Color me Kubrick – 1ª Parte

“Ver una película de Kubrick es como entrar a una casa donde todo está impecablemente limpio y en su lugar que hasta te da pena sentarte, tocar o mover algo. Te incomoda” (Yadira Rodríguez Carrillo)

El anterior punto de vista no terminó como una crítica, sino como un cumplido que tuve la oportunidad de escuchar hace un par de años de la Srita. Rodríguez, Psicóloga y amante del cine, que me acompaño en uno de mis “trips”, al organizar un mini festival de cine casero del que fue, es y seguirá siendo el mejor Director dentro del Séptimo Arte.

En este análisis que pretendo llevar a cabo, pienso desensamblar todo lo que significo ese complejo comentario, que en esta primera parte, explicare a grandes rasgos.

Hay que conocer la personalidad del Director Neoyorquino, y como ejemplo están todos los comentarios acerca de el, por parte de todos los actores y equipo con el que trabajo, así como de su familia, los cuales se referían a el  como la persona mas sencilla, tierna, tranquila, obsesiva y perfeccionista que hayan conocido (“Stanley Kubrick: A Life in Pictures” Dir. Jan Harlan, 2001). Ejemplos:

  • Shelley Duvall comenta que en “The Shinning” repetía sus escenas más de 50 veces
  • La secuencia de la mesa de billar en “Eyes Wide Shut” con Tom Cruise y Sydney Pollack duro mas de 3 semanas en rodarse
  • Kubrick dejaba a su familia un manual con más de 40 instrucciones de cómo cuidar a los gatos en su ausencia.

Puede parecer exagerado, pero esta personalidad resultó en una filmografía maestra, que cualquier ser o ente que se autonombre como fanático, aficionado o amante del cine e inclusive, del arte en general, esta obligado a apreciar.

En una publicación anterior describí al Cine, como el más completo de las “Siete Artes” y la filmografía de Kubrick confirma esto a creces. Era un artista completo, capaz de captar y unir, como si se tratara de una sinfonía, las imágenes, la música, el arte teatral, la danza, la literatura, la ambientación y los cuadros memorables de sus películas.

Cada plano de sus films es un cuadro, una pintura enmarcada, una puesta de escena asombrosa con un dialogo y montaje que no solo capta la época, sino te transporta al momento y que hace que el espectador se adentre a un viaje mental “activa neuronas” de que difícilmente uno se puede olvidar.

La incomodidad mencionada hace referencia a la simetría manejada en cada plano de sus productos fílmicos, así como a la sincronía de su banda sonora, donde el Maestro pidió a otros de su misma estirpe sus obras (Ligeti, Beethoven, Strauss), para así dar el toque final para sus magnificas sinfonías.

En próximas entregas, estaré analizando las obras por separado de este genio del Cine, llevando a cabo un “top” personal de la mejor a la “menos mejor”. No os desesperéis.

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*