Cannes 2018: Una “feminazi” y un culebrón español inauguran el festival

Mi adorado lector, como cada año, ya estamos en Cannes para traerle el chisme más sabroso y glamuroso del cine.

En esta ocasión, la número 71 que nos reúne en esta hermosa ciudad, Cannes arrancó con la cansina política que la multifacética actriz, ganadora de todos los premios del mundo, Cate Blanchett increpó como parte del jurado de esta edición.

¿La razón? Por un lado, reclamó el hecho de que los organizadores del certamen solo hayan seleccionado a tres mujeres para optar por la Palma de Oro. Eva Husson, Nadine Labaki y Alice Rohrwacher. Y por otro, dio la nota al decir a la prensa que para ella, los premios y reconocimientos que ha logrado en su carrera, no son necesariamente importantes. ¿Y entonces qué hace ahí decidiendo el futuro de los competidores? Vaya usted a saber.

Y en materia de lo que realmente nos importa, Todos lo saben del iraní Asghar Farhadi, fue la cinta seleccionada para abrir esta 71ª edición del Festival de Cannes. ¿Y qué pasó? Pues que por más española que la quiso hacer, por más que se rodeó de grandes estrellas como el argentino, Ricardo Darín y por más que metió a Penélope Cruz y Javier Bardem, la película sabe más a un dramón de telenovela que a lo que normalmente, nos tiene acostumbrados.

¿De qué va?  La historia surge hace 15 años, cuando Farhadi vivió con su familia en el sur de España y un día ven en la calle la foto de un niño desaparecido. Ese hecho lo inspiró a escribir la historia de Laura (Penélope Cruz), una española que vive en Argentina con su esposo Alejandro (Ricardo Darín). Los dos viajan con sus dos hijos de vuelta a España con motivo de la boda de la hermana de Laura. A su llegada, uno de los niños desaparece abruptamente. Laura se reencuentra con Paco, (Bardem) un exnovio y amigo de la infancia, quien se sumará al desastre.

¿El problema? Pareciera que Todos lo saben se trata de buscar la lágrima fácil, el sentimentalismo, el dramón que lastimosamente cae en el lugar común, en el auténtico culebrón, y lo peor y que quizá termina de darle el tiro de gracia, es que la España que nos muestra Farhadi es sencillamente inverosímil. Más allá de que exista o haya existido, pareciera imposible, forzada y adaptada con calzador para encajar en su historia.

Ni hablar. Mañana será otro día cuando se presente Leto de Kirill Srebrenniko

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cat Movie Lee    


1 comentario

  • Sin ánimo de restarle credibilidad a lo contado, ¿pero no te parece que el argumento de la peli de Farhadi entronca mucho con lo que se ve en series e incluso en el cine en español reciente de ambas orillas?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*