Entre balones y ninfómanas yo prefiero el sol de Venecia

El fin de semana fue largo, cálido. El verano en el Mediterráneo me recuerda a las canciones de Serrat, a un buen tinto, a queso fresco… Venecia se brinda a sus amantes cual una bella damisela de figura irresistible con caderas como el arco de una góndola, cabello que fluye cual agua de uno de sus canales y senos que dibujan los filos de antifaces que hacen pensar en el carnaval.

Mis queridos todos, los saludo con el placer de siempre mientras escribo estas líneas en la mesita de noche que tiene el trasfondo de una ventana que me regala la brisa de la madrugada, bebo un sorbo de mi tinto y me da por ponerme trascendental… me da por agradecer a esa fuerza que muchos llaman dios por darme la oportunidad de conocer el mundo, de andar con gracia y elegancia sobre mis lindísimas cuatro patas y por seguir manteniendo varias de las vidas que me quedan; rodeada de este bello paisaje, me detengo y entonces mi tierno ronroneo se apaga, pues recuerdo que hoy, aquella premisa de que no hay quinto malo, me falló, me decepcionó y me hizo sucumbir ante el insomnio.

película-sobre-Messi

¿De qué le estoy hablando? Pues ni más ni menos que de los dos hechos más importantes en la Mostra. El primero, la presentación fuera de competición del documental Messi (el título es lo menos frívolo, créame) de la mano de su orquestador, el español Alex de la Iglesia. Le cuento. Este documental no es otra cosa más que un cúmulo de entrevistas, comentarios de analistas deportivos, compañeros del astro argentino pertenecientes a varios equipos y al suyo (el FCB), leyendas como el gran  Johan Cruyff, Jorge Valdano o Luis Menoti y otras múltiples personalidades que se desviven en halagos hacia el jugador… ¿y luego? Mire, le juro que esta minina tiene su pasión futbolera, que admira fervientemente lo que esta “pulga” ha hecho con el balón para el club de sus amores. Niego que el tema del balompié me sea indiferente, pero ¿aquí? ¿En la Mostra de Venecia? ¡No me hagan esto! Por favor, si el propio de la Iglesia confesó su pobre entendimiento sobre el tema de las patadas y las porterías, si ni el propio protagonista, Messi, participa como tal en dicho trabajo. Haciendo uso del argot pambolero, esto estuvo fuera de lugar.

Y siguiendo con un día que fue poco menos que para bostezar, Nymphomaniac II de Lars Von Trier, también fuera de concurso, se proyectó como parte de esta necesidad imperiosa por darle glamour a lo que no lo tiene, pues al evento asistieron las actrices Charlotte Gainsbourgh y Uma Thurman quienes insistieron en defender el trabajo de Von Trier y dando sus propios argumentos para tratar de convencer al espectador de que la cinta en conjunto (volumen I y II)no es tan mala como se ha dicho y como gran parte de la prensa especializada la ha catalogado.

1998258

Decía mi abuela, sabia felina de bigotes largos como la cuaresma, que el miedo no anda en burro. Y esa misma impresión dejó el director danés, quien no solo no asistió al festival, sino que convirtió la rueda de prensa que se tenía prevista para hablar sobre Nymphomaniac, en una especie de concurso de preguntas y respuestas de televisión, haga de cuenta que aquello era un Jeopardy barato en donde el tipo se dio el lujo de contestarle a uno de los periodistas. ¿Que qué he aprendido sobre la sexualidad femenina con esta cinta? Nada que no sepa

62780_uma-thurman-fiesta-vanity-fair-chopard-festival-venecia-2014_m

Mire, yo no me asusto ni me sorprendo. Estoy acostumbrada a este tipo de tonterías, de estos aires de grandeza que se dan aquellos que pretenden enaltecerse ante la banalidad, la ignorancia y la chabacanería. Pero, insisto ¿aquí, en Venecia? Que alguien me diga a donde se fue el buen gusto, prometo ir tras él, cazarlo y traerlo para usted.

Hoy, hoy por lo pronto me entregué a los placeres, los que no son tan caros. Y al reconocer a algunos viejos amigos italianos con quienes he compartido más de una noche de excesos y una copita de nada, decidí acompañarlos a tomar el sol veneciano que nos cubrió con su cálido manto, nos llenó de brillo y recordó que la vida es bella.

Ciao bellos!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cat Movie Lee    


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*