Frank: Viviendo el sueño (en cuarentena)

Jon es un trabajador de clase media y un melómano compositor en su tiempo libre quien está teniendo problemas de creatividad para escribir música, pero su suerte se verá probada cuando la mítica banda independiente de su cuidad se queda sin tecladista. Es el momento de Jon para probar de qué está hecho, pero ¿qué sucede con el líder esta banda y su enorme y excéntrica cabeza?

Estrenada en el 2014, escrita por Jon Ronson y Peter Straughan, y dirigida por  Lenny Abrahamson, quien en 2015 estrenaría la multipremiada y  cuatro veces nominada al Oscar, Room (La habitación), misma que posicionó a Brie Larson como una de las mejores actrices de su generación.

Nuestro protagonista Jon (Domhnall Gleeson) está en medio de una crisis de creatividad, pues no logra componer nada realmente bueno, pero su vida da un giro de 180 grados cuando es invitado por “Los Soronprfbs” a colaborar en la grabación del próximo álbum en un rancho en Irlanda durante un mes. Esta estrambótica banda de música indie/rock es liderada por Frank, quien es interpretado por Michael Fasbender, un sujeto, extraño y descentrado que usa una cabeza gigante todo el tiempo, lo cual podemos pasar por alto una vez que descubrimos su desbordante  talento que bien podría decirse que proviene de otro mundo.

Jon Ronson y Peter Straughan rinden homenaje al comediante y músico inglés Christopher Mark Sievey (1955-2010), quien cobró fama cuando comenzó a usar una enorme cabeza de cartón para sus shows haciéndose llamar Frank Sidebottom.

La esencia de Frank radica en olvidarse de lo obvio y caer en cuenta que puedes escribir una canción acerca de cualquier trivialidad como el mechón de hilo que sobresale del tapiz de un sofá, si cuentas con la suficiente humildad y sensibilidad para contemplar la belleza de ese diminuto suceso o la creatividad para escribir una historia alrededor de ello.

“es increíble como Frank encuentra inspiración en todo”

Esta cinta usa el aislamiento como una forma de autoexploración de los personajes, llevarlos más allá del límite como equipo y liberar la música que está dentro de ellos. Y al mismo tiempo cuestionar sus posiciones en el grupo. Nos ilustra la delgada línea entre tratar de encajar en un grupo y eclipsar a los demás miembros para sobresalir.

Frank es una cinta muy entretenida, inteligente y divertida que aborda temas sensibles como enfermedades mentales, la soledad y el miedo al rechazo por medio de la comedia. Es una sátira del fenómeno hipster y la música independiente de la década pasada, pero sobre todo es una lección de aceptación, amistad y humildad.

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Sandra Botello    


1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*