Hansel, Gretel y sus efectos especiales de oferta

Ay, Dios… Otra de ésas… De esas películas con seres mágicos llenas de acción o algo así. Ésta es más o menos sobre Hansel y Gretel, los niños del cuento infantil; sólo que estos no son niños. Bueno, alguna vez lo fueron, pero ahora se estiraron y se dedican a matar brujas. Y pues eso, los contratan para matar “una plaga de brujas” que se ha estado robando a los niños de un pueblo.

Famke Janssen (Jean en X-Men de Bryan Singer) es la villana. Jeremy Renner y Gemma Arterton (una que salió en Clash of the Titans) la hacen de los hermanos que crecieron afligidos por no saber la razón del abandono de sus padres. Abandono que resulta, como en la versión que conocemos, en ellos perdidos en el bosque encontrando la casa hecha de dulces de una bruja que se los quiere comer. Spoiler alert (no que importe demasiado). Pero acá, cuando se salvan ya no encuentran ni su camino de regreso a casa, ni a sus padres. Por eso lo de afligidos.

Entonces, mientras resuelven el misterio de las brujas roba-chicos y dejan un cochinero de restos de bruja por todos lados, en un lapso de tres días descubren lo que no pudieron/quisieron en toda su vida: la verdadera y “dramática” razón por la que se perdieron en el bosque. Que además está relacionada con el caso en el que trabajan.

En fin, el asunto es un matadero con efectos especiales que seguramente fueron muy caros, pero que parecen de oferta. Ésta no es la versión cinematográfica oscura, psicológicamente retorcida e interesante de un cuento infantil. Más bien es la versión grotesca e intelectualmente barata, o sea tonta. Y la cosa se pone peor, se encuentra (si es que se quiere) en 3D, IMAX 3D, etcétera, etcétera.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*