Captain Marvel: Ni feminista ni empoderada, sino todo lo contrario

Si este gato es más carismático que la protagonista

¡Bonjour Mes braves!

Saludos desde la dimensión de los memes históricos y la monas chinas, esta vez me aparecí porque tanta polémica desatada por un churro de superhéroes era algo demasiado atractivo para dejarlo pasar así nomás; y es que no pueden negar que desde que Brie Larson tuvo la mala idea de atacar no solo a la crítica sino a lo sucios y cochinos hombres blancos opresores, las cosas se pusieron requetesabrosas (Esto fue a raíz del rotundo fracaso de la película Wrinkle of Time que nadie vio).

Después de soportar meses de espera, pleitos, conspiraciones nerdas y acciones extremadamente turbias por parte de Disney-Marvel para proteger su inversión, la película se ha estrenado y no ha decepcionado a nadie con 3 dedos de frente, salvo todas las femichairas que se creyeron el discurso de ser la película que las liberaría del patriarcado opresor, porque la película no solo no empodera ni una chingada, sino que simplemente es mala, y yo les diré porqué.

Mandos divididos

“Denme aliados para enfrentarlos” es un dicho que se le atribuye a Napoleón Bonaparte quien decía que era mejor enfrentar ejércitos con mandos divididos que uno con un solo general y eso es exactamente lo que le da en la torre a este pequeño y pretencioso bodrio de la casa Marvel; ya que en el lado argumental se cuenta no con uno o dos o tres escritores, sino cinco, cinco cabrones aventando ideas, bueno no, cinco entre hombres y mujeres de los cuales uno es el director Ryan Fleck y otra la directora Anna Boden, que de los dos no se hace uno. A eso súmenle la intervención de Geneva Robertson-Dworet, Nicole Perlman y Meg LeFauve, quienes lejos de armar una historia coherente con la que la audencia pudiera conectarse, nos entregan un extraño e insípido pastiche de escenas débilmente entrelazadas que no termina por contar una historia convincente.

De la heroína Carol Danvers (Brie Larson), no logramos saber gran cosa, los flashbacks dedicados a contar su historia lejos hacernos saber quien era y cual es su razón para luchar en la vida no sirven para delimitar y conocer al personaje sino para intentar construir una narrativa pro feminista muy pobre donde la vemos luchar supuestamente contra una opresión que se justifica solo por el hecho de ser una mujer blanca. Todo esto nos da como resultado un clímax muy malo sobre el desarrollo personal del protagonista (cliché necesario para conectar con la audiencia) y una explicación demasiado pobre sobre sus poderes y como logra manejarlos.

En cuanto al desarrollo del argumento es atroz y atropellado, las cosas suceden de manera torpe, realmente no hay un verdadero hilo conductor que te haga dudar o emocionarte con la historia. Es aquí donde la intervención de Nicholas Fury (Un muy divertido Samuel L Jackson) reducido al comic relief de la cinta, debe esforzarse en sacar adelante la chamba, ya que la nula personalidad de Larson y su personaje son como un hoyo negro que roban toda luz de la escena. También quien logra un desempeño interesante es el actor Ben Mendelsohn, director Krennic para los que si sabemos de cine, quien entrega un papel muy desenfadado y desarrolla una química con el personaje de Jackson y uno como espectador lo agradece para salvarse del hastío.

Los efectos especiales no lucen en las batallas estelares o en lo que se conoce como la forma binaria de Captain Marvel (me imagino el código de las computadoras) sino en rejuvenecer al actor Samuel Jackson, que Oh Dios Mío, es una elegante cachetada de guante blanco al mostacho mal editado de Superman en la liga de la justicia.

Completan la terna actoral Jude Law, Lashana Lynch y Clark Gregg quienes cumplen con el mínimo para ser personajes de apoyo.

En resumidas cuentas

Quizás si no hubieran promocionado esta cinta como un poema a la diversidad y el feminismo la cosas hubiesen salido diferente, quizás si Brie Larson no hubiera ligado sus preferencias políticas y sociales a la cinta, no se hubiese generado esta resistencia (como nota, tanto Chris Evans como Mark Rufalo son requetechairos en twitter, pero tienen la suficiente precaución de mantener sus opiniones fuera de sus personajes), quizás si el personaje hubiese llegado antes o le hubiesen hecho esa cinta que le deben a Black Widow desde hace como casi 10 años, tendrías una verdadera heroína con la que los fans tanto femeninos como masculinos se sintieran identificados. Pero el hubiera no existe.

Esto nos deja con una cinta mediocre en su totalidad, amena en veces por los chistes que ya son sello de la casa Marvel y con escenas de acción muy pobremente desarrolladas. Para suerte de todos los que como su servilleta, ansían ver Avengers Endgame, les tengo una excelente noticia, no tienen que ver esta cinta para poder disfrutar de la entrega final de este viaje de casi 20 películas.

Paréntesis ñoño…

Si ustedes creían que no iba a incluir datos cargados de potente virginidad nerda, una vez más se han equivocado, abandonen toda esperanza los que decidan leer esto que no solo habrá spoilers sino información sobre cómics:

Perdónalos Stan Lee porque no saben lo que hacen:

El personaje de Capitán Marvel se obtuvo en una de esas extrañas formas de comprar derechos y nombres de personajes en donde Marvel se hizo con dichas propiedades y ahora en consecuencia no puede dejar de publicar cómics con ese nombre o les tumban dicha posesión de personaje.

