La marcha de los pingüinos 2: Porque nunca son suficientes pingüinos

Seguramente se estarán preguntando cómo es que hay una secuela de un documental, aunque dándole una segunda repasada, no debería sorprender en estas épocas de harto lucro cinematográfico. Su primera parte, La Marche de l’empereur (título original en francés), fue acreedora de un Oscar a Mejor Documental en 2006; más de 10 años después llega a los cines su segunda parte titulada simplemente L’empereur.

Siendo una producción de Disney Nature, La marcha de los pingüinos 2 nos muestra en esta ocasión nuevos detalles sobre la gran lucha del viaje de los pingüinos, en donde observamos el nacimiento de una nueva ave marina que se prepara para su primer viaje lleno de obstáculos, peligros y descubrimientos que deberá afrontar para sobrevivir.

Nuevamente dirigida por Luc Jacquet, es gratificante ver una película tan hermosamente filmada, en donde cada plano nos fascina y nos invita a querer saber más de un reino animal que no puede dejar de sorprender al espectador. En un continente técnicamente inhabitable para los seres humanos, existen otros seres vivos que son capaces de habitar incluso si esto significa tener que pasar cientos de dificultades a lo largo de su vida.

Aún sin haber visto su primera parte, el documental logra capturar la atención y la curiosidad en un inicio por su hermosa fotografía (un plus si se ve en pantalla grande) para después intrigar en un viaje de supervivencia en el que los pingüinos recién nacidos son partícipes, al igual que nosotros, por primera vez. Así, somos testigos de la belleza del mundo animal mientras su vida corre peligro en una de las zonas más solitarias del planeta.

No hay más qué decir si eres amante de la naturaleza, La marcha de los pingüinos 2 tiene el sello de garantía de un director que se siente cómodo en el terreno y que consigue cautivar por medio de la impresionante existencia de una de las aves más guerreras del planeta, el elegante pingüino emperador.

 

 

 

—-

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*