Game of Thrones 8×05 The Bells: Menopausia

A estas alturas creo que ya todos saben y aceptan que la octava y final temporada es un chiste narrativo con respecto a las primeras seis, y es que ¿quién iba a pensar que la pobrecita de Missandei sería la causante de tal berrinche y quemazón? Digo, no es que el giro no sea atractivo (aunque también predecible) con la protagonista femenina en cuestión, pero los errores desde la selección en la cantidad de capítulos, fallas técnicas, producción y posterior estructura en tan mermados guiones hacen que dichas situaciones luzcan tan forzadas que simplemente a veces se tornan ridículas.

No es que este destino plasmado por la falta de libros y guionistas ineptos alcance a todos los personajes (hay algún par o quizá 3 salvables y aún con el arco narrativo intacto) ¿pero a poco no les da coraje que una heroína de 70 capítulos en solo uno y medio sea convertida en la más grande villana de la serie? Y viceversa por cierto, en este cambio de roles femeninos más graves que la menopausia. Repito, el problema no es el “qué pasa”, sino “el cómo pasa”.

Por otro lado y a pesar de toda esta costumbrista y pérfida estructura, The Bells bien podría ser considerado como uno de los más impresionantes capítulos de toda la saga en su apartado visual  y en definitiva hasta ahora el mejor de la octava temporada, demostrando nuevamente que la dirección y el guion muchas veces caminan en rumbos opuestos, siendo en esta ocasión la labor de Miguel Sapochnik verdaderamente sobresaliente (¿en serio este cabrón dirigió también la estupidez de la batalla en Winterfell hace apenas dos capítulos?), encausando una épica de terror, tensión y suspenso durante todo el capítulo, con todo y el “fan service” incluido.

Un acierto dentro de toda esta contrariedad narrativa – visual fue la menos un detalle en torno a las protagonistas y rivales de la serie, pues mientras la marcada conversión de la niña Targaryen es condimentada con su nula presencia durante el genocidio, haciendo que a través de la tragedia y de Drogón se logre el forzado paso a su predecible y heredada locura, por el otro lado la empatía regresa hacía con el personaje de la supuesta villana, humanizando un personaje que en realidad y durante 6 temporadas estaba descrito en realidad como una anti heroína, pues el amor profeso por su familia en un entorno tan vil justificaba algunas de sus acciones. De nuevo, el problema no fue el qué, sino el cómo acabaron con esa complejidad y dualidad de Cercei durante estas dos temporadas, al menos regalándole un final digno de la potencia actoral de Lena Haedy (la muerte me pareció adecuada y acorde tanto al fan service como al trasfondo del personaje en sus 72 capítulos).

Otro acierto originado de su labor directiva es el encause de su banda sonora y posterior montaje, elementos que junto a varios trucos emocionales (niñas y madres quemadas por doquier ¿si se fijan que ya siempre son mujeres?), logran grandes momentos de tensión, emotividad y crueldad, algo que nunca se logró al menos en la anterior batalla.

Del fan service con sus personajes secundarios al parecer los hermano Clegane son los que salieron mejor librados y coherentes con todo el trazado de su historia, entregando un buen momento para la serie, sin embargo personajes como Jaime, Euron y hasta Arya de nuevo son las víctimas de estos escritores, los cuales son capaces de que en minutos cambien sus personalidades, destinos y trasfondos siempre para encontrar la salida fácil en algo que se ha tornado ya desvergonzado.

A esperar el desenlace de una de los acontecimientos audio visuales que cambió la manera de la ver la televisión, esperemos que los que quedan aun narrativamente bien parados (Jon Snow, Davos Seaworth, Tyrion Lannister), den un poco de lógica a un clímax ahora dramático que desgraciadamente luce igual de apresurado para los 80 minutos por venir.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


