Cásese quien pueda: Guía turística sin cine y sin chichis

Alguna vez escuche decir a un comentarista de deportes de cierto canal de televisión abierta de mi país que él nunca estaría al pendiente y mucho menos se daría el tiempo para analizar a un futbol mediocre tanto en producción, juego y objetivos, que siempre aspira a un 5° partido mundialista y no a un campeonato. La honestidad y la fuerza de las palabras de este periodista me dejaron no solo perplejo, sino con un grato pensamiento que aún en los medios televisivos más vendidos, existe gente coherente que no teme a decir las cosas como son.

MARTHA-OK

Dicha declaración podría encajar perfectamente dentro del contexto de la industria fílmica mexicana y mayor aún, en la producción de cintas meramente nacionales – comerciales, las cuales buscan año con año dos objetivos y metas principales: el primero, impactar en un mercado falto de cultura artística (Y enajenado por los mismos medios locales a los que es expuesto) para así lograr la recaudación de taquilla suficiente para seguir defecando sobre el mismo; y segundo, tratar de simular y equiparar el más bajo estándar de calidad hollywoodense en cuanto a comedias, melodramas y/o chick flicks se refiere, el cual por cierto, en Estados Unidos la mayoría de las veces tiene al menos la decencia de considerar el video como formato de estreno y distribución.

casese-quien-pueda-videocine13

Queridos lectores, este es uno de esos extremos en los que el cine mexicano no solo se encuentra plantado y echando raíz, sino exhibido de la manera más vergonzosa posible (Ahí tienen a Derbez y su No se Aceptan Devoluciones que me terminó entregando toda la razón al ser penosamente relegada por sus infames declaraciones pro-Oscar e incluso siendo nominada y perdedora en una de las ceremonias de premios más idiotas de la orbe como los People´s Choice Awards, amigos de la absurdez artística y del gusto por las masas taquilleras), siendo foco de alerta incluso para muchos medios internacionales que tildan a la “industria cinematográfica mexicana” como un pastiche malhecho de la cultura pop de su vecino del norte (Si no me creen, búsquenlo), y que si me permiten agregar algo más grave, no ha encontrado ese equilibrio comercial – independiente necesario para trascender en la escena mundial, pues mientras por un lado tenemos estos sketches o telenovelas transmitidas por cine sin una pizca de idea de qué es el lenguaje cinematográfico, por el otro tenemos al otro extremo representado por pretenciosas “cintas de arte” que más que piezas bien logradas son ejercicios experimentales que alcanzan a sobresalir por su crudeza visual.

casese-quien-pueda-videocine121

Pero bueno ¿A qué se debe toda esta caraja introducción teniendo que hablar del nuevo film producido, escrito y protagonizad por la estrella topless mexicana Martha Higareda? Que en realidad se puede, se debe y se necesita analizar el trasfondo que conlleva la manufactura  de una cinta que de cine no tiene ni una chingada idea y que por ende, haría que el análisis y crítica se tornara en tres pinches párrafos mafufos que solo me rebajarían al nivel de una sandez superficial como la referida (Así podrán notar que al menos en este blog procuramos analizar contexto y no solo poner fotos de viejas escotadas y/o aplaudir la mezquindad de este tipo de proyecciones prostituyendo nuestro gusto, tiempo y esfuerzo).

 

¡Bienvenidos a Quintana Roo! (Esta campaña en Cinescopia no fue pagada por el Gobierno del Estado)

Comenzaré tajante y luego intentaré desmenuzar los diferentes rubros que conforman esta propaganda turística (Se los juro que es más difícil pelar un cacahuate): La persona que ya vistió el bello estado de Quintana Roo, se hizo de los servicios de un guía turístico y que en alguna ocasión haya asistido a una tienda de vestidos de novia y/o asistido a una boda, no tiene nada que hacer viendo esta bazofia, pues su experiencia vivencial ya es suficiente como para considerarse un spoiler. Ahora que, si usted es un morboso (O morbosa) al cual le encantaría ver si Martha Higareda otra vez muestra sus chichis en pantalla, siento informarle que esta vez se llevará una gran decepción, haciendo su visita al cine igual de innecesaria.

casese-quien-pueda-videocine12

Repleta de estereotipos (Incluso algunos de muy mal gusto, pero de eso hablaremos después) y copiando de la “A” a la “Z” toda la estructura argumental de una chick flick de bajo nivel (O bien  de cualquier capítulo de televisión juvenil), Higareda pretende plantear dos vertientes narrativas: la primera, donde ella comprometida y a punto de casarse descubre la infidelidad y huirá lejos para perderse en un bosque y encontrar el verdadero amor;  y dos,  donde su hermana (Tanto en el film como en la vida real) se desempeñe en otro cuento de amor no correspondido. Esto quiere decir tanto en teoría (guion) como en práctica (desarrollo), que tendremos dos capítulos juveniles de una telenovela cómica, cada uno con 50 minutos de duración.

