AggRetsuko: Porque todo Godínez lleva una Retsuko en su interior

El otro día estaba buscando en Netflix algo más que ver porque ya había terminado de ver Perdidos en el Espacio. Y me topé un anime llamado AggRetsuko (Aggresive Retsuko o Aguresshibu Retsuko como se pronuncia en japonés).

En un inicio solo buscaba algo que no durara tanto para poder ver mientras venía casa a la hora de la comida y que no me dejara picada queriendo más, y pensé este anime se ve ñoño, seguro no me gusta tanto y me sirve para pasar el rato. Pues no.

Aggrestsuko es la historia de vida de todo godín de oficina, imposible no identificarse con Retsuko o alguno de los personajes que la acompañan.

La historia gira alrededor del día a día de Retsuko de 25 años( soltera, escorpión,sangre tipo A+) y de sus antropomórficos compañeros de oficina en el departamento de contabilidad en una empresa de compra-ventas. Retsuko es una tierna empleada que recibe toda clase de abusos de sus jefes y compañeros; está harta de trabajar y aunque secretamente desearía renunciar, no se atreve a hacerlo porque su economía no se lo permite.

Cada día al finalizar su jornada, una Retsuko harta de su vida laboral acude a un karaoke a desahogar su frustración cantando… DEATH METAL.

A lo largo de los 10 episodios de la primera temporada podemos ver cómo la vida de Retsuko va cambiando al abrirse más con sus compañeros de trabajo, para bien y para mal; como la vida misma en cualquier oficina.

Junto a Retsuko, la tierna panda roja, tenemos a una serie de personajes que van desde los amigos de la oficina, la chismosa, la doble cara, la bonita manipuladora, los superiores que la aconsejan y sin faltar el jefe DE MIERDA y su Lame Botas favorito… Todo como en la vida de cualquier godín de oficina alrededor del mundo.

Personajes

Retsuko – Panda roja, 25 años, soltera, sangre A+, su hobby es ir al karaoke y desahogarse cantando DEATH METAL

Fenneko – Feneco, zorro del desierto, amiga de Retsuko. Su gran capacidad de observación hace que deduzca el carácter de una persona al descubrir sus hábitos

Haida – Tipo de hiena, trabaja en el mismo departamento con Retsuko, luego de 5 años comienza a ver a su amiga de un modo distinto. Se preocupa mucho por ella.

Ton – Cerdo, pues si, el cerdo del jefe, no podía ser de otro modo. Cerdo machista abusivo que sobrecarga de trabajo a Retsuko y la persona a quien ella más odia secretamente de toda la oficina.

Gori – Gorila, trabaja para el director de marketing en la misma compañía y asiste a la misma clase de yoga que Retsuko. Es una de las superiores que admira y aconseja a Retsuko.

Washimi – Ave Secretaria (acabo de descubrir que hay un ave que se llama así, secretarybird), es la asistente del presidente de la empresa, acude a la misma clase de yoga que Retsuko y es la otra superior que la aconseja para ayudarla a mejorar su vida laboral

 

¿Qué hace diferente a Retsuko?

Para empezar su origen. Retsuko viene de la empresa Sanrio. La misma que nos ha entregado tiernos personajes antropomorfos donde la reina es y será Hello Kitty. Sin embargo para esta serie, lo que sorprende es que la empresa que se caracteriza por sus personajes tiernos (kawaii), permita un lenguaje digamos ‘algo violento’ en nuestra protagonista.

Y es que Sanrio nos tiene acostumbrados a personajes tiernos, tan tiernos que puede darnos diabetes de solo verlos… Y Retsuko no es la diferencia, es muy tierna en su modo frágil pero una vez que la furia llega a ella, sale el demente metalero que lleva dentro y se transforma por completo, dejando escapar toda la ira y frustración de su vida laboral.

Retsuko es también un ejemplo claro de la vida laboral de millones de mujeres alrededor del mundo que tienen que lidiar con compañeros y jefes machistas en empresas donde el bienestar de los empleados no es parte de sus políticas, o bien, no es algo que se ponga en práctica. Millones de mujeres trabajadoras lidian a diario con comentarios misóginos y denigrantes, son objetizadas por sus mismos compañeros y jefes e incluso abusadas y tratadas como inferiores a sus compañeros masculinos donde por el simple hecho de ser mujer, la paga es menos aunque la cantidad de trabajo sea la misma.

Pero sin querer meter el dedo en la llaga feminista y si les gustaba la serie de Hello Kitty por allá de los 90’s, ésta seguro les va a encantar. No puedo más que recomendarla y rezar para que Netflix y el estudio Fanworks nos entreguen pronto otra temporada porque en la vida de un godín ningún ciclo es eterno y aunque el final es lindo, nos quedamos deseando ver más y más de este tierno personaje con una vida laboral que se puede parecer a la tuya o a la mía… o a la de cualquiera.

Espero la recomendación les guste y nos digan qué les ha parecido a ustedes.

¡Hasta la próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Los comentarios están cerrados.