Clásicos de Espantos: 5 Películas Mexicanas que debes ver en estas fechas.

Cine Mexicano de Espantos

En estos días de fiestas de Halloween y Día de Muertos las pantallas de los televisores se llenan de los clásicos del género. Desde Chucky hasta Freddy Krugger pasando por Jason Voorgies y demás cine gore. Algunas de las cintas que se proyectan son clásicos de culto, algunas son buenas y otras no tanto pero estas fechas son especiales para bombardearnos con cuanto personaje existe.

D1eg1of1og1es1e-680x381

Pero existen películas mexicanas pertenecientes al cine ‘de espantos’ que también son de culto, y curiosamente las que a mí me tocó ver de niña y que se me quedaron en la mente, son todas de Carlos Enrique Taboada. Al parecer el señor Taboada era un especialista en el género pues las 4 películas dirigidas por él son unos verdaderos clásicos dignos de verse y disfrutarse.

Así que antes que la fecha pase hagamos una breve mención de ellas y echémosles un vistazo y porqué no, dejémos que nos saquen unos cuantos sustos.

 

El Libro de Piedra (1968) – Carlos Enrique Taboada

2734-MLM3511830339_122012-F

Con un jovencísimo y muy guapo Joaquín Cordero y Marga López son los protagonistas. La cinta nos relata la historia de la pequeña Sylvia a quien le contratan a la señorita Julia(López) como su institutriz para que se encargue de educarla . El papá de Sylvia, el señor Ruvalcaba (Cordero) no se ocupa mucho de ella pues está más al pendiente de que nada perturbe a su nueva esposa Mariana, misma que no está muy feliz de tener que compartir al hombre con la extraña hija de este.

Con el tiempo la niña comienza a tener comportamientos extraños y su madrastra Mariana comienza con una serie de extrañas dolencias.

La niña por su parte comienza a pasar más tiempo en el jardín de la casona con su amigo imaginario Hugo, mismo que los adultos identifican como la estatua de la fuente del jardín.

¿Porqué hay que verla? Entre las cintas de este director, esta a mi parecer, es la mejor. Tiene unas actuaciones impecables por parte del Señor Cordero y la siempre indiscutible Marga López. El director logra hacerte sentir el aislamiento de la pequeña Sylvia en ese enorme jardín conforme la trama avanza y siendo yo una pequeña e inocente polluela cuando la vi, ese final que tiene es de lo más aterrador que un niño podía soportar. Sin duda de lo mejor que podemos encontrar en el cine mexicano de terror.

 

Hasta el Viento tiene Miedo (1967) – Carlos Enrique Taboada

hasta-el-viento-tiene-miedo

Esta es sin duda la película más emblemática del director Taboada, no así la más premiada, esa fue la de Veneno para las Hadas, sin embargo, esta es la película de culto por excelencia del cine mexicano de terror.

Trata de Claudia, una chica que estudia en un internado para señoritas y quien antes de que las vacaciones comiencen tiene una serie de pesadillas y visiones que la ponen al borde de los nervios. La directora del colegio, la Señorita Bernarda (Marga López) insiste en que solo finge para no asistir a clases. Una tarde pasan frente a la puerta de la torre del colegio y la encuentran abierta ; deciden entrar sabiendo que está prohibido y Claudia descubre para su pesar que las escaleras y la puerta al final del corredor son las que han estado en sus pesadillas. Las chicas son ahí mismo descubiertas por la señorita Bernarda y castigadas a no tener vacaciones de verano y asistir a clases con todo y uniforme.

Viendo lo estricto del castigo la subdirectora, la Señorita Lucía (Maricruz Olivier) aconseja a la directora que las deje ir con sus familias en las vacaciones y no sea tan estricta porque ‘aquello’ podría pasar de nuevo. La directora insiste en el castigo y a partir de ahí es que la tragedia comienza.

¿Qué tiene de bueno? El sonido. Sin duda el sonido es lo que mantiene al espectador en un constante estado de alarma. Esos ventarrones nocturnos que se cuelan por las ventanas no volverán a ser los mismos después de ver esta película. Destacadas actuaciones de la bellísima Maricruz Olivier y Marga López en la cinta más icónica de todo el género de terror del cine mexicano. Imperdible en estas fechas. Desgraciadamente  un malísimo remake fue realizado en 2007 y es el que las nuevas generaciones conocen. No comentan la aberración de ver ese bodrio de Gustavo Moheno, el maestro Taboada es el genio del horror/suspenso y les aseguro que las actuaciones por mucho son superiores en la cinta del 68 que en esta basura con Martha Higareda.

