmenso corazón. Quienes tenemos la suerte de conocerla, sabemos la nobleza que se esconde detrás de la rabia asesina que  asoma ante la menor  injusticia; lo mismo hemos llorado con ella sus penas, como compartido sus carcajadas en una sala de cine, claro que nunca lograremos alcanzarle el tono.

13820556_1096799647055399_1834626408_n

 

La Chikilla es capaz de aplastarnos con la precisión de su memoria cuando de nombres, datos y fechas cinematográficas se trata, ¡ah!, pero no le pida el suero antialacrán,  porque seguro lo deja olvidado sobre el garrafón del agua junto a su monedero, las llaves de la casa y el USB con su último post.

Amante del cine oriental y de los “Papirris” de ojos jalados y piel amarillenta; de las novelas gráficas y los comics. La Chikilla pierde la cabeza por los “X Files” y llora a mares junto con sus lectores, con las series animadas de su infancia. Siempre lista y presta para la fiesta, no hay obstáculo que la detenga cuando de cumplir su misión se trata, así tenga que cargar cual “El Pípila” una piñata en el lomo.

Es un titán y una bolita de algodón al mismo tiempo, un ser humano extraordinario del que estamos muy orgullosos de decir que es “nuestra amiga”. Chikilla, de parte de todos los que integramos Cinescopia, incluido el Sr. Bedub, le deseamos un maravilloso cumpleaños, que alguien se aplique con el carbón porque la carne asada está a punto de comenzar.

Patricia Bañuelos

 

Double Impact (Sheldon Lettich, 1991)

Mrs. Punisher

 serious

La década de los 90s fue la época dorada de Jean-Claude Camille François Van Varenberg, mejor conocido como Jean Claude Van Damme. El alguna vez campeón de karate de Europa (1979), nació un 18 de octubre de 1960 en Bélgica, por lo que los rumores de que es muy belga (sin albur) están bien sustentados.

Van Damme hizo una película por cada año de esta década (dos en 1993), en cada una de ellas luciendo espectacular, nunca se enseñó a actuar el pobre, pero bueno, eso no nos importa mucho, el que llene los requisitos como “Papirri de Acción Noventero” es suficiente.

Para celebrar el cumpleaños de la Chikilla escogí una película en donde no tenemos un Jean Claude Van Damme, sino dos. Así que saque sus cuentas, si nuestro querido belga (sin albur) daba unas 120 patadas por película, en Double Impact las dio al por mayor.

En esta cinta los padres de Chad y Alex (Jean Claude Van Damme) son asesinados por la mafia china cuando ellos son apenas unos bebés. Los niños crecen separados sin saber la existencia del otro, hasta que se juntan al cumplir los 25 años.

El director Sheldon Lettich se dio a la tarea de hacer un guion espantoso del que hizo a Van Damme partícipe. El resultado: una trama ilógica que ni con tanta patada toma sentido. Pero bueno, en este tipo de películas lo único que importaba era ver la fisonomía del bien torneado belga (sin albur).

Los legendarios splits de Van Damme tomarán la personalidad de cada hermano, así que tendremos splits de unos y de otros, splits con pantalones ajustados, con bermudas rosas y splits con unos maravillosos leggins azules que no podré borrar de mi subconsciente nunca.

Mi querida Chikilla créame que disfruté cada momento de volver a ver esta cinta noventera de acción pero en tonos pastel. En serio que podría jurar que Wes Anderson hizo el diseño de vestuario para esta cinta. Me hubiera encantado verla con usted y grabar sus carcajadas para la posteridad. Venga pues el mejor de los cumpleaños, el primero que festeja con la bola de locos de Cinescopia, mi regalo para usted, es el traserito del belga (sin albur) envuelto en un bello tono azul chiclamino al que le pienso poner un gran moño. ¡Que lo disfrute y feliz cumpleaños!

