Jason Bourne: Identidad, Supremacía, Ultimátum y Legado en el Cine

No es ningún secreto que su servidor es un gran fan de esta serie, y no solo de su versión fílmica, sino también de los cimientos literatos de Robert Ludlum, un extraordinario escritor que popularizó el suspenso en el ámbito del espionaje desde mediados de los 70’s y que a pesar de no ser tan versado e incluso si un poco atropellado en su estilo (con abuso de cortos diálogos y excesivos signos de admiración), planteó una narrativa única, de gran misterio y ágil lectura sobre temas de conspiración entre agencias gubernamentales, espionaje y operaciones fuera de la ley entre naciones que llegaron a su clímax en su llamado “Caso Bourne”, fuente de la cual se desprende hasta ahora la pentalogía fílmica.

Ludlum, a pesar de no estar directamente inmiscuido en ninguna de las agencias citadas en su obra, fue acusado por muchas de estas debido a la fascinación por la investigación hacía las operaciones públicas y privadas, desde el funcionamiento de sus programas de agentes y escenarios, hasta los elementos  como armamento, vehículos y vestuario de los mismos colaboradores, aspectos que en pos de narrar realismo, pusieron su integridad y seguridad en peligro en varias ocasiones, característica que le otorga más valía como autor.

 

Aunque es sabido que las tramas de las adaptaciones fílmicas están alejadas de lo escrito por Ludlum (Y posteriormente por su sucesor Eric Van Lustbader), la psicología y estructuración de los personajes son respetados, circunstancia por la cual solo hacía falta un par de artistas audiovisuales y buenos actores para lograr algo memorable; una saga llena de trepidante acción, suspenso, estupendas interpretaciones, pero sobre todo, una serie de historias inteligentes, con buenos giros de tuerca y la construcción de un anti héroe definitorio para el cine de este nuevo milenio

 

Siguiendo con nuestro especial sobre la saga y antes del estreno de Jason Bourne en cartelera mexicana, analicemos y recordemos brevemente las anteriores entregas

 

The Bourne Identity (Doug Liman, 2002)

Un sorpresivo buen film, infravalorado por el simple hecho del cuestionamiento ¿Quien era es Jason Bourne? ¿Alguna copia de James Bond? Duda aprovechada por un guionista experto en la materia y respondida con estilo, planteando un personaje complejo, dotado de realismo, humanidad y mucha personalidad (aspectos carentes en James Bond) y situarlo en un ambiente coherente y adepto al mismo. Con esta inteligente trama, era el turno de pasar la batuta a Doug Liman, un director de muy dudosa procedencia (y destino) que dio en este film el mejor trabajo de su carrera, respondiendo con habilidad narrativa a los serios y delicados temas planteados en la introducción de este anti héroe súper dotado y creado sin escrúpulos, que gracias a su amnesia, emprenderá una búsqueda no solo por su identidad, sino por su expiación. El reparto pasa la prueba con honores; mientras que Matt Damon se sacudía los demonios e interpretación juvenil, la experiencia de Chris Cooper, Brian Cox y Clive Owen solventarían quizá la fragilidad mas obvia de este primer capítulo: Una damisela en peligro un poco ajena al tono de intriga y acción que sugiere la historia (Franka Potente no tuvo la culpa, sino el guionista Tony Gilroy) En conclusión, un buen film que logra  introducir al cinéfilo a un género de espionaje más realista y con más identidad.

