Cannes 2017: Nuevas decepciones en la recta final del certamen

Con solo un día restante dentro del festival que celebra su 70 aniversario (más el día de premiación, por supuesto), todo parece indicar que no hay una clara favorita para la Palma de Oro; a pesar de las buenos comentarios que han recibido cintas como The Beguiled de Sofia Coppola, la netflixiana Okja, The Killing of a Sacred Deer e incluso la presentada el día de ayer Good Times. Otros comentarios afirman que la calidad de las producciones presentadas no ha estado a la altura de la celebración que representa esta edición en especial del festival, aunque de manera general a mí me ha parecido un certamen bastante decente en cuanto a propuestas comparado con años pasados en los que ni siquiera la ganadora deja un buen sabor de boca; habrá entonces que esperar para ver si este año también decepciona en ese aspecto.

Dentro de las películas que fueron presentadas el día de hoy se encuentran L’amant double del francés François Ozon y la alemana In the Fade de Fatih Akin.

François Ozon regresa por 3 vez a ser contendiente por la Palma dorada con L’amant double, una cinta cuya trama se centra en una chica maniaca depresiva que se enamora de su psicoterapeuta y deciden vivir juntos. Meses después, la chica descubre que él no le ha contado todo sobre su verdadera identidad. El filme resultó un thriller psicológico y erótico que por momentos recordaba a Alfred Hitchcock, pero no ha tenido un recibimiento totalmente favorable pues fue tildada de poco seria y de reciclar sus propios discursos anterior. Eso sí, con algunos toques de comedia muy amenos, destacando que la química y acutación de sus protagonistas Marine Vacth y Jeremie Renier, que suenan como fuertes contendientes a los premios de actuación.

La segunda de la jornada fue In the Fade del galardonado Fatih Akin (Berlín–Cannes–Venecia), quien en esta ocasión nos presenta un relato de una mujer cuya vida deja de tener sentido cuando pierde a su marido e hijo en un atentado neonazi y que se agarrará a la necesidad de buscar venganza. Lo más destacado de la cinta es la actuación de su protagonista, Diane Kruger, quien también apunta fuerte para el galardón por mejor actriz. Ella incluso ha comentado que es la mejor interpretación de su carrera y que le ha costado bastante pues “son escenas muy difíciles de interpretar y de vivir”. La película en general ha sido tachada de poco creíble e interesante.

Tendremos que esperar hasta el domingo para conocer si premio de Mejor Actriz se lo queda Kruger o cae en manos de la otra favorita, Nicole Kidman. Por lo pronto esperamos mañana la presentación de la última en competición, You Were Never Really Here, de la escocesa Lynne Ramsay.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*