 

Cambiando el destino (Gilberto de Anda, 1992)

Cat Movie Lee

 vuela-vuela-dance-o

Ah, los 90s… el despertar de las pasiones juveniles, las series que por primera vez nos hablaban a la chaviza, el canal 5 esplendoroso; la adoración a los falsos ídolos, la dona del cabello en la muñeca, las camisas de franela amarradas a la cintura y un sinfín de cosas ridículas que nos parecían sorprendentes y fascinantes, entre ellas, nuestros artistas haciendo películas. Oh sí. Vivimos la fiebre de amor en la gran pantalla entre Lucerito y Luismi, La Guzmán y Omar Fierro, la bolita que subía y bajaba de Garibaldi y para desatar en extremo ese mar de hormonas sin control, pudimos echar taco de ojo en una historia sin sentido (como si algo en aquella época lo tuviese) con los 5 muchachones de Magneto. Una avioneta y los pretextos hechos canción para juntos, creer que podríamos cambiar el destino. Hágame usted el favor.

Apenas hará un mes que anduve yo recordando aquellas canciones con un auditorio repleto de mujeres de aquella generación y comentando sobre la cinta que hoy he pensado como ideal para celebrar su cumpleaños.

Cambiando el destino fue estrenada por allá en la primavera del 92, con un reparto que incluía a Evita Muñoz “Chachita” unos jovencísimos Gabriela Platas y Ernesto Laguardia y los 5 magnetos.

La trama, grandiosa, lo suficiente como para ver los torsos desnudos de Charly, Maury y Alex… a Tono y a Alán, dejémoslo en que cumplieron con sus respectivas partes. Uno siendo el gracioso y otro siendo el que canta. Un avión que se pierde en su ajetreada gira por culpa de una pizza, una avioneta que se cae en medio del desierto antes de llegar a Los Ángeles y los magnetos haciéndonos delirar entre sudores, calores y 40 grados… al final, el bien vencerá, sobrevivirán gracias a la suerte de encontrar un convento y un indio yaki que les harán el paro para que su avioneta vuelve vuele y logren durante 90 minutos, cambiar el destino. Pura cosa bonita.

En fin, mi querida Mirna, que sirva esto para festejar su día, que siga habiendo para usted bombones por los cuales derretirse y que la vida le preste todo el tiempo para que los siga contemplando.

Muchísimas felicidades J

 

Die Hard (John McTiernan, 1988)

Kim Tobias

93887-well-well-well-gif-Bruce-Willi-b5vE

¿Cómo dejar a un papi como Bruce Willis fuera del conteo? Y es que aunque a este hombre siempre lo conocimos “madurito”, no cabe duda que su personalidad de macho formal resultaría bastante atractivo para las féminas incluso haciendo sexys esas tempranas entradas en su escasa cabellera. Fue precisamente esta cinta, Die Hard, la que lo catapultó a la fama como héroe de acción, y es que la inspiración de Taken no viene de otra cinta que la protagonizada por John McClane, un ex policía que tiene la fortuna de encontrarse en un rascacielos en el momento en que es atacado por un grupo de criminales que toman como rehenes a todos los presentes, entre ellos a la esposa de Willis.

Aun así debo admitir que a Bruce le funcionó lo de los bueno vinos y no es precisamente en esta película donde goza de su mejor momento sino unos cuantos años después por ahí de Pulp Fiction... Pero bueno, creo que Chikilla concordará conmigo que este hombre es digno de apreciar en cualquier presentación y es en parte su masculinidad lo que le dio ese aire de sex symbol que no pasó de moda sin importar cuán calvo se volviera. Y volviendo a Die Hard, definitivamente es todo un clásico de acción de los 80’s con Navidad incluida por partida doble, pues seguramente nuestra querida autora también se deleita con el gran Alan Rickman en sus mejores tiempos ????.

En fin, solo queda decirle a Chikilla “Yipi Ka yei motherfucker” ¡Feliz Cumpleaños mai friend! Que vengan muchos más días de estos y otros muchos de doramas para disfrutar ???? Abrazoooo!

 

Darkman (Sam Raimi, 1990)

Dr. Dark

lnwh

Antes de ingresar, tardíamente, eso sí, al club de los rucos rompe madres con la ya devaluada trilogía Taken, Liam Neeson había hecho sus pininos en el cine de acción con este soberano bodrio, arquetípico churro de los años noventa que no obstante representa un buen divertimento que con los años alcanzaría el estatus de culto, además de brindar un impulso definitivo a la carrera de su director.