9 comentarios

  • ¿ES MI IMAGINACIÓN, SR. FETT, O HAY ALGO EN ESTA SERIE QUE LO ESTÉ ENCABRONANDO ÚLTIMAMENTE? YA, QUE SE ESTÁ PASANDO CON ESA COSA DEL EMPODERAMIENTO FEMENINO Y DEMÁS CHILES, PERO, CHALES, CON LO SEXISTA Y HASTA MISÓGINA QUE EMPEZÓ, A LO MEJOR VIENE POR UN SENTIMIENTO DE CULPA, ¿NO CREE? POR MÍ QUE SE HUVIERAN AORRADO TANTA VIEJA ENCUERADA Y MALDAD PERRA QUE NI VENÍA TANTO A CUENTO, PUES, PURA CORTESÍA HBO (¿SE RECUERDAN DE LOS SOPRANOS?) APARTE, ME ASOMBRA QUENADIE SE HAYA DADO CUENTA DEL ORIENTALISMO DE ESTE PROGRAMA, CON AROMA RACISTA INCLUSO. DESDE EL PUNTO DE VISTA NÓRDICO COMO TOLKIEN Y LEWIS. LOS DEMÁS PUEBLOS UN SAFARRANCHO DE CLICHÉS DE MONGOLES, NEGROS SALVAJES Y COBARDES Y MAMONES SANGUINARIOS DE MESOORIENTE.
    BUENO, PUNTO DE VISTA CON EL QUE COINCIDEN ALGUNOS. POR LO DEMÁS, MUY CIERTO, TODO FLOJO ESTOS CAPITULOS. PERO, EN VERDAD, A TRAGARSE A LAS VIEJAS ENVALENTONADAS, QUE MUCHA TETA Y CULO LES EXPLOTARPN EN UN PRINCIPIO, CON JALÓN DE QUEJAS LES VINO ESO, Y A LOS CUATES LOS TUVIERON QUE TENER EN CUERNAVACAS POR ESO LUEGO, JA,JA.
    SALUDOS, SR. FETT. YO OJO CON ESE RACISMO QUE HAY.

    Responder
    • Estimado. Debo diferir de sus sospechas. mi enojo no va del lado del sexismo racismo o cualquier ismo, sino solo de la falta de lógica y estructura con la que se pretende contar la historia. Ahora con este final tan aberrante e incoherente usted comprenderá

      Responder
  • CHINGON1! SE NOTA QUE LE VALE MADRE TOO LO QUE ESCRIBI EN DEFENSA DE LAS VIEJAS, JA,JA,JA Y CONTRA EL RACISMO CULERO DE ESTA SERIE. SI LE GUSTA O NO LE DISGUSTA ESO, TA BIEN, ALLA SUS GUSTOS “BONITOS”, JI,JI,JI.
    AORA, MI FETT, ALUDIR AL ACABOSE MENSTRUERIL POR EL QUE PASARÁN –SI LLEGAN A LA EDAD– SERES PROXIMOS A USTÉ, DA QUE PENSAR…Y MEJOR QUE LO ABERRANTE E INCOHERENTE SE QUEDE EN EL FINAL DE UNA SERIE QUE ERA Y SE FUE PONIENDO MAS PINCHE.
    SALUDOS, ESTIMADO.

    Responder
    • Jajajaja perdone estimado vengo llegando de unas largas vacaciones. No no me valió, si yo también las defiendo, pero mi enojo hacia la serie no es por ellas sino por las incoheencias de los guionistas. Es como si me encabronara por los bodrios que fueron X-Men y Hombres de Negro, la culpa no es el feminismo, sino de su uso forzado en las peliculas o de los guionistas, que en este caso son hombres

      Responder
  • NAAA, MI CUATE. YA VE QUE YO TANBIEN LE RESPONDO IGUAL DE ATRASADO, QUE POR OTROS COMPROMISOS, PUES.
    MENOS MAL QUE ME LO ACLARO, QUE YA IBA NOTANDOLE CIERTO ENCABRONAMIENTO CON EL DIGNO MOVIMIENTO, QUE SI INCORDIA, SERA POR LO MAL QUE LO MANEJAN ALGUNAS Y ALGUNOS (YA VE QUE SIEMPRE SI SE AMERITA HABLAR ASÍ, JA,JA,JA)
    A VER SI NOS PONEMOS MAS PILAS, FETT, Y ATQUEMOS LO QUE HAY QUE CRITICAR DEL FEMINISMO Y A VECES SU FORZADO O INOPORTUNO USO, PERO SIN AMBIGUEDADES. NO VA SER QUE ENTONCES SE AGARREN DE LA “ANDROPAUSIA” PARA DESCRIBIRNOS, VERDAD?
    SALUDOS, HOMBRE (JA,JA,JA)

    Responder
  • A VER, QUE VENGA LA MENDIGA SIRENA, PUES. YO LA ACEPTO COMO ME LA PONGAN. NI ME VA NI ME VIENE LA PRESENTACIÓN. ABRAZOS Y NO SE ME PONGA CULERO SOLO CON UNAS/UNOS, COMPADRE.

    Responder
  • PUES SI, LA MERA VERDAD. AUNQUE ESO DE QUE ESTE BUENA O VAYA A LLEGAR A ESTARLO, LO DUDO, LA VERDAD.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*