Happy Death Day: 100 absurdas y adolescentes maneras de morir

Si en alguna universidad existiera la maestría en churros cinematográficos creo que me exentarían en varias materias y sacaría mi título con honores casi al momento de inscribirme (emoji con ojos en blanco).

Ahora toca a la película Slasher  “Feliz día de tu muerte”.  Tree, una chica universitaria despierta el día de su cumpleaños en el dormitorio de un chico después de lo que se supone fue una noche de sexo, droga y rock and roll y tiene una cruda tremenda. Tras varios sucesos durante el día, en la noche es  asesinada con un cuchillo por un tipo de una máscara, pero despierta en el mismo dormitorio del chico y sucede lo mismo del supuesto día anterior… ¡SUCEDE TRES VECES PARA QUE SE DE CUENTA QUE ESTA VIVIENDO EL MISMO DÍA UNA Y OTRA VEZ!  Claro que tiene algunas variantes cada que vive el mismo día hasta que llega a la conclusión que debe de descubrir quien es su asesino, por lo tanto la matan una y otra vez reviviendo en el mismo día bajo las mismas circunstancias.

Es una película sin pies ni cabeza, no lleva ninguna lógica y me podrán decir “¿cuándo han tenido lógica este tipo de películas?” pero esta no cumple ni las reglas de lo absurdo. Lo que se supone que fue la fiesta de su cumpleaños resulta que sucede una noche antes de que ella despierte, pero despierta y es su cumpleaños, entonces ¿que no era la fiesta de su cumpleaños?  De cada resurrección le queda alguna secuela pero después no se entiende que pasa con las mismas y lo que es peor, nadie sabe por qué fregados es que revive…  ¡perdón!  No es como “El efecto mariposa”, si no es un repetir y repetir y repetir y no se llega a nada.

A los 45 minutos de película ya te quieres salir de ahí porque has visto mucho la misma escena. Trata de ser cómica pero es una comedia muy forzada y sosa. Tiene una parte medio moralista que tal vez la hubiera podido salvarla, pero parece que el director Christopher Landon está tan obsesionado en querer hacer algo “novedoso” que termina dándose un balazo en el pie.

Las actuaciones son demasiado débiles. “Tree” es interpretada por Jessica Rothe y aunque es simpática, es desesperante. Están, también, Israel Broussard como el enamorado de Tree pero es demasiado gris, Lori Modine como la compañera de cuarto y otros tantos más desconocidos.

Tal vez, y porque hay que decir algo bueno, lo único rescatable es la continuidad que tiene, porque están muy bien hechas las  escenas repetitivas con cada una con sus variantes.

No quiero decir que es una película de terror adolescente porque ni es de terror ni quiero insultar la inteligencia de los adolescentes, es simplemente una película que hay que evitar, no vale la pena ni el boleto, ni las palomitas, ni la hora y media que pierdes viéndola, que se siente una eternidad por la cantidad de veces que se repite.

¿Dónde puedo tramitar mi titulo de experta en churros cinematográficos?

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*