Club Sándwich, Harta Carne

clubsandwich1

 

Jánuca ha terminado y es momento de regresar a las andadas cinescópicas. Cambios se han operado en este sitio y uno de ellos es la programación de mi columna que se mueve a los domingos, como siempre, agradeceré la lectura de este espacio y siempre tomaré en cuenta sus comentarios.

Para abrir boca en esta nueva etapa inicio con una película nacional “Club Sándwich”, desde luego el director Fernando Eimbcke utiliza el título a manera de juego de palabras aludiendo a la generación llamada sándwich, aquellos nacidos entre 1950 y 1970 y quienes, entre otras cosas, se caracterizan por la formación de familias alternativas, homoparentales, generacionales (hasta cuatro generaciones viviendo bajo el mismo techo), además de ser las generaciones con mayor índice de divorcios en la era moderna, lo que si bien ha producido generaciones con una mayor conciencia social, política y de género, también ha reblandecido las raíces de la sociedad a través del debilitamiento de los lazos familiares.

Quizá una la característica más evidente en este tipo de personas es una marcada independencia que, por su naturaleza sándwich, se ve empañada siempre por el constante fantasma de los prejuicios sociales que le atan a un pasado inmediato aparentemente irrenunciable. A diferencia de la sándwich, las generaciones más recientes asumen y ejercen su libertad a decidir y elegir el estilo de vida que llevarán sin cargo de conciencia alguno ya que son personas que heredan las características liberales de sus padres, sándwich, pero le son totalmente ajenos los prejuicios que sus abuelos inculcaron a los sándwich.

clubsandwich2

Esta eterna lucha entre ejercer la libertad de elección y el trauma de saberse traicioneros a paradigmas sociales antiquísimos generan en los sándwich una sensación de soledad, abandono y ansiedad, rompen con sus padres pero se aferran a sus hijos aplicando nuevas máscaras para viejas costumbres. Juegan al liberal para atar con modernidad a sus hijos de la misma forma que sus padres los ataron con reproches, hasta que llega el momento de asumir el precio de la titubeante educación que proveen.

Eimbcke ofrece un retrato de esta compleja interacción entre personajes dispares en valores a través de una comedia finísima que se agradece, las carcajadas que arranca una Maria Renée Prudencio con un manejo de la comedia física (gesticular) son por demás honestas al reconocerse en cada uno de los personajes, aún aquellos mudos que estuvieron a punto de volverse totalmente dispensables y que el director salva a través de un par de parlamentos desganados (no hechos con desgano) y que por su casualidad generan otro ángulo desde el cuál percibir a los personajes.

clubsandwich3

Es el primer largometraje para Danae Reynaud quien se desenvuelve natural y ofrece a una muy aceptable adolescente explorando su sensualidad y sexualidad lejana de cualquier indicio de amor. El eslabón más débil en la obra lo representa Lucio Giménez Cacho, hijo del otrora excelente actor Daniel Giménez Cacho, quien no convence como adolescente en búsqueda de su independencia y crecimiento y madurez sexual y recuerda más al invitado a la fiesta encargado de traer la música para el baile que simplemente no llegó. El arrastrar de sus palabras, su torpe gesticulación y mecánico movimiento lo hace a veces verdaderamente odioso y uno empieza a generar teorías sobre nepotismo en el arte.

Club Sándwich es, a pesar de Lucio, una deliciosa comedia que ofrece un acercamiento a la relación que impera en muchas familias contemporáneas. Totalmente recomendable para distraerse, como siempre recomiendo, mientras trabaja la neurona interactuando con el director a través de los personajes, y no simplemente echándose sobre la butaca a dejar que los efectos especiales hagan toda la chamba mientras se nos escurre el cerebro por las orejas.

IJ

Club Sandwich Official movie Trailer 2013 from Cine Pantera on Vimeo.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*