Hollywood y el síndrome de “Yo quiero, yo puedo”

Yo quiero yo puedo

Otra semana de planos, entrenamientos y mucho trabajo gracias a Dios, pero que me alejan de poder compartir mis pensamientos con ustedes. El día de hoy tocaré un tema que hace tiempo quería externar con ustedes acerca de ciertas corrientes de pensamiento que se ven en los filmes actuales (lejos de todo juicio moral o religioso) siento que están dando una señal equivocada a la sociedad. Pasemos a ver este espinoso tema:

Hace unos meses leí un interesante artículo del escritor Luke Epplin donde hablaba de una corriente de pensamiento llamada “You can do anything” (Tu puedes hacer lo que quieras) y como las películas actuales de dos grandes casas de animación (Disney y Dreamworks) basaban sus argumentos alrededor de esta con un mensaje que se considera peligroso para las nuevas generaciones.

cnt485183_h348_w619_aNoChange_que-tiene-que-ver-los-tacos-mexicanos-y-turbo

Lo que señala Epplin es que los personajes desean ser algo más que lo que son y por un evento fortuito y el simple deseo de cambiar logran sacar adelante todos sus sueños y vivir felices para siempre luego de una situación aparentemente difícil. Este tipo de mensajes alimenta de manera negativa al culto de la Autoestima y dispara el Narcicismo nublando la percepción real de uno mismo, de sus capacidades y sus limitaciones, por señalar algunos aspectos.planesbanner

El escritor también comentaba que películas como: A boy named Charlie Brown, donde el conocido protagonista a pesar de todos sus esfuerzos fracasa de manera escandalosa en la búsqueda de alcanzar sus sueños, pero donde aprende la lección y sigue adelante con su vida. Esta es una historia aun más interesante y con una mayor enseñanza en todos los aspectos.tumblr_mp7m0jr1Cy1rf86p4o1_500

¿PERO TODO ESTO A NOSOTROS QUE?

Obviamente no soy un experto en el tema, tampoco soy psicólogo ni pretendo sermonearlos, aparte es un blog de cine y a donde me dirijo es a que: Toda esta corriente nos genera personajes cada vez más cuadrados, argumentos muy predecibles, exceso de eventos fortuitos, falta de credibilidad (hasta la fantasía necesita ser sustentable), el personaje principal es el típico perdedor incomprendido y un montón de clichés insoportables que deben ser incluidos para que el grueso del público pueda digerir la película.

UN BUEN EJEMPLO

Es comparar las película de Conan:The Barbarian de 1982 y 2011. ¿Porqué? Por que en ambas cintas se narra la historia de un hombre que proviene de una raza de guerreros que son reconocidos por su fiereza y habilidad para el combate. Pero la gran diferencia entre una y otra es que en la película protagonizada por Arnold Schwazenegger, el personaje principal recibe una instrucción adecuada, se le enseña a pelear, se le enseña estrategia, se le enseña a leer, caray hasta le enseñan a ser un semental; obviamente tenía la característica de poseer un físico superior y una voluntad inquebrantable, pero eso sólo no lo volvió lo que es de la noche a la mañana, tuvo que esforzarse y aun así la tuvo muy difícil.

En cambio en la película interpretada por un desafortunado Jason Momoa, la formación del carácter y sus habilidades de este, son un conjunto de circunstancias fortuitas de la vida y algunas habilidades físicas heredadas. Entonces con la excusa de “Es que es Cimerio” el tipo se la sabe de todas todas y lo que le avienten este wey se lo va a despachar sin un esfuerzo mayor.

Este patrón se ha repetido en varias películas a lo largo del año y no me malinterpreten, soy un creyente en las segundas oportunidades y del género de la fantasía y veo a cada rato el síndrome del “Choosen One”, el problema es que hoy en día el “Elegido” ya puede hacer todo, no necesita saber nada y puede dejar en ridículo a veteranos y expertos con sólo desearlo (se acuerdan de aquella escena de Clash of the Titans con Sam Worthington).

Esto también afecta a géneros como el de los súper héroes, un ejemplo es Daredevil, en el cómic el pobre niño de Matt Murdock es sometido a un entrenamiento ardúo para poder controlar sus nuevas habilidades, mientras que en la película a los pocos días domina sus sentidos amplificados y no sólo eso, sino que de la nada aprendió a pelear ¡Me quiero quedar ciego!

Lo contrario a Batman Begins donde la visión de Nolan nos estrega a un personaje marcado por la tragedia pero que no se vuelve el vigilante encapuchado por sólo desearlo, sino que lleva todo un viaje, un proceso en el que paso a paso lo seguimos en su transformación en una de las leyendas más respetadas del cómic y del cine.