Neeson ofrece una buena actuación como el Dr. Peyton Westlake, dedicado científico quien pasa sus horas perfeccionando su mejor creación: piel sintética para víctimas de quemaduras. El éxito ha sido solo parcial, pues pese a lograr una piel casi humana pie completo, esta es inestable y se degenera en unas horas, lo que lo lleva a obsesionarse y de paso descuidar a su linda chica Julie (Frances McDormand).

Louis Strak, el jefe de Julie, esta invocado en turbios negocios y contrata a Durant, poderoso jefe criminal, para enviar a sus matones al laboratorio de Westlake en búsqueda de documentos incriminatorios. En el proceso, el laboratorio es incendiado y Westlake con él, resultando horriblemente desfigurado y dado por muerto. Sin embargo ha sobrevivido, y gracias a tratamientos experimentales desarrolla reflejos y fuerza aumentada, además de perder sensibilidad al dolor, aunque sufre también de inestabilidad mental. Reformando su laboratorio, usará la piel sintética que ha creado para asumir diferentes personalidades y así maquinar una elaborada venganza en contra de quienes le destruyeron y a su vez estar de nuevo al lado de Julie.

Personaje que representa el modelo de vengador oscuro, Darkman expandió su vida en poco conocidas secuelas, cómics y hasta un videojuego. Y lo confieso: el diseño del personaje alcanza niveles épicos de “badassery“. Su frase heroica es de antología: “I am everyone and no one. Everywhere. Nowhere. Call me…Darkman“.

¡Felicidades, chikilla! Y que sigas con nosotros mucho tiempo más disfrutando y comentando del buen cine…y burlándote del que no lo es.

 

Point Break (Kathryn Bigelow, 1991)

Bedub

giphy

Odio el cine de acción; me parece vacío, falto de inteligencia, conformista y destinado a un público idiota y poco exigente. Sin embargo siempre existe la excepción a la regla y a mi parecer lo que hace distinta esta película a las demás es la estructuración de los personajes donde el rol de la amistad sobrepasa el típico juego del gato y del ratón. Donde los malos no son tan malos y los buenos no son tan buenos, lo que da mucho al juego de la percepción del espectador sobre qué bando tomar.

Un policía es enviado a investigar una serie de robos a bancos hechos por una banda llamada los ex presidentes, se cree que son unos surfistas que hacen esto para poder conservar su vida nihilista. Al conocer al líder de la banda se encuentra con un tipo arriesgado, temerario y quizás no tan lejos de sus propios ideales. Es tan grande su admiración que incluso duda de seguir con el caso y arriesgar la amistad que ha construido.

Como decía, uno de los pocos ejemplos del cine de acción que permite manejar muchos matices y no se decanta únicamente en escenas de acción injustificadas.

Feliz cumple Mirna, ten en cuenta que una excepción a la regla. No veas más películas de acción.

 

Aliens 2 (James Cameron, 1986)

Arquicruz

a7SCUyb

Era verano en Monterrey, el lugar se llamaba los Carruajes o algo así; había quedado con una tal Mirna Galván quien se encargaba de un periódico del ahora occiso Smial Moria (si, un fangroup de Tolkien)  para poner una de mis tiras cómicas en este.

Lo divertido es que yo tenía 20 años y era infinitamente más ñoño y teto de lo que soy ahora, tanto que cuando llegó Mirna, quedé como toda una nenita católica de rancho a la hora de ordenar algo, ya que yo pedí una gaseosa con hielos y ella una Indio bien muerta. Desde ese día no deja de echarme en cara lo princesa que me vi.

Pero hablemos de cintas y si de héroes machos debemos hablar que mejor que el cabo Hicks interpretado por el incendio de hormonas que fue Michael Bienh en aquellos años y que aun despierta pasiones bajas en el sucio y travieso subconsciente de nuestra cumpleañera. Un soldado duro y valiente que enfrentó a la amenaza más cabrona que haya conocido la humanidad: El brutal e implacable Xenomorfo.

