El Príncipe Encantador (Charming): Una fórmula desgastada

Charming o El Príncipe Encantador, como quiera usted llamarle, se presenta como una nueva reinterpretación (sí, otra) de los tan venidos a menos, cuentos de hadas. Mientras más se habla de mujeres empoderadas y de los odiados “princesos”, todavía hay quien se atreve a mantener con vida, al menos en el cine, aquella leyenda de “fueron felices para siempre”.

A estas alturas anunciarse como “los productores de Shrek”, ya no es garantía de nada, sobre todo cuando la saga original terminó a la baja. De hecho, el personaje del príncipe mal pagado de sí mismo, ya se había mencionado ahí, pero al final el giro fue otro, menos afortunado por cierto.

Ross Venokur (Get Squirrely) dirige y escribe la historia de Philippe (Wilmer Valderrama), un atractivo príncipe que por culpa de un hechizo es capaz de enamorar a toda mujer que lo mira, por lo que Blancanieves (Avril Lavigne), Cenicienta (Ashley Tisdale) y La Bella Durmiente (G.E.M.) mueren por él, mientras la plebeya Lenore (Demi Lovato) parece inmune a sus encantos.

Mientras trato de no despotricar y no perder de vista que es una película dirigida al público infantil, caigo en cuenta que la trama no es infantil, sino estúpida. Es floja y frívola, cero emotiva, nada emocionante y con unos gráficos espantosos. Como cosa curiosa, y gracias a Demi Lovato como responsable musical y al elenco en idioma original, el soundtrack es rescatable, aunque sin relacionarlo con las imágenes es difícil que sobreviva en la memoria. No se hizo doblaje al español de la banda sonora, pero las canciones resultan divertidas y pegajosas; quizá los que puedan disfrutar de esta cinta sean los fans de las cantantes que prestan su voz a este proyecto fallido.

No puedo decir que ésta cinta está hecha para romper paradigmas, en primer lugar porque ya se ha tocado el tema varias veces, con Shrek era novedad, pero Charming está tan mal escrita que lo único que se puede hacer es reírse de los personajes que representa, que por desgracia hay tantos en la vida real, hasta podrá relacionarlos con algún conocido o conocida. Mi recomendación es que vaya directo con su distribuidor musical de confianza por la banda sonora y se olvide de lo demás

Etiquetas:  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*