Bueno puedo sacar más ejemplos pero el punto ha quedado bastante claro, este tipo de argumentos y personajes simplones aparte de llenar de aire la cabeza de muchas personas (que por desgracia se creen todo lo que ven) nos arruinan la oportunidad de disfrutar de un buen cine por dar gusto a una mayoría.

Eso es todo por hoy, ¿Ustedes que opinan al respecto?

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Arquicruz   @DunedainX   dunadanx.deviantart.com/

Arquitecto, diseñador, artista digital, crítico de cine, instructor y lo que sea que ponga alimento en el plato de mis perros y gatos.


16 comentarios

  • Completamente de acuerdo, estimado!!
    Y aunque no habló de las dos de animación que puso, son ejemplos clarísimos también. A ves se cree que por ser animadas, ya se vale todo. Pero, NO!!
    De verdad que se está cayendo en simplicidades y en pensamientos de “pues no lo pongas, es “obvio” que así le van a entender” Y con eso entregan libretos totalmente predecibles y sin chiste.
    Esto que menciona creo que también los ha vuelto demasiado huevones!! Y no sólo se ve reflejado en lo simplón y predecibles de los productos que entregan, si no también en la vorágine de remakes ´pal perro que están entregando.

    Muy interesante lo que expuso Arqui, para sentar a esa bola de huevones simplistas y explicarles que habemos muchos que exigimos buen cine y no mero y llano “entretenimiento” (que ya ni eso es por que ya sabes lo que va a pasar con solo ver el trailer)

    Saludos!

    Responder
    • Gracias por el comentario.

      No comente sobre Planes y Turbo ya que no fui a verlas, le recomiendo que lea el link que puse, ahi tratan ese tema de manera más profunda y mejor que yo. Pero la que si ví fue Charlie Brown cuando era un chamaco y la verdad me daba tanta risa ver a ese pobre perdedor que todo le salía mal, pero nunca dejaba de intentarlo y cuando algo le salía bien, te daba gusto.

      En cuanto a los demás ejemplos pues es bastante claro que o nos creen idiotas o nos quieren transformar en unos idiotas porque la verdad los argumentos y los personajes dejan mucho que desear.

      Gracias de nuevo XD

      Responder
  • Muy buen tema y bien tratado Arqui, sobre todo el último ejemplo entre el cine de Superhéroes,

    Responder
  • Un saludo arquicruz, vaya tema el que tocas, efectivamente yo como psicologo tomo muy encerio el tema del cine como un entorno que nos puede desde dar una pequeña perpectiva de la vida hasta el poder construir y mover estructuras en el espectador, inclusive llegue a realizar un trabajo sobre el batman de las peliculas de nolan, haora bien, a mi parecer no solo el cine esta inundado de esto, tambien otras formas visuales como el anime o manga, ejemplo de ello naruto, one peace… tipos que por una razon u otra son los perdedores pero que obtienen algo (digace kyubi o fruta del diablo), son testarudos y bam!!! llegan a su objetivo, haora ejemplificare dos peligros de ese narcisismo…

    La persona o niño (disney) puede ser narcisista y pensar que merece todo, creando en el un ser que exige lo que le pertenece (TODO)

    La persona o niño desarrolla una, digamosle, depresion cronica pues de el se espera que logre TODO, pero debido a sus hablidades o su desarrollo truncado(artistico, intelectual, motriz) no puede lograr dichas metas, pero el cree que debe lograrlas y debido a que el no obtuvo habilidades para poder sobrellevar la derrota y seguir adelante con su vida (las cuales charlie brown si muestra) se sentira frustrado toda su vida y despues la depresion, claro si sigue con esa idea

    Haora como el cine logra esto, el cine son los mitos de nuestra era, en el podemos ver estos seres pasar por lo que pasan y de algun modo esto crea en nosotros una perpectiva frente a la situacion, de cierto modo la religion tambien es un mito, recordemos ese tan famoso “What would jesus do?”, bueno haora un televidente de los 80’s diria “What would mcguyver do?”, a lo que me refiero esque son seres del mito que ejemplifican vivencias, sean estas fantaseosas o no, entonces pensemos, si estos filmes tienen gran impacto en un adulto, ¿que podria pasar con un niño?, no resulta tan inverosimil pensar que aunque sepa que los carritos que hablan no existen el niño los vea como una fabula… recordemos las tortugas las liebres no compiten en carreras mientras los demas animales ven… pero tiene un fuerte y primordial mensaje.

