Bohemian Rhapsody: Más de dos horas de maravillosa música

¡Ok! Soy muy fan de Queen. Amo su música y claro que moría por ver esta película que en su publicidad reza “Lo único más maravilloso que la música de Queen, es la vida de Freddie Mercury”. Salí de la premier de prensa extasiada, ahora sí que borracha de Queen. Me pareció maravillosa la película. ¡Pues, cómo no! Empieza con Freddie Mercury a punto de subir al escenario del legendario concierto Live Aid en 1985, después hace un tremendo flashback y nos remonta a 1970, cuando este trabajaba de maletero en el aeropuerto y dedicaba sus fines de semana a escuchar, en un bar universitario, una banda llamada SMILE, que en un futuro sería QUEEN. La película lleva un buen ritmo, vemos cómo van naciendo las canciones más emblemáticas de la banda, cómo se va desarrollando, poco a poco, el éxito musical y lo grandes que llegaron a ser. Revive el concierto de Live Aid y está hecho de una manera que nos hizo sentir que estábamos en el estadio Wembley en aquel memorable día.

Ya que me pasó la euforia (y después de twittear que la película era lo máximo), me llegó la cruda y, con ella, el razonamiento de la película. Sí, es una cinta con buenas actuaciones, cabe destacar a Rami Malek, que interpreta a Freddie Mercury, lo hace muy bien, aunque la caracterización raya en lo caricaturesco. Como Brian May está Gwilym Lee, como Roger Taylor, Ben Hardy y a John Deacon lo interpreta Joe Mazzello, que les ayuda más el parecido que logran, que la actuación. Actúan, también, Tom Hollander, Mike Myers, Allen Leech, Lucy Boynton y Aaron McCusker entre otros más. La dirección es de Bryan Singer, a pesar de que fue despedido de la película casi al término de la misma, por problemas personales.

Se dice que es una Biopic de Freddie Mercury, pero, siendo objetivos, es un versión muy cuidada y demasiado superficial para lo que sabemos que, realmente fue la vida del vocalista de la banda. Si bien, nos presentan un gran músico, con un carisma impresionante, los temas personales como su familia y su sexualidad son tratados muy superficialmente. Le hace falta profundizar en el conflicto con su padre, solo se ve un pequeño disgusto al principio y una rápida reconciliación al final. El asunto del alcohol y las drogas no se ve nada grave, de hecho, hay una escena donde sugieren que usaron coca y parece, más bien, que se les tiró el azúcar en la mesa, no se ven arriesgados, ¡vaya! Y si no se arriesgaron en eso, pues mucho menos en la sexualidad de Mercury, que cuentan que era legendaria, hay historias y entrevistas donde se habla de un tipo promiscuo y hasta depravado, pero en esta versión vemos más el romance que tuvo con Mary Austin, cómo se enamoraron y fueron grandes amigos toda la vida, que me hizo pensar que tal vez si era heterosexual y todo lo demás fueron chismes de la inquisidora prensa inglesa. Si nuestro Freddie Mercury hubiera sido como nos lo ponen en esta película, un tipo solitario, con tan solo dos parejas y si acaso un beso fugaz con un brasileño, pues todavía estuviera entre nosotros. Le falta eso escandaloso que hace Martin Scorsese con “El Lobo de Wall Street” y lo profundo que podían llegar a ser los documentales musicales de VH1 o los “E True Hollywood Story” de los 90. No, la película no es una biopic de Mercury, es un buen musical con las canciones más emblemáticas de QUEEN con muy buena producción, excelente ambientación, maquillaje y vestuario.

¿Vale la pena? ¡Claro! Si Ud. es fan de QUEEN, siempre va a valer la pena más de dos horas de su maravillosa música.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*