Everything Everywhere All at Once: Terapia materno – filial

No pretendía ejercer mi opinión y crítica sobre tan disfrutable película, sin embargo y  de nuevo al ver el “endiosamiento” de una sociedad cinéfila que en la actualidad tiende a inflar productos por meros artilugios efectistas, me veo en la necesidad de emitir un punto de vista breve, pero conciso y objetivo sobre el por qué estamos ante uno de los mejores blockbusters de este 2022, pero que dista de ser la “joya” donde todos pretenden ponerla

Más allá de su exponencial sentido del humor, donde “Daniels” rinden homenaje al cine serie b de artes marciales, mientras parodian las cintas de acción actuales (dando incluso un golpe de autoridad frente a Marvel y sus pinchurrientos dos universos en una película de multiversos), “Everything Everywhere All at Once” es una cinta que toca un tema “materno – filial” sensible y de mucha complejidad.

Haciendo uso de cientos de simbolismos y alegorías, los extrovertidos directores nos relatan una historia sobre una mujer que vivió un complicado forzamiento en su vida y su consecuente destino; gracias a las circunstancias laborales, económicas, pero sobre todo a la opresión de sus tradiciones, familia y cultura, nuestra protagonista se vio forzada a ser esposa, trabajadora y sobre todo “madre”, una tarea que quizá no estaba dispuesta y /o lista para cumplir.

Dentro de dicha adaptabilidad y aceptación de la maternidad “tardía”, “Daniels” construye un universo de locura donde todos los factores que llevaron a la crisis de esta mujer se ven materializados en una sarta de absurdo divertimento, que por extraño que parezca… funciona, debido a que cada elemento tiene un origen, un común denominador (la relación madre e hija) y un mismo final. Así mismo dentro del acto final y enmarcado en un loquísimo montaje que surte el efecto de clímax, el director bicéfalo se da la oportunidad de “moralizar” su relato sin que este parezca aleccionador, sino todo lo contrario, logrando un efecto emocional sincero y donde quizá muchas madres e hijas se sientan reflejadas.

Sin embargo y fuera de toda esta interesante alegoría, “Daniels”, tal y como su anterior película (la también extravagante “Swiss Army Man”, que también es una alegoría sobre el duelo y la soledad), tienden a repetir las cosas una y otra, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra vez, haciendo que su divertimento por momentos decaiga, y que por otros canse al recurrir a las mismas armas: secuencias, diálogos, planos y movimientos, que si bien son hilarantes en una primera ocasión, tras dos o tres veces de repetir el chiste ya no lo son tanto.

Por otro lado, al tener el mote de “A24”, la casa indie más famosa de la actualidad (y a la cual se le acaba de terminar lo indie con su adquisición por parte de Apple), la cinta en su generalidad tiende a sufrir de una sobrevaloración narrativa del mismo grupo de referencia que de manera cómoda encaja esas siglas con “calidad”.

De nuevo, “Everything Everywhere All at Once” es una excelente película de entretenimiento, con valores técnicos loables, con secuencias de acción inolvidables y con una historia rebuscada pero que al final cumple con su metáfora principal: la complicación de ser madre ¡pero por favor! Dista de ser la primera, segunda, tercera, cuarta o quinta maravilla del mundo.

¿Recuerdan a aquel cadáver pedorro de Swiss Army Man? El primer pedo, o quizá el segundo haga reír, pero cincuenta y ocho veces ya no. Algo similar pasa aquí, y es que aunque encajarse estatuas en el ano para seguir peleando en un universo, o perseguir un mapache por una autopista, o tener relaciones sexuales con dedos de salchicha puedan resultar ingeniosos y comiquísimos en primera instancia, para la 30ª repetición de estas escenas el efecto del “pedorro” se repite.

Aun así, Daniels se las arregla para entregar un sensible y excelente final. Por favor, véanla en pantalla grande y juzguen por ustedes mismos

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 Comments

  • Es que no le tuviste paciencia… pero tambien hay que esperar que mas trae el 2022, siento que esta cinta dejo una vara muy alta… y ni el Norteño ni Elvis tienen oportunidad de superar (el segundo trailer de Elvis me dejo con suficiente evidencia de que no va a ser la mejor del año)… quiza me espere a ver la historia del genio que anda haciendo Miller y quiza veamos un buen rival

    Reply
  • Por algo me pareció extraño que estuviera en el Top 250 de Letterboxd. Y es que, como dice, es una buena película, pero no es la segunda venida ni mucho menos.

    Sonará un poco controversial, pero siento que Letterboxd es quizás uno de los mejores sitios para saber y comparar la calidad de películas, pues a diferencia de Rotten Tomatoes, IMDB o Filmaffinity (que tienen métodos cuestionables de calificación, y por ende, es fácil ponerlos en duda), ahí es muy difícil llevarle la contraria porque el voto final es más consensuado. Ahora, no quiere decir que sea perfecto (hubiera esperado que The Last Jedi sí estuviera reprobada ahí, pero no), y prueba de ello es el mismo Top. Es decir, La Naranja Mecánica tiene rato que salió y ya no figura… ¡pero Spider-verse, La Vida es Bella y Winter Sleep siguen ahí (y todas en posiciones de las que no pueden bajar)!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*