 

The Bourne Supremacy (Paul Greengras, 2004)

El título mismo es irónico en muchos aspectos, el primero y más obvio, que estamos ante el tratamiento clímax del personaje, en donde Bourne, conociendo mas allá de su identidad, no lleva a sus emociones e impulsos, desatando su inteligencia, venganza y final expiación en un final bellísimo para el género. En sí, la trilogía debe ser tomada como un mismo ejercicio fílmico, siendo “La Supremacía” la explosión del conflicto que no se resolverá hasta su tercera entrega. Por sobre su antecesora podemos nombrar varias otras ventajas: la primera es el nuevo director Paul Greengrass, el cual encajó perfectamente en el tono y ritmo del agente, llevando a cabo una comunión excelsa con su guionista y protagonista e imprimiendo su estilo no solo a las partes dramáticas del argumento, sino también a las de acción, diferenciándola inmediatamente. Damon también aquí alcanza su supremacía; el interprete puede solventar una hiriente evolución con gran realismo y dejando casi en su totalidad el diálogo; el giro presencial y las inclusiones de Joan Allen y Karl Urban son soberbias, sobre todo este último, el cual entrega al mejor villano y el perfecto némesis en la saga.

Tres menciones honoríficas: al libreto, una de las mejores cintas de suspenso y acción de las últimas épocas; a la secuencia de persecución, cliché en la saga que bajo la supervisión de Greengrass es merecedora la nominación como la mejor persecución automovilística de la historia; a la banda sonora, acordes y temas evolucionados por un John Powell que comprendió de manera sublime la psicología y panorama de Jason Bourne. Un ejercicio supremo.

 

The Bourne Ultimatum (Paul Greengrass, 2007)

Si bien sus predecesoras son filmes definitivamente infravalorados, la conclusión es todo lo contrario gracias a la adhesión de ciertos elementos que parecen forzar la trama. La dupla GilroyDamon se mantiene intacta, sin embargo, es al director a quien parece írsele la mano al explotar ciertos recursos que hacen que “El Ultimatum” sea la cinta más cercana a la fantasía “tipo Bond” dentro del rubro del espionaje. En primer lugar, es evidente que la relación amorosa es metida con calzador y, aunque no prospera y nunca es relevante, si resulta un sobrante en una historia que se torna más compleja y oscura al relatar los orígenes de Bourne, haciendo que esta historia tenga doble funcionalidad: la de una precuela y secuela, tratamientos que podría volver loco a cualquiera, menos a un Gilroy y a un Greengrass que ya para esta altura se encuentran totalmente inmiscuidos y enamorados de su relato ¡Caprichosos! El cierre también se ve más dedicado a la alcanzar la supremacía técnica, pues incluso la cinta logró hacerse de 3 premios Oscar: Sonido y edición en sus dos categorías, por lo tanto, la narrativa del cineasta se torna más en proyectar espectaculares escenas de acción (persecuciones y peleas) más que trabajar y cuidar la parte media de su metraje, la cual llega a caer en la redundancia.

Algunas virtudes de “La Supremacía” también se repiten, la banda sonora y la incorporación de actores como David Strathairn, Scott Glenn y Albert Finney mantienen la calidad esperada en los respectivos rubros. En conclusión, un film digno, pero no conciso.

 

The Bourne Legacy (Tony Gilroy, 2012)

El guionista ahora toma el legado dejado por Greengrass y Damon. Los resultados sin estos se esperaban decepcionantes, sin embargo Gilroy logró convertir la incredulidad y la adversidad en una cinta de momentos, si, verdaderamente mediocre, pero que sigue respetando el universo y mito del espía al primeramente situarlo en el titulo y justificarlo en la trama sin que este aparezca, labor nada fácil y palusible, tomando en cuenta el alto listón heredado y los resultados del film. El Legado se convertiría en la cinta más floja por obvias razones ¡No hay Jason Bourne! Por lo tanto debemos comenzar desde ceros, introduciendo nuevos personajes en la mitología con la complicación del agotamiento de los mismos, pues según el planteamiento, la extinción de los proyectos conspirativos deben ser aniquilados. Así, nos encontramos con otro espía que no desea correr el mismo destino y convertirse en otro renegado, con la desventaja de no ser Damon. 