    para mi el cine siempre sera una apuesta primordial para lograr varios cometidos, esperemos y más adelante podamos ver cuales de estas peliculas pueden calificarce como un “mito digno” y cuales simplemente no lo son y seguir empujando a la gente hacia adelante, un saludo

    Responder
    • Que bueno que le gustó mi post, y la verdad he notado esta característica en otros ámbitos. Por cierto debo confesar que soy un lector ávido de Mangas y debo defender al zoquete de Naruto, porque aunque no crea tiene varias moralejas (en especial cuando era niño ahora que es adolescente apesta) donde demuestra que el esforzarse ayuda a cumplir las metas, pero la más importante que demuestra al final de la temporada es que no podemos convencer a nuestros seres amados de cambiar de parecer (ese dramático encuentro final con Sasuke es de lo mejor que he visto).

      One Piece no lo he leído, pero leo mucho de deportes y artes marciales (pero sin superpoderes) mi favortio es Last Inning, es de baseball e incluso ahí tocan el tema, le dejo el enlace para que revise esa página en especial y vea que en todo el mundo ha llegado esta estúpida manía http://www.mangareader.net/last-inning/144/14

      Sería bueno hacer ese conteo que me pide, igual y sale antes de fin de año!

      Responder
  • Decir “Totalmente de Acuerdo” se me hace poco, camarada, ni siquiera de niño me gustaba esa tendencia tan ridícula y absurda, que aparte de restarle credibilidad a la trama, otorga personajes tan olvidables y nefastos como lo son ESE Daredevil, siendo que un camino de experiencia y verdadera joda dota a esos protagonistas de una verdadera personalidad y trasfondo que enriquece de sobremanera la trama (tal como usted lo ejemplifica, en Batman Inicia, mi favorita de la trilogía) siendo entonces que un asunto contrario da pues, eso.

    Saludos camarada!

    Responder
    • Me alegra saber que cada vez me topo con gente que opina lo mismo acerca e Batman Begins, esa película puedo verla muchas veces y no me aburro de ella, es buenísima.

      En cuanto al tema principal, ps ni hablar, por desgracia los directores y actores también deben pagar sus mansiones de lujo y yates y para poder hacerlo deben involucrarse en bodrios como estos que son el gusto de una cada vez más grande mayoría.

      Gracias por comentar mi estimado

      Responder
  • “Culto a la autoestima” es un excelente nombre. La gente vive al azote de modelos inalcanzables; bellos, esbeltos, exitosos, millonarios. Querer asemejarles los involucra con un camino lleno de frustraciones cuya última parada es, en muchos casos, la depresión. Es ahí, en ese meollo de emociones, en donde ideas como la “autoestima” y la “autoayuda” hacen nido y engendran a su vástago más perverso, el “yo todo lo puedo”. Ergo, el cine y la literatura comerciales construyen historias sencillonas en las que la fórmula, de hecho, funciona. No estoy en contra pero, e insisto, cada obra debería comenzar con una placa negra que verse en letras imprentas, mayúsculas y, quizás, en 3D lo siguiente: “Lo que verá es pura ficción. Al salir de la sala olvidé eso de abandonar su trabajo y convertirse en un exitoso justiciero. Las metas locas son, en esencia, sólo eso”

    Responder
    • Es en seerio? Yo deje todo por ser crítico de cine! DIOS MÍO!

      Es muy cierto lo que me comenta, cada vez tienen que poner más advertencias porque la gente copia hasta la más absurda idea con tal de ser “especial” o un “winner”.

      A todos nos gusta que el bueno o alguien gane y se levante de encima de la mediocridad que asfixia este mundo, pero hay formas para hacerlo.

      Gracias por comentar

      Responder
  • Por eso me encanto Monsters University, los protagonistan viven solo para un sueño y una meta en la vida, se esfuerzan y luchan contra toda adversidad para lograrlo, sin embargo al final tienen que cambiar ese chip y aceptar que no todos los sueños son para uno o que tal vez nos lleve toda una vida cumplirlos.

    Como entrenar a tu dragon y Up en cierta manera abordan un tema similar, sobretodo la primera que enseña que a veces se pagan precios muy altos por lograr tus sueños.

    Responder
    • Bueno es que ese es Pixar luchando por escapar de las garras del ratón diabólico y entregarnos historias con un buen argumento y desarrollo correcto de personajes.

      HTTYD es uuuuuuuuuuuna belleza y de mis favoritas, sobretodo porque Dreamworks anunciaba que podía hacer cosas aparte de Shrek y similares.

      Que bueno que le gusto y muchas gracias por comentar.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*