Entrevista con David Strathairn, el nuevo rostro fílmico de Dios

Este fin de semana, el drama religioso Entrevista con Dios llegará a nuestras salas de cine como parte de la iniciativa de Cinépolis +Que Cine. La película, dirigida por Perry Lang, presenta a un joven periodista que lidia con estrés post-traumático después de cubrir una guerra. Por azares del destino, entrevista a un misterioso hombre que dice ser Dios.

A continuación, les compartimos una entrevista con el actor estadounidense David Strathairn, quien protagoniza este filme después de su participación en Fast Color, American Pastoral, Louder than Bombs y las series Billions The Blacklist. 

 

Antes de decir sí a Una Entrevista con Dios, seguramente leíste el guión. ¿Cuál fue tu primera impresión de la historia?

Mi primera impresión fue lo dulce, honesta y directa que es, además de ser una historia muy universal. Todo mundo tiene preguntas sobre su fe, cualquiera que sea, y cómo ésta se relaciona a sus vidas. Creo que es una historia muy dulce y que trató el tema de la fe de una manera muy sincera, franca y sutil sin bombos y platillos. Un joven haciendo preguntas profundas a un hombre más grande en edad, y este joven puede o no creer que el hombre es la deidad en la que él ha creído. Para empezar, estaba muy impresionado con la historia, y funcionó, creo yo. Cuando leí el guión por primera vez pensé “es una historia muy sólida y sincera” y se sostuvo.

¿Cuál fue el proceso para prepararte para este personaje? ¿Qué pasó por tu cabeza para darle al clavo al personaje?

Estar presente, escuchar con atención, ser tan compasivo y empático al igual que este joven, pero más que todo estar en el momento con Paul Asher, quien interpreta a Brenton, porque más que todo se trata de su historia. Adentrarme en su historia lo más honestamente posible.

¿Te apegaste estrictamente al guión, o estuvieron constantemente trabajando en el diálogo durante la filmación?

Nos apegamos al guión. Era mucho diálogo y lo tratamos como si hubiese sido una puesta en escena. Como si hubieran sido 3 pequeños actos, pero sí, nos apegamos mucho al guión, hubo muy pocos cambios.

¿Crees en la idea de un Dios interviniendo personalmente en nuestras vidas?

Lo que sea que una persona por necesidad invoque para su propio bien, puede ser una gama de cosas. Depende de la persona que busca guía. Algunas personas creen en alguna fuerza, alguna energía que les ayuda a sobrepasar tiempos difíciles, pero todo depende de la persona. No sé si exista una energía toda poderosa que nos dirija, creo que nosotros mismos debemos ser los participantes de nuestros propios caminos.

¿Hubo algún incidente en particular durante la filmación? ¿Eventos extraños o sobrenaturales?

No recuerdo, no. Todo fluyó muy bien.

¿A qué tipo de audiencia dirías que el mensaje de la película va dirigido?

Creo que puede ir hacia cualquiera en realidad, cualquier audiencia que quiera sentarse, escuchar y participar en una seria discusión entre dos personas. No hay escenas de acción, es una película muy humana e imagino que puede atraer a muchas y diferentes tipo de audiencias.

Entrevista con Dios estrena hoy.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*