Brightburn: El Hijo de la Oscuridad

Es imposible ver el trailer de Brightburn — que se estrena como Hijo de la Oscuridad–, y no pensar en Superman. Una narrativa que el productor James Gunn no intenta ocultar y que ante el estreno de otras franquicias en el mismo fin de semana puede de hecho beneficiarle ¿Qué hubiera pasado si Superman fuera… malo?

Las similitudes van desde desarrollarse en el mismo estado de Kansas hasta la capa roja, y se detienen en la misma esencia del protagonista que en la cinta es tan malvado como para tener clasificación R, a la cual le tuvieron que remover dos escenas para lograr clasificación B15 en nuestro país.

Al parecer tener padres amorosos no hace la diferencia si eres un alienígena superpoderoso y más inteligente que el promedio. La superioridad es palpable y este es un festín de sangre lleno de tensión porque sabes que viene el golpe pero no sabes de dónde.

El concepto es genial, es morboso; es siniestro. Lamentablemente se queda un poco corto en profundidad; hubiera preferido saber un poco más de las motivaciones de Brandon Breyer, cuyo joven actor batalla también en entregar pasión en algunas escenas. El símbolo que lo define tiene lógica pero ¿qué hay de la nave y de la máscara estilo Cthulhu? Tal vez lo tengan planeado en alguna futura entrega que anuncian indirectamente.

No la consideraría una adaptación del Evil Superman de los cómics, más una reinterpretación casual y entretenida que entrega lo que anuncia: destrucción dentro del presupuesto.

Director: David Yarovesky
Escritor: Brian Gunn, Mark Gunn
Duración: 1h 30min
Basada en: Superman (no oficialmente).
Presupuesto: $7 mdd

Etiquetas:  

Acerca del autor

Sahury   @sahury   letterboxd.com/sahury/

Tiene muchos sentimientos sobre películas desde 1988. Le vendió su alma a Disney cuando era pequeña y entiende el cine como industria primero-arte después.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*