El error es totalmente visible, Gilroy es mejor guionista que director; echa a perder su buen libreto con un ritmo pobre: una introducción excesivamente larga, una explosión del conflicto corta y poco creíble y una conclusión fugaz y forzada. Gilroy quiso resumir los tres planteamientos anteriores en 135 minutos (la cinta más larga de la saga) logrando proyectar un somnífero aderezado con secuencias de acción salvables (la persecución en moto y las explosiones al inicio son astutos recursos). Desgraciadamente y a pesar de su correcto libreto, los actores tampoco lucen, así Rachel Weisz se convierte en una carga llena de gritos y quejas y Edward Norton es ridiculizado por las mejores y equivalentes interpretaciones previas de Cox o Strathairn .

 

La pregunta aquí es ¿Jason Bourne remendará esto?

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


26 comentarios

  • Leyendo esto, pense en como se plicaria esta regla a Paul W.S. Anderson y creo que salvo Event Horizon todos estarian en 0

    Responder
  • Todas las 3 Peliculas bourne me la avente en un dia, no se si fue sano pero en este momento confundo unas con otras, pero eso si recuerdo que la segunda fue la que me mantuvo mas interesado, lamentablemente no son mis favoritas pero eso si son buenos Tips para cuando el gobierno conspire contra cinescopia y tengamos que defendernos.

    Responder
  • Saludos mi estimado cazarecompensas, primero dejeme decirle que vi esa muvie, luego vi unos documentales conspiracionistas y ya no podía dormir porque sospechaba hasta de la jodida almohada.

    A mi parecer muy humilde la 1 es la mejor, porque es la más sencilla, así de fácil. No hay tantos giros, no hay tanta persecución, tantos personajes, solo Bourne y su Franka.

    La dos es genial, es buenísima, la 3 la veo por las peleas y la acción pero si esta muy fantasiosa (le paso lo que a Nolan con Batman, cada vez se hacían más fantasiosas pero Nolan si se salió del calzón).

    Y te lo voy a decir con el riesgo de que me pegues un disparo láser en la bolas, a mi me fascino El Legado, me impresionó, no esperaba nada de ella y la neta me dejo con la boca abierta, me entretuvo mucho, me gusto el villano que me recuerda al Carlos Urbano en la 2, toda la información que sueltan y como se desarrolla me gusta mucho. Edward Norton lo siento sobrevalorado en todo, me enferma que hagan una fiesta solo porque el tipo pone su pálido rostro a actuar, es bueno pero no es como para rasgarse las ropas por su papel en esta muvie; pero bueno, de eso se trata esto de opinar.

    Cuidese mi estimado, no vaya ser que sus críticas molesten a la CIA y le manden a un agente de Treadstone a eliminarlo.

    Responder
    • Muy buena y respetada eleccion mi estimado colega y arquitecto coctelero. La 1 aunque a mi parecer recae hacia la mitad de su metraje en mucha parte gracas a Potente, es memorable la introduccion que se hace de Bourne aderezada con la partitura de John Powell (La secuencia dle bote y la llegada a la tierra es genial)

      El Legado resulto ser un buen ejercicio pero que a acompracion de las anteriores parra mi cayo en la mediocridad. El villano no se me hizo grato ni relevante, de hecho, recordemos el extraordinario nemesis que hizo Karl Urban y creo que los asesinos cazadores salen muy por debajo de este

      Por ultimo no le queria, decir pero yo pertenezco a Blackbriar XD
      Saludos

      Responder
  • Tengo pendiente por ver El Ultimatum, eso si le tengo muchas ganas al Legado mas que nada por su reparto y sobretodo por Renner que me parece un excelente actor de accion.

    Responder
    • Renner si se discute, lo malo es que su personaje ya no da para mas. Dice Javier Bardem que la chamba del actor pata hacer un gran personaje es del 50%, el otro 50 se debe a la estructuración del personaje, palabras sabias del actor español, y basandonos en sus palabras Renner cumple con su mitas, pero Gilroy no, al querer tragarse al mundo de un bocado y meter al personaje en ciertas ocasiones hasta con calzador.