Una de las mejores cualidades de Hicks es que en lugar de permitir que la testosterona nublara su juicio y no permitir que el patriarca opresor que llevamos dentro hiciera al lado a la única persona que sabía algo sobre estas letales criaturas. La no muy bella pero si muy letal Teniente Ripley.

Incluso podemos ver cómo nace una especie de romance intergaláctico en medio de tanta muerte, sangre ácida y destrucción. Pero parece que esa unión no es consumada por los resultados de Alien 3, pero Ridley Scott junto con Neil Blomkamp le dijeron fuck you a Fincher y han hecho borrón y cuenta nueva.

Es por eso que ese Hicks es el macho con pelo en pecho, lomo plateado que la hace falta en la vida a la chamaca, que pueda comprender que la jefa del ruedo es la Chikilla y que las emociones están ya que ella tiene un fuerte compromiso con la soltería, sus doramas y series de todo el mundo.

Pues muchas felicidades chamaca, algún día tendré el varo suficiente para pagar una prueba de carbono 14 y saber tu verdadera edad, mientras tanto diremos que eres más joven que Chabelo.

Que te la pases a toda madre y neta, que chingón contar con amigas como tú 😉

 

Mad Max (George Miller, 1979)

Ed Sunderland

Mad-Max

La idea del “lone ranger futurista” la crea George Miller con Mad Max. Uno podría decir que esa estética se muestra más interesante en la versión del 2015, y tendría razón, pero la propuesta de Miller aquí es mucho más interesante debido a que fue una idea original, pertinente, y con una historia emocionante y satisfactoria.

No quiero profundizar mucho en el argumento porque me parece innecesario, es un clásico que todo mundo debería conocer ya, así que prefiero explicar por qué me gusta tanto ésta película. Primero que nada, fue hasta el estreno de Clerks de Kevin Smith, la película con mayor ganancia en relación a su presupuesto, habiendo costado solamente trescientos cincuenta mil dólares, con una recaudación de cien millones de dólares a nivel mundial. Eso no se refleja tanto en el contenido, pero es interesante, en especial para una película tan poco convencional en términos narrativos. Me gusta catalogar a ésta película como un western post-apocalíptico. Cuenta con la simpleza y la crudeza de éste tipo de relatos, pero la perspectiva única y visceral de Miller para filmar escenas de acción, y un extraño trabajo de caracterización, por no decir más, convirtieron a ésta película en un clásico de culto instantáneo, lo cual permitió una secuela unos años después.

No es una película perfecta, de ninguna manera, pero sus fallos se pueden pasar de largo, ya que no tiene el suficiente enfoque dramático como para que la suspensión de credibilidad afecte la experiencia.

En definitiva, es de mis favoritas sobre la temática del post, y una justa recomendación para la Srita. Mirna y cualquiera interesado en el lado rebelde de la cultura que concibió a esta obra.

 

Cobra (George P. Cosmatos, 1986)

Mr. Wolf

81964203

A punto de cumplirse treinta años de su estreno, Cobra sigue siendo uno de los hits ochenteros, donde abundaban los héroes que vivían por y para salvar a su patria. Y cuando hablamos de patriotismo, EUA se lleva el galardón al primer puesto.

No sé si el personaje interpretado por Sylvester Stallone sea el típico “papirri” (¿se dice así?) que le entusiasma a nuestra querida Chiquilla. Pero lo que sí sé es que podría cumplir las expectativas de cualquiera fémina o, por lo menos, en los ochenta, sí levantaba pasiones entre las mujeres. Pero seamos sinceros, Marion Cobretti, no era guapo, pero su marcado talante chulesco, sus músculos, su “chupa” (cazadora) de cuero, sus gafas de aviador, su Mercury Coupé de 1951 y su palillo en la boca eran las armas con las que levantaba suspiros entre las adolescentes (y las no tanto) de aquella época.