Aunque el libreto llega a ser decente en varios segmentos dada la frivolidad de su contexto y  el origen y la naturaleza de la historia (Créanme, Higareda al menos es mejor guionista que Derbez y sus prestanombres), la cinta no puede esconder sus objetivos comerciales exponiéndose como una especie de guía turística de Quintana Roo, donde el director Marco Polo Constandse y el fotógrafo Horacio Marquínez utilizan su intermitencia para llevar a cabo un apartado visual y narrativo a lo mucho equiparable a las campañas publicitarias de –Visit México-, teniendo como justificante que la protagonista en turno se nos viene a perder en un recorrido turístico de selvas y manglares del mismo estado.

9e3799e686176fea877f6663c41f830330_675_489

La excusa esta sobre el papel y solo hace falta seguir el manual americano de la mediocridad cómica – romántica al pie de la letra; sin nada digno de destacar directiva y/o visualmente (Y esto es preocupante para alguien como Constandse que se supone fue en varias ocasiones el asistente de dirección de cineastas como Tarantino y Robert Rodriguez), Marco Polo solo funge como un monigote hipnotizado por los bellos paisajes provistos por la fauna y flora del estado y por el escote de Higareda que cabe destacar, no son elementos suficientes para aguantar 100 minutos de metraje a un ritmo narrativo totalmente inepto compartido también por una tarea de montaje de verdadera calamidad.

 

Y hablando de escotes…

Una actriz que es más reconocida por sus tetas que por su talento no debería estar haciendo cine ¡Y punto! Higareda cuenta con las tablas necesarias para prestar su rostro en campañas de L’Oreal México o a lo mucho, para volver al bajo estándar de calidad que maneja la programación televisiva de su país. A sus casi 31 años, el estereotipo de niña berrinchuda de la “High Class” le empieza a pesar y a restar la poca credibilidad histriónica que posee, denotando en este caso su clara sobreactuación y la auto explotación de su innegable belleza para seguir subsistiendo en el medio.

casese-quien-pueda-videocine1

Así mismo, si misericordiosamente acepte en el apartado anterior que Higareda logra conllevar su libreto con cierta naturalidad (No frescura, no originalidad) en algunos pasajes, también hay que decir que en otros como buena niña mala – caprichuda se deja ver inconsistente y hasta denigrante con su misma etnia, raíces y/o cultura mexicana (Lo cual parece ser a una constante en este tipo de esperpentos); dos aspectos que van íntimamente ligados al personaje del príncipe azul, el cual es un doctor súper galán que ha pasado muchos años viviendo en la jungla con el objetivo de alejarse de la sociedad hipócrita y de las niñitas como la heroína en cuestión, sin embargo, su corazón lleno de amor nunca aceptaría una indígena ¡Para que chingados! Si la novia vestida y alborotada que representa todo su odio se convertirá lógicamente en su musa.

claquetazo_martha-620x400

Hablando del reparto complementario, Miriam Higareda se desempeña como lo que es, una invitada más; mientras que el joven y ya conocido Luis Gerardo Mendez, con muy poco logra resaltar de entre esta mediocridad (Gracias a sus tablas teatrales), sin embargo, tampoco logra nada destacable en ningún momento (Si sigue así sería un desperdicio de carrera).

 

¿Hay que verla?

El corte “telenovelezco” se refleja desde el primero hasta el último segundo del metraje, su funcionamiento es mecánico y no hay nada creativo, original ni digno de resaltar en una cinta como esta, la cual nuevamente se convirtió en un foco promocional pro 14 de febrero para que el mexicano caiga incauto y se sume a la recaudación de taquilla de algo que puede sintonizar en cualquier canal de televisión cualquier carajo día de la semana o bien, hojear en una revista donde Martha Higareda salga en paños menores.

casese3

El berrinche es máximo, la burla extrema y el cine mexicano nuevamente es denigrado por ejercicios visuales que no son dignos de llamarse cine, pues con transmisiones como estas, comprendo y respeto más la proyección de partidos de la NFL o conciertos que al menos tienen la decencia de llamarse “transmisiones” y no películas. Si se pretende seguir con esta simulación del cine norteamericano, al menos hay que hacer una llamado de emergencia a las productoras, guionistas y directores para copiar la calidad y no la mierda ¡He dicho!

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


24 comentarios

  • Llevo una buena racha con el cine mexicano (Nosotros los Nobles-Heli-No se si cortarme las venas…-) que creo que pasara mucho tiempo para que se pueda continuar.

    Responder
  • ayyyyy pero que crítica tan divertida, creo que te hizo enojar mas que Derbez… pues que hagan una película juntos no?… jajajaja!!! En este artículo no solo describes a esta cinta, creo que le puede quedar a varias o a casi todas las ultimas producciones, dèjame se lo twitteo a Martita ja!

