El Nuevo nuevo testamento: Un Dios muy sádico e irreverente

Hoy, en la reunión matutina del Blog de Cinescopia, después de tratar los asuntos del día, por culpa de un meme que envió nuestro corresponsal colombiano Bedud, empezamos una discusión sobre machismo, misógina y religión. Esas discusiones nunca terminan bien, pero siempre sale alguien con un chiste o cambiando el tema (o en nuestro caso con una película), para terminar sutilmente la acalorada polémica. Entonces, me acordé de esta película que siempre me pone de buenas, así que decidí dejarles una pequeña reseña, esperando les guste tanto como a mi.

Es una película coproducida por Bélgica, Luxemburgo y Francia. Dirigida por Jaco Van Dormael, nos cuenta que Dios existe y vive en Bruselas, es un tipo flojo que se la pasa en piyama y bata, odioso, con muy mal genio, que maltrata a su esposa y a su hija Ea de diez años.  Las tiene encerradas en un pequeño apartamento con ventanas cerradas y solo les permite ver los deportes por televisión, porque es lo que a Él le gusta ver.

Ahí mismo tiene su oficina, una habitación asfixiante llena de archiveros y en el centro un escritorio con una computadora. Un día que estaba aburrido decidió poner animales en el mundo. Primero las jirafas, después los leones y demás . Estos se paseaban por toda la ciudad libremente, hasta que creó al hombre y con el hacía lo que le pegaba en gana, pero el hombre conoció a Eve y empezaron a procrear una serie de hijos, mismo que Dios, solo por diversión, los puso a pelear unos contra otros en su nombre.  Pasa sus días inventando leyes solo para molestar a la humanidad y hacerle la vida mas miserable. Leyes como que la fila de a lado siempre será mas rápida que en la que estas formado. El pan, si tiene mermelada, siempre caerá al piso del lado de mermelada.  A su esposa no la deja hablar y ella pasa el día bordando y viendo su colección de cartitas de beisbolistas famosos. El hijo mayor, J.C,  huyó de casa, se juntó con doce apósteles y ¡así le fue! Terminó clavado como una lechuza en una cruz (palabra de Dios…del de la película) Su mamá siempre le dijo a J.C que doce no era un buen numero para tener apóstoles, que mejor 18 pero no hizo caso… ¡Y así le fue!

Un día Ea entra a la oficina de su padre y se da cuenta de que es lo que hace y se enfrenta a el diciéndole que es un miserable y este se molesta tanto que la golpea y ahí es donde Ea llega a su límite y decide irse de la casa, no sin antes vengarse de su padre.

Es una gran, gran comedia de humor negro que nos pone a Dios desde otra perspectiva y resulta muy divertida. Tiene grandes actuaciones, a Dios lo interpreta Benoît Poelvoorde maravillosamente, la niña Pili Groyne, excelente actriz, es Ea, también actúan la siempre bella Catherine Denueve, François Damiens, Yolanda Moreau, Laura Verlinden entre otros. La ambientación es muy buena, los diálogos muy divertidos, las situaciones que se van dando y como se resuelven tienen al final un  bonito y sarcástico  mensaje.

Yo amé esta película, es de esas que se convierten en un clásico para tener en tu casa cuando estás deprimido y te preguntas porque la humanidad está como está, tal vez “alguien” esta jugando con nosotros solo por que esta amargado y aburrido…. Si son así como que muy religiosos o que les ofende que se ponga a Dios de otra manera que no sea de cómo nos lo presenta la religión, pues ni la vean, pero será una lástima porque es muy divertida.

La discusión matutina ahora es vespertina, pero ¿que quieren que les diga? Estar en un blog donde hay gente tan diferente, con diferentes puntos de vista es lo que nos ha distinguido del resto. Nos une el amor al cine… y a discutir.

 ¿Saben que hizo Bedud después de provocar todo esto? Nada. Ve el mundo arder mientras se come unas arepas.

 

Vilma Aida

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*