Clone Wars: Asuntos Inconclusos

Querido padawan, este texto incluye spoilers del capítulo. Si la Fuerza no te ha indicado el camino para poder ver dicho capítulo es mejor detenerse y meditar, pero si aún así quieres proseguir, es bajo tu responsabilidad.

“La confianza puesta en alguien más, es una confianza ganada.”

Jóvenes padawans, un capítulo más la fuerza liberó y hasta ahora, este cuarto episodio ha sido el mejor, dando un cierre al primer arco narrativo de esta temporada; el capítulo está dividido en tres batallas (cómo ya es usual en Star Wars), teniendo una aérea, una terrestre, y otra en el espacio a bordo de una nave separatista.

Y como ya sabemos desde el principio, esta batalla en Anaxes ya se alargó lo suficiente, y ahora es hora de que la República ponga punto final, así que se pone en marcha una última ofensiva para liberar al sistema de las manos de los Separatistas. El plan es utilizar las nuevas habilidades del clon Echo (recordemos que fue utilizado como computadora humana para el servicio de la Tecno Unión) para que un grupo liderado por Anakin, Rex, Echo y la fuerza de Ataque 99 (el lote malo), se infiltre a la nave principal del Almirante Trench para piratear la señal y lanzar un pulso eléctrico a los droides de batalla y así acabar con ellos. Mientras por tierra, el general Kenobi y el general Mace Windu junto a varios batallones de clones, atacarían un centro importante de ensamblaje de los Separatistas.

Como detalle principal en el primer tercio del capítulo, está el cuestionamiento hacía la lealtad del clon Echo, ya que siendo mitad droide puede que dentro de él quiera traicionar a la República, haciendo que aumente la tensión dentro de la historia y por un posible giro de guion. Así, la batalla en Anaxes ha comenzado, vemos como las fuerzas Separatistas se preparan con un gran número de droides, mientras las fuerzas republicanas van directo hacia ellos. La batalla aérea por parte de los “Y-Wing” bombardeando el centro de ensamblaje, (diría que este es mi momento favorito del capítulo) se asemeja mucho a la batalla de Scariff de Rogue One, y también al del episodio 9; está secuencia, aún siendo breve, es una joya dentro del capítulo por cómo está construida y por la acción qué hay dentro de ella.

Mientras tanto en tierra, gracias a los bombardeos de los Y-Wing, Mace Windu y Kenobi entran a la base, y aquí es donde Windu tiene su momento de lucimiento, ya que justo antes de luchar contra el ejercito Separatista, en un pequeño discurso invita a los droides a tirar las armas y a no seguir más órdenes, pero estos no hacen caso y la batalla terrestre empieza. En el espacio, vemos cómo la fuerza de Ataque 99, junto a Rex, Echo y Anakin, se infiltran en la nave, Echo logra piratear el sistema para dar la orden de juntar a todos los droides en el área de ensamblaje, justo donde se encuentran Kenobi, Windu y los clones. Y aquí es donde se le confronta a Echo de ser un posible traidor, ya que la estrategia que está usando puede ser contraproducente para los soldados en tierra.

Pero es Anakin y Rex los que se ponen de lado de Echo para que continúe con su propio plan; en tierra las cosas se están complicando, ya que la orden de Echo ya ha sido ejecutada, y los droides están superando por mucho a los republicanos, y justo en el último momento, el pulso eléctrico es mandado desde la nave principal, desactivando en automático a todos los droides en tierra. Teniendo una relativa victoria, gracias al plan de Echo, el Almirante Trench saca su as bajo la manga. Ya que no iba a dejar que los republicanos se salieran con la suya, así que activa una bomba para acabar con toda la base y matar a todos los clones.

Ya entrados en el último tercio del capítulo, lo que Filoni nos muestra es puro rock and roll, acción al por mayor y las mejores secuencias de batalla de lo que va de la temporada. Una vez activada la bomba, el plan del batallón de Anakin en el espacio cambia, ya que tienen que conseguir la clave para desactivar dicha bomba, una vez más Echo se conecta al sistema para obtener dicha clave, mientras en tierra Kenobi y los clones evacuan la base; por su parte Windu se queda para ayudar a desactivar la bomba, y justo cuando Echo le está pasando la clave a Windu, Echo recibe una descarga y lo incapacita, quedando solo a un número para poder desactivar la bomba.

La siguiente secuencia es mi segundo momento favorito del capítulo, ya que vemos cómo Anakin se separa del grupo para buscar a Trench y sacarle el resto del código de la bomba. En un acto de desesperación vemos cómo Anakin se pone al límite del lado oscuro de la Fuerza, y después de matar a todos los droides que escoltaban al Almirante Trench, vemos cómo el Jedi lo tortura para sacarle la información (como es lógico, este acto va en contra de todos los principios Jedi), sacando toda esa ira dentro de él y donde su forma de pelea cambia junto a sus expresiones faciales, completamente aterradora. Además de que mientras vemos la tortura, se puede escuchar de fondo las notas de la marcha imperial, acentuando cómo Anakin ya está a punto de caer por completo al lado oscuro.

Habiendo sacado la información de Trench, para luego matarlo, Anakin envía el resto de la clave a Windu y así logra desconectar la bomba. Pero en el espacio, sin importar la muerte del Almirante Trench, los droides siguen con la orden de atacar a los clones. Esta última secuencia de batalla es espectacular, ya que mientras los clones huyen, la fuerza de Ataque 99 pone en práctica sus habilidades, y aquí es donde Wrecker y Crosshair destacan sobre los demás, ya que primero vemos a Wrecker como literal usa su enorme cuerpo para embestir casi taclear a todo un escuadrón de droides, y acabar con ellos. Por otro lado Crosshair con su precisión y su mira de francotirador, pega por todo un pasillo una especie de trampas, y con solo un disparo a esas trampas, acaba por completo con los droides que ya empezaban a acorralarlos.

Con todos abordo de la nave, Anakin le da a Wrecker la oportunidad de hacer explotar toda la flota de naves Separatistas, ya al final de regreso a Anaxes, vemos cómo Echo no se siente del todo cómodo regresando a los servicios comunes de un soldado clon, ya que el siendo mitad droide no encaja del todo. Este hecho, su amigo Rex lo sabe muy bien, y después de recibir una invitación de la fuerza de Ataque 99 a unirse a ellos, Echo al final acepta y se convierte en el quinto integrante del “lote malo”. De forma conmovedora vemos cómo Echo y Rex se despiden, con un simple gesto militar.

Con este gesto termina el capítulo y este arco narrativo centrado de lleno en los clones para humanizarlos más y ver como ellos enfrentan la guerra. El próximo episodio se titula “Desapareció con un rastro”, y nos mete de lleno con Ashoka Tano, después de su distanciamiento de la orden Jedi.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Ivan0     boxd.it/qEKB.

Cinefilo y seriefilo (si es que esa palabra existe) de corazón, realizador frustrado pero la opinión escrita es lo que se me da mejor. Amante de los musicales por muy malos que estos sean cof cof “Cats”, Soy millennial y no tengo problema alguno con eso; y llorar en el cine es la mejor terapia que uno pueda pagar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*