Dirigida por George P. Cosmatos (Tombstone) y protagonizada por Sylvester Stallone, Brigitte Nielsen (pareja de Stallone por aquel entonces) Reni Santoni y Brian Thompson. Bajo un guion del propio Stallone, basado en la novela Fair Game de Paula Gosling. La cinta se enfoca en una organización criminal compuesta por una serie de asesinos que están sembrando el pánico entre los habitantes de la ciudad. Marion Cobretti “Cobra” es un policía que está buscando a un psicópata, conocido por el nombre de “el carnicero nocturno” pero detrás de este personaje se esconde esa grupo de fanáticos “Nuevo Orden”, cuyo fin principal es eliminar a los más débiles y que el mundo esté dominado por los más fuertes.

Entonces aparece el personaje de Ingrid (Brigitte Nielsen) una modelo que logró escapar de uno de los ataques de la banda de criminales, pero que está en busca y captura por ser la única testigo de dicho ataque. Marion Cobretti la protegerá sacándola fuera de la ciusad y empezará a enfocarse en el caso. Entonces aparece un topo del departamento de policía que revelará el lugar donde se esconde la chica.

Estimada Chiquilla, le deseo todo lo mejor en este día y que todos sus propósitos se cumplan. Y lo más importante de todo, nunca pierda esa sonrisa que tanto la caracteriza. Muchas felicidades amiga!

 

Kindergarten Cop (Ivan Reitman, 1990)

El Fett

tumblr_m7e23tzscj1rvcjd7o4_250

Imagine usted mi estimada a un austriaco fisiculturista altamente efectivo para matar y con más dopaje que toda la delegación olímpica Rusa decirle a usted “Que le pertenece”. Estoy seguro que como lo muestra el gif, su rostro se sorprenderá y enseguida se dejará cargar y derretir entre sus brazos ¡Pero eso no es todo! El hombre perfecto “este” a pesar de que nunca aprendió hablar bien el inglés, también sabe ser bueno con los niños y meterse de Maestro de un kínder ¿Lo recuerda?

Hablamos por supuesto de la comedia de acción Kindergarten Cop, dirigida por el conocido Ivan Reitman y protagonizada por su “papirri” mortal Arnold Schwarzzeneger, el cual fue arropado por un reparto femenino muy decente que incluía a la ganadora del Oscar Linda Hunt y a la bella Penelope Anne Miller, la cual se dejó ver en algunas películas noventeras. A pesar de la inutilidad actoral de nuestro amigo musculoso, déjeme decirle que la ligera trama y los carismáticos y enfermos escuincles también ayudaron a que nuestro detective, convertido en un adorable maestro infiltrado, regale un par de momentos entrañables en un al menos decente encausamiento cómico. Recordará usted a Arnold en variadas escenas con sus niños siendo el hombre perfecto, golpeando papás hijos de puta y con las últimas técnicas escolares de motivación y desarrollo infantil que dejan ver a todos los docentes y psicólogos como amateurs. ¿A poco no prefiere a este para que le vaya a asar las carnes sosteniendo el asador con una sola mano y con 4 chiquillos cargados en los hombros? ¡Olvide usted los glúteos del Van Damme, al siempre derrotado Biehn, al sobrevalorado pelón del Willis y demás sustitutos! Este es “EL EXTERMINADOR”, “El Gobernador” El único y cautivante Arnold

Mi estimada Mirna, reciba usted mis mejores deseos en este su cumpleaños. En este poco tiempo de conocernos puedo asegurar y dar constancia de su calidad humana, de su hospitalidad y de su fantástico humor y forma única de ver la vida. En esta su celebración también aprovechando darle las gracias por formar parte de esta familia.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

  • No saben como disfruté de leer su post de cumpleaños, reí y lloré por igual… mil gracias por aguantarme en este digno espacio de crítica objetiva, y subjetiva también 😀
    Muchas gracias por tomarse la molestia de enumerar a mis papirris de acción noventera. chamaka, ese poster está matón… me sentí de vdd como ese meme de Putin sobre el oso gris.. así de poderosa! jajaja
    Acción 80tera 90tera… la más mala pero la mas buena de todas. El Sinsentido en su máxima expresión, solo antes de Sharknado jajaja mil gracias a todos por el detalle <3

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*