Han Solo, Una historia de Star Wars: Cómo vender entretenimiento

Cuando haces una compra tan grande como la que le hizo Disney a George Lucas, hay que sacarle todo el jugo posible a esa inversión, y si de algo sabe Disney es de sacar jugo y vender toda la mercancía posible que se le pueda sacar de una película (¡Lleve su Han Solo con su pistola! ¡Lleve su navecita del halcón milenario con armas que disparan PIIUM PIUM! ¡Lleve para la niña su princesa Leia con pelo natural para que haga y deshaga sus donas en la cabeza!).

A finales del 2016 empezaron una serie de spin off con Rogue One: Una historia de Star Wars, historia alterna donde nos aclara situaciones que dejaron al aire en el episodio IV que resultó bastante buena y exitosa. En este controvertido 2018 nos llega la segunda estrega de spin off de Star Wars y ahora nos cuentan los orígenes de uno de los personajes más icónicos y carismáticos de la historia del cine: Han Solo.

Han vive en un planeta muy extraño e industrializado llamado Corellia; no sabemos si nació ahí o llego ahí pero ahí está, en un planeta dominado por el imperio y que tiene como líder a Lady Proxima, un extraño ser acuático muy corrupto. Han ha logrado robar un tipo combustible llamado Coaxium y por medio de sobornos pretenden escapar del planeta con su novia Qi´ra (si, tuvo un amorío antes de conocer a la Princesa Leia, pero ya sabemos con quien se quedó); después de unas muy buenas persecuciones logran llegar a lo que seria la aduana del planeta y cuando están a punto de escapar Qi´ra es atrapada. Han promete volver por ella y la única manera que encuentra es enlistarse en el ejército del Imperio. Ahí conoce a un grupo de rebeldes al mando del Capitán Beckett y después de algunos conflictos se une a este grupo que resultan ser contrabandistas y van por mas Coaxium, aunque lo único que busca Han es regresar y rescatar a su amada Qi´ra. “En el camino” vemos cómo se conocieron Han y Chewbacca y nos cuentan cómo es que Han le ganó el Halcón Milenario a Lando Calrissian (dudas que, personalmente, tenia desde los años 80).

Es una película llena de escenas de acción muy divertidas, ambientada por la gran música instrumental característica de la saga. Las actuaciones son muy aceptables, vemos a Alden Ehrenreich como Han Solo con un desempeño muy cumplidor aunque sí extrañas la mirada sarcástica y bravucona del Han Solo de Harrison Ford; lo mismo con Donald Glover de Lando Calrissian, ya que Billy Dee Williams hizo un Lando más carismático y con un dejo de patanería más atractivo (perdón, pero me es imposible no hacer comparaciones ya que son de mis personajes favoritos de la saga). Emilia Clarke como Qi´ra, a Joonas Suotamo como Chewbacca, a Woody Harrelson (últimamente “arroz de todos los moles”) como el Cap Beckett y Paul Bettany como el villano Dryden Vos.

La producción y el vestuario característicos de la saga hacen combinación esta vez con pocos personajes “extraterrestres”, pero entrañables, en especial un “Robot feminista y luchona”, con ideas revolucionarias que parece cumplir una cuota de diversidad de género. Un punto a favor es que esta entrega tiene un humor dosificado, en donde el guion no soltaba a cada rato el chistecito.

Pero sí debo decir que tiene muchos clichés, muchos lugares comunes, muchas situaciones predecibles y un final muy forzado, pero que deja abierta la idea para una película más de este mismo personaje.

Aunque no fui de las que se emocionó cuando apareció cierto personaje (porque tampoco soy tan geek), debo decir que la disfruté bastante. Creo que es una película que va a dejar satisfechos a los fans de hueso colorado y en cuestión a los que no lo son, verán una película palomera dominguera que les hará olvidar, al menos por dos horas y media, las tediosas y aburridas campañas políticas.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*