Homeland: El enemigo en casa

Cada año la televisión norteamericana lanza una oleada de nuevas series, algunas buenas, otras malas, pero las peores son las regulares. La cantidad de géneros se ha diversificado al igual que su calidad, desde un vertiginoso 24 hasta un extrañísimo (para mi gusto) y épico Spartacus, los creadores y productores de series están dispuestos a invertir millones de dólares para cautivar a una audiencia cada día más hambrienta -aunque no lo suficientemente crítica- de series.

Las fórmulas se desgastan y aún las series más consolidadas llegan a cansar, la fuente de creatividad no es inextinguible y para muestra basta un botón, Family Guy,  The Cleveland Show y (mi favorito) American Dad, descansan en los hombros de Los Simpson, y han incluso llegado a superar a estos últimos en audiencia a pesar de estar celebrando su temporada 25, lo que la coloca en una de las series más longevas de la televisión norteamericana (sólo después de All My Children con 37 temporadas) aunque, como expongo, no necesariamente la favorita (¿será cierto eso de que “la costumbre es más fuerte que el amor”?)

Esta temporada se anuncia con “bombo y platillo” el regreso de Kiefer Sutherland (24), con Touch, una nueva serie de misterio que quizá busque redimir a un problemático Jack Bauer antes  lanzar una nueva temporada de 24 actualmente en pre-producción; regresa Spartacus ya sin Andy Whitfield, y Family Guy, cuyo creador, Set McFarlane, promete será la última para dedicarse de lleno a su nueva serie: Ted, sobre un oso de felpa que cobra la vida.

Ganadora del premio Golden Globe como Mejor  Serie Dramática llega Homeland (“Patria”). Con una premisa sencilla su atractivo radica en el buen manejo del misterio: Nicholas Brody (Damian Lewis, Phineas & Ferb) es un sargento liberado después de haber sido prisionero en Irak de rebeldes musulmanes. Lo que debiera ser un feliz acontecimiento se ve opacado por una serie de eventos que levantan las sospechas de Carrie Mathison (Claire Danes, Romeo + Juliet), una agente de la inteligencia estadounidense con problemas emocionales y psicológicos que ve en la liberación del Sargento Brodi un hecho potencialmente peligroso para la seguridad de EUA.

Así es, a pesar del discurso siempre moralino y esquizofrénico que permea todas las producciones norteamericanas de este tipo, el manejo del misterio es muy bien llevado y, durante el primer capítulo transmitido el pasado domingo, logra despertar interés. Ciertamente no es Hitchcock, Kubrick o Polanski (en una obra maestra del cine de misterio como The Ghost Writer, por ejemplo), pero entretenida sí que es. Brindémosle el beneficio de la duda esperando que la serie se base en argumentos sólidos y los productores no caigan en (tantos) lugares comunes.

Homeland se transmite en canal FX los domingos a las 22:00 horas y sí, ya están prometiendo una maratón a pesar de apenas haber iniciado este domingo 4 de Marzo.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


2 comentarios

  • Nuevamente victima de el Lag que ocurre entre el momento en que se emite una serie (o pelicula) y cuando la presentan en México. Yo terminé de ver la serie en febrero y la iniciaron el 4 de marzo…

    Responder
    • Qué se le va a hacer mi estimado? Lo bueno es que cada vez se acorta más el período de transmisión en Mx, está buena verdad? Gracias por el comentario.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*