La Razón de Estar Contigo: ¡Entre el escándalo del maltrato, uno no se pierde de nada bueno!

Si usted querido lector ha tenido alguna vez un perrito, no puede negarme que el amor que desbordan por uno es un pedazo de cielo en la tierra. No hay amor más puro (probablemente solo comparado con el de un bebé por su madre) en este mundo que el que brinda un perrito.

Bueno, cuando leí la novela A Dog’s Purpose del autor W. Bruce Cameron lloré hasta casi deshidratarme, es muy linda la historia, bueno, las historias.

Y cuando uno se enamora de una historia lo mínimo que esperaría al ser llevada al cine es que al menos guarde la esencia de lo leído y que le deje el mismo sentimiento de profundo amor por su amigo peludo.

 

¡Bueno, no espere que eso pase con esta película!

Yo sinceramente no puedo entender cómo es que el director Lasse Hallström, quien ya nos había hecho llorar a mares con la historia de Hachiko en 2009, no supo dar en el clavo con esta película.

Y es que sinceramente…. ¡SPOILEEEERRRRR para los que no han leído el libro!

Si usted ya leyó el libro sabe que el perrito se nos muere 4 veces, bueno 3 porque en la última historia no es el perrito quien se nos muere. Entonces pues ¿dónde está el problema?

 

El problema de la película radica básicamente en la falta de empatía con el perrito. La primera historia dura 4 minutos ¡4 malditos minutos! ¿Cómo puede uno sentir empatía por algo que duró menos que los créditos? ¡No se puede!

Luego vienen las historias largas y uno dice (yo pensé para mis adentros) ¡ahora si voy a llorar como Magdalena, venga que cargué con mis kleenex!

¡Y vaya sorpresa! La película está como si metida en una olla de presión para cocinar todo en chinga y que salga como quede… Y les faltó tiempo de cocción. Uno no haya cómo empatizar con los personajes. Si bien tiene alguna que otra escena divertida, no son suficientes como para salvar en algo la película.

Las historias, TODAS ELLAS, están contadas con tanta prisa que el director olvida lo que nos llevó a amar a Hachi, el desarrollo. Entiendo que no haya suficiente tiempo como para contarnos todo lo que viene en el libro, pero al menos nos hubieran regalado más tiempo de calidad en que nos pudiéramos enamorar de Ethan, de Maya, de Al, del Abuelo… pero no, todos los personajes salen tan poco que hasta se nos olvida que por ejemplo Britt Robertson salía en la película.

Para acabarla de joder, al escritor se le hizo muy larga y aburrida la historia de Ellie, el pastor alemán policía y decidió cortarla de tajo con un final insultante para el personaje, y luego se quiso ver ‘inteligente’ al meternos la historia de Leo, un perro que en el libro TIENE 2 JODIDAS LINEAS, 2 MALDITAS LINEAS y el señor se inventó toda una historia que para acabarla es malísima.

De verdad que no se vale, y encima de la tortura de ver una película tan tijereteada como esta, porque aparte la edición es como si estuvieran armando un rompecabezas y quisieran meter una pieza a la fuerza en un lugar que no le corresponde, encima de eso, nos dicen que maltrataron a los perritos.

¡No se vale señor Hallström!  Si quería realismo tuvo que haber tenido un mejor entrenador de perros y darle al animalito su tiempo para acostumbrarse a la escena. ¿Qué no es lo mismo que hacen cuando graban con bebés o niños? Según en Estados Unidos, PETA ya les empezó a hacer boicot y yo sinceramente me uno luego de ver ese indignante video donde CLARAMENTE SE VE COMO EL PERRO CASI SE LES AHOGA!! Y para un resultado tan mediocre y vacío, el sufrimiento del animal no lo vale.

¿Y la película? Me dirá usted, hable de la película y no solo de su opinión como amante de perros… Bueno, pues le diré:

  1. Muy mal por no alargar lo suficiente la relación de Ethan y Bailey cachorro, uno jamás termina por creerse el amor desarrollado ahí.

  2. Los perros fueron mejores actores que los humanos, y cómo no, fueron maltratados.

  3. ¡¡La primera vida del perro duró 2 MINUTOS!! Se hubieran ahorrado esa escena también.

  4. La historia del policía no hubiera existido

  5. La historia del corgi fue metida con calzador, se notó a leguas lo forzado tanto de las actuaciones como de la historia en sí.

  6. Ni siquiera tiene un buen soundtrack

  7. ¿Sale Britt Robertson? ¿De veras? ¿En qué momento? ¿3 escenas?

  8. ¡Dennis Quaid parece el papá de Chabelo!

  9. La fotografía de la granja es buena… a veces

  10. El director jamás logra conectar con el público, la gente en la sala aunque en momentos reía al final salió diciendo que esperaban mucho más de la historia y que jamás llegó.

  11. Creo que si hubiera conservado el final de la relación Ethan – Bailey hubiera llorado a mares, pero el director tuvo miedo y se quedó con el final rosa como todo lo que le gusta filmar.

  12. No me vaya a decir que era difícil de filmar ya que eran historias diferentes, porque le tengo una respuesta a eso, Tarantino. Historias diferentes que hacen una historia completa y coherente.

  13. Mejor ni la vea para que no apoye el maltrato animal. Le recomiendo que mejor lea la novela, uno la termina de leer en un solo fin de semana.

Créame que yo iba con toda la disposición de llorar cual Magdalena, pero lo que pasó es que salí enojada con el director por arruinar una novela tan bella en su afán de recuperar el mercado que ha perdido con sus últimas 5 películas.

Para una historia donde ya sabemos el final y que esperamos llorar como Dios manda, La Razón de estar contigo nos queda debiendo no solo lágrimas, sino una disculpa pública por el maltrato a los animalitos durante la filmación.

Mientras son peras o son manzanas, en cuanto al abuso del perro, aquí le dejo ambos lados de la moneda. Decida por usted mismo a quién creerle y sobre todo, decida si gasta su dinero en una película que no es tan buena como nos quieren hacer creer.

http://www.vox.com/culture/2017/1/19/14319976/a-dogs-purpose-abuse

El supuesto maltrato:

Si quiere llorar con mejores historias de perros le dejo la liga a un post que ya antes había escrito sobre historias de perros basadas en la vida real. Alguna de ahí, sino es que todas, son mejores que esta y le van a sacar más de una lágrima.

Vidas de Perros: 5 Historias de perros que te harán llorar a moco tendido

¡Hasta pronto!

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*