El primer Capitán Marvel, (Mar Vell) era un guerrero Kree de grandes poderes que había sido enviado a vigilar la Tierra, pero cansado de la opresión de su violento pueblo, decide darles la espalda y proteger a la tierra de sus anteriores jefes. Claro, porque todos sabemos que los seres humanos somos bien adorables. Antes de morir, tuvo la suerte de toparse con Carol Danvers y ambos quedaron atrapados en una explosión que provocó que el ADN del guerrero Kree se fusionara con el de la terrícola porque “comics” y fue así como la Carola obtuvo los poderes de Mar Vell.

Pero no todo es como lo imaginan, ya que la primera Capitana Marvel fue nada más y nada menos que Mónica Rambeau, quien no solo poseía la habilidad de convertirse en todo tipo de energía y crear escudos a alrededor, sino que también llegó a liderear a los Avengers. Así que si en verdad lo que buscaban era hacerle ojitos a las tan sobadas minorías, Monica debió ser la protagonista y no un pobre personaje de apoyo.

Como pueden ver, los poderes y las intenciones de los personajes de la cinta se desvían por completo de sus orígenes  y cuando crees que no puede ser peor vienen y toman a la infame y temida raza de los Skrull, uno de los imperios más temibles de las galaxias de Marvel y los convierten en gatitos asustados y pobrecitos porque se les hinchó uno y la mitad del otro causando uno que otro infarto en los ñoños de antaño como su servilleta. Lo peor es que toda posibilidad de crear arcos argumentales tan buenos como Secret Invasión, donde los Skrull buscaban apoderarse de la Tierra por medio de una infiltración masiva, han quedado totalmente desechados y de manera insulsa.

 

Usualmente los orígenes de los superhéroes son absurdos por decirlo de manera amable, pero Marvel Studios siempre fue cuidadoso con el manejo de como los personajes los obtenían y los obstáculos que debían pasar para ser dignos portadores de ellos; hasta Thor tuvo que pasar una serie de pruebas pesadas para poder ser llamado el Dios del Trueno. Pero este personaje le dan poderes de la manera más casual y la forma en la que aprende a dominarlos carece totalmente de un desarrollo o siquiera un clímax apropiado. En toda la cinta nunca supieron como tratar estas cuestiones que son piedras angulares para las películas de encapuchados.

Como comentario final y en aras de aclarar la situación con este personaje, hay que recordar que este cómic se ha relanzado 8 veces y las 8 veces ha fracasado, todos nos preguntamos porqué la necedad de querer volver popular un personaje que nunca ha figurado en los cómics y como podemos ver, menos lo hará en la pantalla grande. Este proyecto estaba destinado a fallar desde su concepción misma.

Bueno mis valientes, esto ha sido todo de mi parte, espero que mi vulgar y humilde pluma mercenaria haya sido de su agrado

¡Hasta Endgame!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Arquicruz   @DunedainX   dunadanx.deviantart.com/

Arquitecto, diseñador, artista digital, crítico de cine, instructor y lo que sea que ponga alimento en el plato de mis perros y gatos.


7 comentarios

  • En desacuerdo.
    Buena química, mala actuación, buena trama, mala edición.
    Me gustó el mensaje feminista.
    8/10

    Responder
  • Estaba dispuesto a leer el post hasta que leí “femichaira”. Si tiene una palabra peyorativa como esa, no espero algo libre de prejuicios en tu critica sobre la película.
    Saludos

    Responder
    • Oh no! Uso palabras que ofenden fibras sensibles!
      Tumben la página, decapiten a todos los críticos y paseen sus cabezas empaladas por toda la ciudad de México como ejemplo para los demás críticos políticamente incorrectos!

      Exactamente todo lo que pensé de la película (incluyendo el dato de Mónica como la primera capitana), más que como la historia mas feminista del cine se me hizo una historia de superación personal… como Capitán América.

      Saludos!

      Responder
      • Esto no es ser políticamente incorrecto, es no tener argumentos y hacer juicios emocionales más que objetivos, lo que se conoce como falacias argumentativas. No confundamos las cosas.

        Responder
  • “Director Krennic para los que sí sabemos de cine”, jajajajaja. Entre eso y el uso de “femichaira” que pobre reseña que dice más del crítico que de la cinta en cuestión. “Rogue One” fue buena pero no algo que cambie la historia del cine. Todavía “The Place Beyond the Pines” hubiera tenido más sentido para sacar frase tan mamona.
    En fin, a mi me pareció una película con un inicio fijo (la emboscada inicial) pero que remonta en cuanto tocan la Tierra. Brie Larson mejor que lo que prometía el trailer y Annette Benning demostrando por qué es una de las grandes. Yo agradecí que no fuera una vez más la típica historia de obtener poderes (que ya vimos perfeccionada en “Dr. Strange”), sino que se enfocara en el control de los mismos. Estoy de acuerdo que no le llega a “Black Panther”, pero es mucho mejor que las obras menores de Marvel como las dos primeras “Thor” o “Age of Ultron”.

    Responder
  • Desde el momento en que iniciaste tu “reseña” con “churro de superhéroes”, demostrando parcialidad, desdén y poco honestidad al trabajo por el que, supongo te pagan, me perdiste como lector. Nada de valía aquí….

    Responder
  • Pésima crítica. La mayoría de tus argumentos son juicios de valor ultra subjetivos. En serio?
    Como amante de las películas de superhéros y como “alguien que sabe de cine” estoy en total desacuerdo contigo. Infórmate y edúcate respecto a cómo escribir una critica o reseña. Es como si la hubiese escrito un prepúber taimado.
    Llevaba harto tiempo leyendo sus reseñas, pero esta me hizo dejar de seguir la página.
    Adios.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*