    Responder
  • excelsa crítica, bravo!

    Responder
  • Pardiez! Vive Dios que Martita fue mi amor platónico! Esto es una gilipollez total.

    Responder
  • Está peli es un coñazo!!! y se lo digo después de leer la crítica (puesto que no tenía ni puta idea de la existencia de esta “película”). Sólo con ver las imagensuchas puedo hacerme a la idea de como comienza, como se desarrolla y como termina la historia. A ver si le atino, a que Higadera por casualidades dle destino el día de su boda se mete donde no debe y encuentra a su prometido besuqueándose con su amante, le dice que es un estúpido, maldito, etc. etc. se va llorando y corriendo, después conoce al galancete y como no podría ser de otra forma, no se caen bien supuestamente pero en el fondo ambos se gustan. Al final terminan felices y blah blah…

    Realmente me pudre y mucho, que este tipo de “películas” salgan a la luz cuando la mayoría de los que estamos aquí en Cinescopia, sin el mínimo conocimiento en como hacer guiones y dirigir, podríamos hacer algo mucho más potable que estas bazofias. No me cabe en la cabeza como es que se les brinden recursos a este tipo de personajes nefastos como Derbes e Higadera para dirigir, un asco!!!! y una “inyusticia” total.

    Responder
    • Usted a nosotros no nos engaña, seguro que era el primero en la fila para verla jajajajaja

      Responder
    • Mi estimado, pues porque la gente desgraciadamente sigue apoyando estas cosas tan nefastas ya que viven de TvyNovelas
      Afortunadamente mi estimado siempre tendremos Cinescopia ¡Siempre!

      Le mando un cordial saludo y le agradezco su reflexión y comentario

      Responder
  • Ya se me hacia sospechoso tanta publicidad con esta pelicula. Gracias mi estimado por guiarnos por el buen camino. Espero que martita no cometa el mismo error de DERBEZ de creer que su pelicula merezca un OSCAR si no la habremos perdido para siempre.

    Responder
    • Bueno, al menos creo que Higareda bien puede estar emocionada por sus millonsotes que ya se echó a la bolsa, pero siempre coherente no pdiendo chichi al Oscar, ya que ella tiene de sobra estimado jajajaja

      Gracias por comentar estimado! Saludos!

      Responder
  • Gracias por el sacrificio de ver esto mi estimado y por hacer la crítica, aunque lamento decirle que gracias a a la mercadotecnia esta película tuvo el 2o. mejor estreno de la historia (sólo superada por la basura de Derbez), eso nos dice mucho del espectador promedio del país y cómo los medios nacionales dictan qué ver y qué no ver en el cine y la tv. Gracias a Dios que existe Internet para escapar de ellos.

    Como Marthita no enseña las chichis realmente no vale la pena perder vida viendo esto jaja.

    Saludos!!

    Responder
    • Jajajaja. Mi estimado pues que le digo la sin demanda no hay oferta, y mientras los entes que pagan por estas cohinadas sigan invirtiendo su dinero en destruir la industria cinematografica mexicana, podemos estar seguros de que tendremos muchos mas bodrios que estos

      Ojala y Marthita se dedique a enseñar mas chichi y hacer menos cine jajaja

      Saludos estimado! Gracias por comentar1

      Responder
  • Creen que sea nominada el próximo año para los NOPALES DE ORO??

    https://www.facebook.com/premiosnopaldeoro

    Responder
  • Corte a: artículos de Cinescopia titulados:

    “Las mamis nominadas al OScar”

    “Una breve reflexión sobre el cine mexicano y sus chichis”

    el comal le dijo a la olla…

    Responder
    • Jajajajaja somos re versatiles o no mi estimado?! No estamos peleados con las chichis sino con la calidad del cine, a poco no le gustaría algo con chichis y calidad? jajajaja

      Responder
  • Fue una pena no leer tu crítica antes… de milagro no vomité en el cine de tanta miel y ridiculez que la cinta desborda… ¿No te ofendió la escena donde no se puede subir a la hamaca? ¡Qué carajos! Hasta mi sobrino de cuatro años sabe cómo treparse… ¿Qué tiene Martha Higareda en la cabeza? ¿Qué tienen los que manejan el cine en este país? Peor aún… ¿Qué tenemos nosotros como espectadores en la cabeza para ver este tipo de cintas estúpidas de principio a fin? ¿Froot Loops? Un saludo y desde hoy soy tu fan!

    Responder
    • Pues mi estimada, a mi me ofendio toda la pelicula jajajajaja. La ultima pregunta es la esencial mi estimada, Marthita solo tiene dos cosas, unas bellas bubies y sapiencia para aprovecharse del mercado mexicano adepto a este tipo de cochinero, de ahi en mas no tiene nada, ni talento, ni gracia ni nada

      Mi estimada y yo el suyo por comentar. Bienvenida y siga en Cinescopia! Saludos!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*