Guilty Pleasure: Big Trouble in Little China

Una confesión más en muro de la vergüenza. Para empezar debo admitir que me costó trabajo decidir si publicaba esta nota en un “Martes de Momentos Favoritos” o en un “Miércoles de Placeres Culposos”, al final, el arduo y doloroso examen de conciencia fue lo que me llevó a decidirme, espero que John Carpenter (Halloween, Christine)   perdone mi atrevimiento y no mande a Michael Myers a degollarme.

A Netflix le ha dado por incluir en su catálogo películas “oldies”, llamémoslas: clásicas,  pero no de esas clásicas de Humphrey Bogart y Audrey Hepburn, estoy hablando de las películas que ya pasaron de los veinte o treinta años de su estreno, es decir, películas de los ochentas y noventas que poco tienen que ver con la “Época del Oro” de nada.  Películas comerciales, domingueras,  mal actuadas, algunas muy simpáticas, otras demasiado ridículas,  en su gran mayoría absurdas.

Big Trouble in Little China” o “Rescate en el barrio chino” como la conocemos por acá, digamos que es la película más “ligth” de Carpenter, casi me atrevo a decir que también para él resultó un placer culposo. En ella Jack Burton (Kurt Russell) es un camionero al que le gusta apostar a los dados con su amigo  Wang Chi (Dennis Dun) en el barrio chino. Cuando ambos  están en el aeropuerto para recoger a la novia de Wang Chi unos pandilleros chinos se la llevan y todos terminan en una batalla campal entre gánsters y hechiceros.

Para ser una película de uno de los más respetables representantes del género del terror, Carpenter se pone en tono muy ingenuo, pero parece que lo disfruta. Creo que llamó a todos los chinos disponibles para salir en la cinta, aunque juraría que ahí aparece uno que otro mexicano de ojitos “chales” haciéndose pasar por oriental.

Nunca había pensado siquiera en hacer una lista de los mejores personajes de Kurt Russell, pero sin duda pondría a Jack Burton encabezando el conteo, todo un héroe clásico de los ochentas. ¡El vestuario! ¡Oh por Dios! ¿De dónde sacaron esas botas? Los diálogos le pusieron al traste a todo el misticismo que pudiera tener, aunque debo reconocer, que lo hicieron sin perder el respeto por la cultura china.

Mi querido Kurt no es precisamente el mejor para los trancazos en esta cinta, ese papel se lo dejaron a la planilla china. Dennis Dun, Carter Wong, James Pax, Al Leong, Victor Wong y hasta James Hong en su decrépito papel de Lo Pan. La parte femenina estuvo a cargo de una jovencita Kim Cattrall, Suzee Pai y Kate Burton.

Aquí todos son habladores y extremadamente torpes, pero eso la hace muy divertida. Los efectos especiales que ahora usted podrá ver como ridículos fueron toda una hazaña para la época, carísimos aparte, así que procure burlarse con el debido respeto de esos monstruos y criaturas multiojos.

Esta cinta llena de clichés y sarcásticas referencias al cine de acción pareciera no tener ni pies ni cabeza. Da la impresión de estar mal actuada apropósito, exagerada, ilógica. Los guionistas andaban muy pachecos de seguro porque hay líneas que no sabes a qué carambas vienen. La faceta de galán  de Russell me resultó maravillosa, no me decido si me gusta más la escena del labial o la de la negativa del beso. Morí de risa con ambas.

Rescate en el barrio chino” fue un fracaso en taquilla en su momento, pero el tiempo ha sido benevolente con ella, inclusive más de alguno la cataloga como  una película de culto, la cual  ha resultado un exitazo en su versión doméstica. Si aún no la ha visto, le pude dedicar una tarde sin mucho que hacer y no se arrepentirá. Si ya la vio, creo que en esta segunda vuelta le va a parecer mucho mejor, y por lo que más quiera, no pierda detalle de esas botas.

Etiquetas:  


3 comentarios

  • Esta pelicula tiene una de las muertes mas estupidamente memorables en la historia del cine…

    Nadie puede negar que cuando el achichincle de LoPan se da cuenta de su destino, decide convertirse en una bomba humana inflable a sabiendas de tener otras habilidades para poder vencer a sus rivales…

    Nada inteligente su decisión a decir verdad pero da risa ver como decide aplicarla al puro estilo Chiaotzu de Dragon Ball..

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*