      Muy forzad en momentos pero un buen ejercicio digno de Bourne, tomando en cuenta que no hay Bourne

      Responder
  • Rodrigo (Antes Roberto) septiembre 27, 2012 @ 11:18 pm

    Especial de Lean y de Bourne, que mas puedo pedir Fett. Te has lucido.
    Ahora mi favorita es la 3 xD

    Responder
    • Mire nomas, pos le atinamos. Yo soy un gran seguidor de la saga mi estimado. Se me cago al Bond que no me lo he tragado nunca (solo Casino Royale).

      La 3 es la mas explosiva sin duda, pero siento que la calidad narrativa es por ende, mucho menor que por ejemplo la supremacia. Pero las tres primeras son buenas, uno le puede ir a cualquiera

      Saludos

      Responder
      • Completamente de acuerdo Fett, hacia rato no lo estabamos (jajaja). Yo tampoco me trago ninguna de bond (al igual que ud. Casino royale). Que tal estimado fett un top de peliculas de accion (genero que detesto) porque es dificil encontrar una pelicula redonda o al menos pasable, se del gusto culpable por duro de matar, rambo y toda esa porqueria pero seria preferible no incluirlas. Yo incluiria point break, the boondock saints, face-off, lock stock and two smoking barrels, the assignment (1997), true romance y hasta ahi llego porque no me gustan, a ver si cambio de opinion.

        saludos

        Responder
        • Rodrigo (Antes Roberto) septiembre 28, 2012 @ 3:14 pm

          Duro de matar, Porqueria¡¡¡¡¡¡¡. Pero que declaraciones son esas, ojala todas las películas de acción fueran la mitad, de lo que es esa. Pero bueno, para gustos colores. Saludos.

          Responder
          • Viejo, esa es una de las peores respuestas que se pueden dar (para gustos colores asi como porque no lo hace usted). Yo estoy hablando de peliculas de accion estructuradas en su guion y en su direccion, no el heroe solitario que a pesar de todo lo que le ocurre termina vivo y salvando la situacion. Compare duro de matar con cualquiera que señale y le encimo esta “La femme nikita”, cuando Luc Besson tenia respeto al publico y no producia mierda como el transportador, la cual espero no sea de su agrado y se dara cuenta que lo que digo es verdad.

            Saludos

        • Ya hacia rato mi estimado. Un film de ese gero me parece muy interesante, considerelo un hecho.

          Pero al igual que Rodrigo , yo quisiera cambiar su opinipon acerca de Die Hard, un film puro de acción de uno los directores mas versados en el rubro, capaz de transmitir y tridimensionar con un simple esceario, personajes de antologia y un ritmo que cualquier pelicula envidiaria.

          Creo que Die Hard se distingue de Rambo y de toda esa porqueria que ud refiere, en el simple hecho de que McTiernam conoce su escenario y conlleva a todo su equipo a hacer hablar y moverse como en un film de acción

          Pasando a otro tema, que grato fue verlo mencionar The Bondock Siants, obra de un cineasta novel (que al parecer nunca mas aparecio y estaba metido en terribles problemas legales) de muy buena manufactura y estilo.

          Saludos!

          Responder
          • Pero fett, la unica pelicula redonda de Mctiernan es depredador. De resto tiene la insoportable a la caza del octubre rojo, con su exagerado patriotismo de uno de los peores escritores tom clancy. El ultimo gran heroe es divertida, tanto que se convierte en la tipica pelicula mañanera y de resto nada. Lo unico que le salvo a die hard es el villano, me parece muy bien llevado el personaje.

  • Rodrigo (Antes Roberto) septiembre 29, 2012 @ 5:39 pm

    bedub: Mira, Para mi duro de matar es un excelente ejemplo de cine de acción, John McTierman, era y me parece que lo sigue siendo uno de los mejores directores de ese muy infravalorado genero, no se necesita una historia original, ni compleja para ser memorable, ya que die Hard es un frenesi de adrenalina pura, un suspense en aumento y una dirección ejemplar con un ritmo sorprendente, que muy pocos consiguen hoy en dia y de lo que debería ser este tipo de cine. Te digo, para mi Duro de matar, Leon, French connection, entre otras son un claro ejemplo de cine de acción de calidad (cada una con un desarrollo diferente), que no le tienen que envidiar nada a películas dramaticas, como el Padrino, por mencionar una. Cada una es excelente dentro de su genero y han dejado una huella en el cine. Disculpa si la respuesta te pareció vaga anteriormente, pero estaba apresurado. Espero que esta te sea de mas agrado. Saludos

