Un remake que va Cuesta Abajo

En 2014, Force Majeure (Turist), del director sueco Ruben Östlund, presentó una brillante historia que analiza los cimientos de las relaciones de pareja a partir de un evento catastrófico, además de examinar la paternidad fallida (tema que exploraría, con mayor profundidad, en la genial The Square). El éxito comercial y crítico de la película la puso en la mira de productores gringos, resultando en la película que tiene su estreno este fin de semana. Si bien conserva la esencia del filme original, las consecuencias de la avalancha son mucho más controladas en esta nueva versión.

Protagonizada por Will Ferrell, Julia Louis-Dreyfus, Miranda Otto, Zach Woods, Zoe Chao y Kristofer Hivju en un divertido cameo, Downhill (Cuesta Abajo) presenta a una familia estadounidense de vacaciones en los Alpes suizos que, durante el desayuno, enfrentan una situación de riesgo que congela a la familia. El guion adaptado de Jesse Armstrong, Nat Faxon y Jim Rash falla en captar las sutilezas de la historia original, simplificando el conflicto central de la pareja y tomando salidas fáciles para resolver esta problemática. Por otro lado, el cambio en el título de la película pudiera señalar la mayor diferencia con su antecesora: “Fuerza mayor” indica un evento cuya responsabilidad está fuera del control de los involucrados, mientras que “cuesta abajo” señala que el objeto/sujeto en cuestión está decayendo, sin ver qué se encuentra al fondo. Los temas centrales discutidos en la película -en particular, el compromiso y fidelidad hacia la pareja y el proyecto de familia- no se profundizan, y parecieran no afectar a nadie más fuera de los personajes de Ferrell y Louis-Dreyfus.

Esta dupla, por cierto, da buenas actuaciones y maneja bien el humor negro del guion, aún si entre ellos tienen poca química y no son creíbles como pareja; por otro lado, Otto roba la atención con su acento exagerado y gran carisma. La controlada dirección dual entre Faxon y Rash, así como la cinematografía de Danny Cohen, refuerza los temas de la película, mientras hacen bellísimas tomas de los blancos alpes suizos.

Si bien los remakes de un país a otro pueden resaltar otros aspectos de la historia original o presentar nuevas ideas, y tiene sus momentos divertidos, Cuesta Abajo no aporta nada nuevo y no logra el impacto emocional del filme original. Se pronosticó como una gran avalancha para la dramedy estadounidense, pero no es más que una pequeña neblina que nos hace perdernos en la adaptación.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Oraleia    

Snob pretenciosa en recuperación, punk de gustos refinados y valemadrista con corazón. Crítica de cine.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*