El Conjuro: Yo no fui, fue el diablo!

Ya tenía un mal presentimiento cuando anunciaron el titulo para la más reciente entrega del universo de El Conjuro, “El Diablo me obligó a hacerlo” suena como algo más parecido a comedia que al terror que ha caracterizado la saga. El director, teniendo como historial “The Curse of La Llorona” tampoco exudaba confianza; pero como dicen, la esperanza es lo último que muere y por ello aún estaba muy emocionada por el regreso de la pareja favorita de cazafantasmasdemonios.

Las primeras entregas de El Conjuro, El Conjuro 2 y Anabelle: El Origen son unas de las más sólidas películas de terror convencional recientes y su recaudación en taquilla junto a sus fans lo confirman. De esto El Conjuro 3 rescata varios elementos clave como la relación entre Ed y Lorraine o el morbo de estar basada en una historia real.
Así tenemos el inicio y una premisa: el exorcismo de David de diez años no sale como todos esperaban y el demonio se transfiere a Arne, quien en la vida real usaría la posesión demoniaca como razón ante el asesinato de su casero en 1981. De ahí todo se vuelve confuso con una narrativa semi lineal donde los flashbacks si bien son obvios, no se sienten que fluyan naturalmente con la historia.

Ahora Ed y Lorraine Warren se convierten en detectives policiacos paranormales pero claramente no brillan en esto, no hay conexión emocional con ninguno del resto de los personajes así que el misterio alrededor del caso y algunos giros de trama a la hora de hora no resultan interesantes.
No niego que en la experiencia se incluyen unos sustos, sí, pero todos a base de sonidos estridentes que va aumentando al punto de ser molestos, el manejo sonoro en general es terrible. Los demonios, fantasmas y otros entes paranormales se quedan cortos o de plano no tienen sentido, lo que podía ser ligado a la trama, parecen al fina solo excusas para poner un cadáver en escena genérica de terror.

Sinceramente esperaba mucho mas que jumpscares y drama policiaco de esta entrega, me quedó con las anteriores.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Sahury   @sahury   letterboxd.com/sahury/

Acumulando sentimientos sobre películas desde 1988. Analista de taquilla en entrenamiento, el cine es arte para los romanticos y negocio para los optimistas. Difícil que odie una película, pero no imposible.


2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*