La Importancia De Un Buen Final (Parte 1 de 2)

(Llenito de spoilers, redundante ¿no?) Maestros como Kubrick y Hitchcock reconocían la importancia de los finales, no importaba que ese final fuera la destrucción del mundo o mostrar la locura del asesino, tenían que ser consecuentes con la narrativa y la idea general de sus películas. Sin embargo hay cine que basa su historia en las escenas finales aunque muy bien ejecutadas son engañosas con lo que hemos visto en el resto del metraje. Traigo algunos ejemplos en los que el final mejora sustancialmente el producto final y da la sensación que hemos visto algo mejor de lo que realmente es, ingenioso si tramposo también.

 

   AMOUR (MICHAEL HANEKE, 2012)

 

Amour

Qué sucede con Amour que tantas críticas positivas recibió? He visto mucho cine francés, se a lo que voy cuando voy a ver una película de este país, se que se toman su tiempo para contarnos la historia sin llegar a ser aburridos, tienen una idioma realmente hermoso que con la primera palabra nos dejan en otro plano. Pero cuando nos van a contar una historia de dos viejitos, uno en decadencia por enfermedad y el otro que no sabe qué hacer, imaginándose a su mujer de antaño se hace realmente pesada, la película es demasiado larga para lo que nos quieren contar, mas todo vale la pena para ese fabuloso final, prueba irrefutable de puro amor.

 

          THE GRADUATE (MIKE NICHOLS, 1967)

 

Esta probablemente tenga uno de los mejores finales de la historia del cine, lo cual me da pie para decir que la película en general no resulta tan buena y que en cierto momento parece novela. Pero ese final tan bellamente ilustrado por Nichols sin duda alguna que eleva el producto a una buena película. Deja un gran sabor de boca su malinterpretado final que para algunas personas es un final feliz que de hecho no lo es, para otros es que los personajes dejan finalmente su vida privilegiada y tienen que tomar rienda sobre su vida (quizás) y para mí cuando suena “the sound of silence”, cuando se acabo la emoción del día, cuando no hay mas palabras que decir, si sientes el mismo entusiasmo con esa persona, ¡estás de suerte!

“People talking without speaking, people hearing without listening”

 

          WALKABOUT (NICOLAS ROEG, 1971)

 

Sin lugar a dudas la obra de Roeg vale la pena ver, esta particular película se queda en una simple aventura de 2 hermanos por el desierto australiano junto a un nativo que está en su “walkabout”, pero tiene un muy buen final cuando la hermana mayor de vuelta en la civilización, recuerda que sus mejores y más felices momentos fueron cuando no tenían nada y solamente disfrutaban junto al nativo la simpleza de la vida, la naturaleza.

 

          DONNIE DARKO (RICHARD KELLY, 2001)

 

Los viajes en el tiempo, siendo una constante de la ciencia ficción, tienen que tener un tratamiento cuidadoso porque si la explicación del cómo no es satisfactoria todo el producto se va al carajo. Y desafortunadamente esto sucede con Donnie Darko, seguramente sea la película con tantos detractores como seguidores. Yo estoy en los segundos porque me gusta el cine que permite armar un rompecabezas cuando no se exagera en tantas pequeñas piezas incluso filosóficas. El final intenta responder todas las preguntas que abrió y deja básicamente que Donnie tenía que morir para que no sucedieran los eventos desafortunados de la otra dimensión y si no me entendieron, así es la película.

 

          SAFETY NOT GUARANTEED (COLIN TREVORROW, 2012)

 

Un grupo de periodistas encuentra en los anuncios de un periódico un científico que busca un acompañante para un viaje en el tiempo pero que no garantiza su seguridad. Al no tener otras historias que contar deciden investigar al anunciante, uno de ellos pretende ser el acompañante. La película transcurre así entre no saber si es una tomadera de pelo, un tipo que está loco o si realmente funciona. El final es sublime pues ver ese muy bien logrado efecto que confirma que logró hacerlo, es genial.

 

          PERFECT SENSE (DAVID MACKENZIE, 2011)

 

Existe una pandemia alrededor de Europa que nunca nos explican de donde viene, lo cierto es que el individuo que contrae la “enfermedad“, va perdiendo progresivamente los sentidos. Una muy buena premisa pero que se diluye en el relato por no poder explicar realmente las razones del padecimiento. El final nos lleva a una pareja buscándose desesperadamente antes que todos los sentidos se pierdan, la emoción de esa búsqueda es un gran final para una película que se queda desafortunadamente en su desarrollo.

 

         THE LIFE AQUATIC WITH STEVE ZISSOU (WES ANDERSON, 2004)

 

Se trata de la búsqueda de un tiburón asesino que mato al mejor amigo de Steve y su obsesión con el animal que disfraza que su vida no es como la de antes. Quizás sea la más mediocre película de Wes Anderson, pero aún así vale la pena mirarla por ese fastuoso final que es encontrar al escualo (horroroso y a la vez efectivo efecto especial), en una bella secuencia donde todos los amigos apoyan a Steve, suena Sigur Ros y logra una mejoría general de la película.

 

         TAKE THIS WALTZ (SARAH POLLEY, 2011)

 

Take this waltz

Un muy merecido homenaje a la mujer lo que realiza Polley, nos muestra las sensaciones de una de ellas enfrascada en dos relaciones y que al final de cuentas van a terminar en lo mismo, fuera de la agitación inicial lo único que se termina construyendo es un muro de cotidianeidad y rutina, la secuencia final es ella sola divirtiéndose en un parque de diversiones, no necesita de nadie para disfrutar la vida. Así es, mujeres ustedes son capaces de levantar naciones enteras son honestas, trabajadoras, inteligentes y tienen una infinidad de cualidades hasta que… se meten con un tipo. Lo extraño en la forma de contar la historia es que la directora no empieza a usar los recursos cinematográficos sino faltando como veinte minutos, lo que hubiera sido la película si los usara durante todo el metraje.

Apreciado lector, si usted se ha sentido un poco engañado por un final, cuéntennos lo más probable es que nosotros hayamos caído también, continuara…

Etiquetas:  

Acerca del autor

Bedub    


7 comentarios

  • tambien el final de gummo de harmony korine resulta muy bello contrastando con toda la pelicula

    Responder
    • Tiene toda la razon Jose. Aunque esa pelicula no tiene pies ni cabeza. No se como a alguien le puede gustar algo asi y la vi porque tenia muy buenas criticas pero no se de donde las sacaron. Ademas de su final, no tiene nada. Hasta la locura tiene que tener un punto racional para que los personajes importen, algo que no sucede. Muchas gracias por comentar y recordar una pelicula perdida, con justa razon.

      Saludos.

      Responder
      • fijese que a pesar de que en realidad la pelicula no empiece ni termine en ningun lado, ultimamente me he dado cuenta que la estetica en esa pelicula ha influido mucho en mi forma de entender el cine ultimamente, y nombre el final porque crying de roy orbison junto con las imagenes al final te hace pensar que viste una pelicula muy bella, sin embargo despues recuerdas que no fue asi

        Responder
        • De hecho el final si está muy bien logrado con la canción que usted nombra pero es que los personajes solo me hicieron sentir repulsión, totalmente innecesario porque esta es la hora que no entiendo que pretendía el director. No sé a usted.

          Responder
  • También el final de Muzi v Nadeji (2011) es algo que hace contrastar la ternura con la crueldad de la infidelidad en el suegro del protagonista.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*