 

Veneno para las Hadas (1984) – Carlos Enrique Taboada

poster

Si Estados Unidos tenía a Drew Barrymore por aquellos años, nosotros teníamos a la nuestra en la persona de Ana Patricia Rojo. Creo que de todo lo que he visto de ella esta es la mejor de sus actuaciones por mucho. Después pasaría a formar parte de las filas activas de Telerisa y el resto es historia, una vida de actuaciones forzadas donde el ‘talento’ fue suplido por gritos y ojos exorbitados.

Pero antes de ser echada a perder, realizó esta joya que además le valiera a ella y a su director una serie de reconocidos premios.

¿De qué va? La pequeña Verónica impresionada por los relatos de brujería que cuenta la cocinera de su casa decide que ella también quiere ser bruja y convence a su amiga Flavia que ciertos acontecimientos que suceden han sido provocados por ella y sus poderes. La influencia con la impresionable Flavia es tanta que la convence de que le pida al papá de ésta que la dejen ir en sus vacaciones a la casa de campo de la familia de Flavia. Una vez ahí le demostrará a su amiga cómo preparar un veneno para las hadas.

¿Porqué hay que verla? Insisto, la mejor actuación de Ana Patricia en su carrera, una de las mejores películas del cine mexicano de horror/suspenso y un final que sigue retumbado en los oscuros y recónditos pasillos de mi memoria. Buenísimo final que vale la pena no dejar de ver.

 

Más Negro que La Noche (1975) – Carlos Enrique Taboada

mas-negro-que-la-noche-mexican-horror-movie-1975

También debería ser conocida como No te metas con el Gato de la tía. Ofelia vive en un departamento con 3 amigas más cuando de pronto recibe la sorpresa de que su tía, esa que jamás la quiso, le ha heredado su casona con la única petición de que le permitan vivir ahí a su querida mascota Bekker, un gato negro que fué su fiel compañero hasta su muerte. Ofelia acepta la petición y junto a sus amigas se mudan a la casa. Sin embargo y pese a que Ofelia prometió cuidar del gato de su tía, este es encontrado muerto en el sótano de la casa. Nada hasta aquí parece ir mal pues ninguna, excepto Ofelia, estaba contenta con la presencia del animal en la casa. A partir de la muerte del gato comienzan a suceder hechos extraños que desencadenaran los miedos escondidos de las protagonistas.

¿Porqué vale la pena verla? Posiblemente una de las mejores actuaciones de Lucía Mendez. Eso, o el hecho de que tal vez el director era muy bueno y supo sacarle jugo a las actrices que tenía. El reparto se complementa con Susana Dosamantes, Claudia  Islas (Ofelia) y Elena Rojo

La cinta tiene el suspenso justo y los diálogos precisos como el elemento que te engancha desde el momento mismo en que pisan la casa de la finada tía. Una película que deberían pasar más seguido en la televisión nacional y dejarse de las estupideces de expulsión de Big Brother que nadie ve.

 

Bonus: El Vampiro (1957) – Fernando Méndez

vampire_1957_mexico_poster_02

Con el mejor representante del chupasangre en el cine mexicano, Germán Robles. Su presencia y elegancia lo volvieron el referente mexicano del temido vampiro  del cine de horror mexicano en general.  Es para nosotros lo que Bela Lugosi para los norteamericanos, no puedes hablar de vampiros sin hacer mención de cada uno de ellos. Sin embargo y siendo parciales me atrevo a decir que Robles es mucho mejor vampiro que el señor Lugosi.  Ok ya lo dije y no me retracto.

¿De qué va? Trata de Martha, una joven que va de visita a la casona de su tía enferma para cuidarla mientras convalece. Pero cuando llega encuentra que ya murió y que ahora su casa tiene un invitado muy especial , un enigmático aristócrata de origen húngaro, el Conde Duval, quien se muestra muy interesado en ciertos restos que yacen en el panteón familiar de la familia de Martha.

¿Porqué deberíamos verla? Porque se trata del primer vampiro mexicano, del mejor vampiro mexicano. El señor Robles, si bien de origen español, le dio al cine mexicano el personaje de terror por excelencia. No hay nadie más que haya interpretado al vampiro con la elegancia y fuerza que él lo hizo. La película como era de esperarse fue un éxito rotundo y por siempre marcaría al señor Robles como el mejor vampiro que ha dado el cine mexicano en toda su existencia.

 

Como las fechas especiales están por terminar esperamos que al menos vean alguna de estas joyas del cine de terror mexicano y nos digan que les han parecido. Yo por lo pronto me meto bajo las colchas cada vez que el viento sopla pues en mi mente infantil sigue muy presente el llamado de ‘Claudia… Claudia!!’

Hasta la próxima.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


1 comentario

  • Si a algun loco mexicano se le hubiera ocurrido hacer una version mexicana de el señor de los anillos, German Robles tenia boleto derechito para interpretar a Saruman… era nuestro Christopher Lee!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*