Don’t Breathe: Mi Pobre Angelito Viejito Cieguito y Cabrón

Hay una chispa muy particular en Home Alone que la hace un producto de entretenimiento entrañable y muy querido por al menos tres generaciones; construida en base a un humor de situaciones absurdas, el carisma de su reparto y el ágil planteamiento de un experimentado cineasta infantil como Chris Columbus, la catapultaron al estatus de mito en una época donde la correcta ilación de sus hechos y el óptimo gag físico a cargo de un par de ladrones hilarantes y un escuincle conmovedor eran suficientes para justificar toda la incongruencia de su planteamiento. Como la frase cliché lo indica… diversión sin pretensión, combinado con ciertos elementos circunstanciales para manufacturar el éxito venidero.

dont-breathe-movie-2016-stephen-lang

¡Pero esperen! ¿Por qué estamos hablando de aquel film noventero si nuestro título refiere a la última cinta de suspenso del uruguayo Fede Alvarez? Pues sencillamente porque son iguales, solo con la pequeña gran diferencia de un cambio de tono y/o género, pero también con la gran debilidad de que aquí la sarta de absurdeces es mucho menos divertida y en ocasiones hasta insoportable. Dont Breathe es así, una muy involuntaria similitud, o si lo quieren ver de otra forma, una suposición muy interesante del que hubiera pasado si el escuincle güerito se hubiera vuelto ciego, muy violento y mortal y nuevamente unos mequetrefes intentaran entrar a su casa.

Un grupo de jóvenes ladrones decide dar su mayor golpe al asaltar la casa de un ex militar ciego rodeado por la reciente tragedia del accidental asesinato de su hija y trescientos mil dólares de indemnización. Los criminales, una especie de triángulo amoroso formado por un cholo, una madre soltera rebelde – poeta de bajos recursos y un nerd ñoño, se las tendrán que ver ante su falta de experiencia y malicia ante un pobre angelito que les resulta demasiado hijo de puta y creativo para cerrarles todas las salidas del hogar mientras emprende la cacería.

dont-breathe-trailer-2016-horror-31gegn1tvzrmq9ehgprimi

Apenas el segundo largometraje de Fede y parece que sin las posesiones demoniacas el joven cineasta no puede establecer una coherencia o lógica interna en todo su relato. Los hechos aquí no son el problema, sino la manera en que son narrados o las consecuciones de los mismos, llenos de tantas interrogantes que hasta el espectador con el déficit de atención mas alto puede confundirse ante tan simples cuestionamientos como ¿Por dónde entró eso? ¿Por dónde salió aquello? ¿Por dónde estaba cerrado? ¿Eso no tenía barrotes? ¿Cuál es la estructura o plano de la vivienda? ¿Por qué no se entró o salió por ahí? ¿O por el otro? El cineasta pierde el control gradualmente conforme avanzan los minutos y el giro final, aunque astuto, no puede cargar con la culpa de este tratamiento.

Tampoco es cuestión de ritmo, sino del desperdicio de sus recursos narrativos. La exposición introductoria hábil de los personajes y la problemática ayudan a que el espectador rápidamente se interese en el conflicto, sin embargo de nuevo el narrador pierde la brújula al posicionar sus momentos claves muy temprano, un error que no se denota como tal hasta su acto final, donde el suspenso se convierte en cansancio y redundancia ante un alargamiento forzado de la historia.

daniel-zovatto-and-stephen-lang-in-dont-breathe

Muchos menos es cuestión de actuación, sino de la inclusión ridícula de variados factores; por ejemplo el romántico, tangente dramática penosamente desarrollada que al final se vislumbra como algo completamente fuera de lugar. Pero el plano histriónico no es nada desagradables ¡Al contrario! Stephen Lang logra un personaje aterrador con tan solo 14 diálogos y una presencia siniestra (y encasillada) que lo han posicionado como uno de los antihéroes más notables en la actualidad, un ciego que sin duda le resultará su papel más recordado de su carrera hasta ahora; así mismo la protagonista Jane Levy (La grandiosa Tessa de la serie Suburgatory), ya musa y fetiche de nuestro director, logra transmitir la angustia y tensión de esta cacería humana entre sombras, trucos de fotografía y sonido, muchas absurdeces y giros sorpresivos que por alguna razón sostienen el interés nostálgico y asociativo de la audiencia (Home Alone).

En conclusión, Dont Breathe es una pieza absurdamente entretenida durante muchos de sus pasajes y apenas soportable gracias al par de actuaciones principales que de alguna insospechada forma logran contener el ridículo desarrollo de la historia. Entre un Lang excelente, violencia, persecuciones y muchos momentos “WTF”, el film de Fede Alvarez quedará como un anecdotario de relleno televisivo y como testigo de una mediocridad dramática que raya en lo vergonzoso.

homealone

Home Alone sigue siendo mejor.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


5 comentarios

  • No entres a la casa de un ciego si notas que el tipo se parece mucho a Cable de los X-Men o peor.. a un tipo que mato miles de Navi´s en Pandora…

    Responder
  • A mi me recordó más a otra película,se llama Late Phases, donde un ciego combate contra hombres lobos en la comunidad de ancianos retirados en la que vive. Apenas la vi hoy y he de decir que me entretuvo y me hice las mismas preguntas que plantea estimado. Sobre todo con lo de los barrotes en la escena del cuarto, si estaban con barrotes las ventanas cómo carajos salió volando el sujeto.
    P.D no sé porque no se publican mis comentarios cuando lo hago desde mi cel, es un Windows Phone y por ende es a través del navegador Edge, no sé si puedan revisar si hay algún problema en su página o es el navegador o el cel. Gracias y saludos estimado.

    Responder
    • Llegando de vacaciones en la capital estimado, disculpe la molestia

      Su molestia ya se pasó al departamento de “Que pedo con Cinescopia” se lo aseguro
      Esa película me agarró en shock no la he visto así que la buscaré. Gracias por comentar estimado. Saludos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*