    Responder
    • Rodrigo para mi mas bien es el ejemplo de cine ochentero gringo, del estereotipo del bueno recontrabueno y el malo recontramalo, este mas bien carismatico lo que lo hace salvable. Pero la situacion es ridicula que un solo tipo pueda contra un monton de “malos” por supuesto extranjeros como siempre y salga avante. Lo comparo con lo ridiculo que es que el villano de bond siempre le cuente el plan.

      Es imposible nombrar a Leon y a the french connection, junto con die hard. Para mi ambas son obras maestras especialmente por lo creible de la historia y el equilibrio entre los personajes, algo que no tiene de ningun modo die hard.

      Y el ultimo gran chiste, die hard tiene media de 8.3 imdb igualando a la tumba de las luciernagas, la princesa mononoke, el puente sobre el rio kwai, toro salvaje y 2001. En fin imdb es un asco.

      Responder
      • Y definitivamente una muy buena pelicula de accion la de Predator.
        Creo que el cine de acción pocas veces será puro, me explico,mencionamos French Connection y Leon, los cuales tienen un cuadro thriller y dramatico respectivamente excelentes. Tenemos por ejemplo Taken, el cual maneja suspenso al igual que Bourne.

        Predator y Terminator tienen su combinación con la SF. Lo que hace buena a Die Hard, es que el género esta en su estado mas puro, siendo acción, un poco de comedia involuntaria y a diferencia de su opinión, pienso que tiene cierto toque de realismo a pesar de la ficción manejada.

        IMDB no es una fuente 100% fidedigna, es cierto, pero al menos es mas objetiva que por ejemplo los Tomatoes o FilmAffinity. Con Die Hard si siento la califcación muy subidita.

        Saludos estimado y gracias por la opinion. Cuente con el TOP, solo deme un poco de tiempo para analizarlo bien

        Responder
  • Nunca me gustaron las películas de espionaje; me resultan pretenciosas e inverosímiles. Debido a esto, jamás me tomé el trabajo de echarle ojo a la trilogía de Bourne (no miento, no vi ni una). Ahora que lo leo a usted, me entraron ganas de ver que me perdí todos estos años; quizás pueda reconciliarme con un género que, quizás, subestimo.
    Ahora, en cuanto a la disputa sobre las buenas y malas películas de acción… es difícil ser objetivo. Creo que el género “en sí” no es un género sino un tópico; películas como “Leon” o “Duro de matar”, por ejemplo, pueden compartir el tópico (a saber “los tiros”) pero son tan distintas que no podría hacerse una comparación objetiva entre ellas (la primera linda con la comedia mientras que la otra hace lo suyo con el drama). En fin.

    Responder
    • No va a ver arrepentimiento mi estimado. Se las recomiendo ampliamente y le recomiendo que las primeras tres las vea como un mismo y unico film, le dejara una mejor experiencia en un genero que al igual que usted, pienso sobrevalorado tambien gracias a la veintena de Bonds mas aproximados a la fantasia que al espionaje

      Saludos

      Responder
  • Excelente reseña de la saga mi estimado, aún recuerdo aquel lejano 2002 cuando vi la primera y me dejó muy buen sabor de boca, y como ya dijeron por aquí es la más sencilla de las tres, las siguientes están mucho más elaboradas y es normal por el cambio de director y el peso que fue cobrando la franquicia. A mi sí me agradó Legacy, me pareció entretenida aunque por debajo de las originales, y la que están por estrenar le ha ido algo mal en críticas pero merece ser vista. Como ya le había dicho, con que incluyan la canción de Extreme Ways a mi ya me ganaron jajaja, saludos y muy buen post.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*