La otra familia: otra vez lo mismo.

La segunda parte del versus de esta semana (tarde pero seguro). Sabemos las fallas del “cine mexicano comercial”, las enumere en un post anterior. Así que tratare de no ahondar en los problemas que muestra esta “película”, seria caer en la redundancia, que al momento de verla, trate de superar sin éxito: malas actuaciones, clichés argumentales, lugares comunes, etc.

La otra familia falla en su mensaje por el simple hecho que este cae en el romanticismo panfletario: acepten a los homosexuales porque todos son buenos y virtuosos, mientras que los heterosexuales son malos y llenos de errores. Esta posición radical del director es lo que fomenta que el mensaje pretendido de la apertura hacia lo no convencional, quede desvirtuado y se quede solo en una pretendida moraleja de televisión abierta.

Y es que, no con solo abordar un tema polémico (que no debería ser ya tema de polémica), invitar a un cantante para hacer el tema de la película, poner a un niño como protagonista para que “actué”, e intentar lograr interpretaciones que no se asemejen a las de la televisión abierta, se logra hacer una película rescatable.

Por otra parte, cuando se busca un tema polémico y es retratado burda y torpemente uno se pregunta si el motivo de la película, mas allá de mostrar una historia e interés para ciertos sectores de la población, está más motivado por las ganancias económicas que el “tema morboso” crea, volviendo al tema del uso de la mercadotecnia (aunque les duela a los mercadologos) como herramienta para hacer que ciertos productos sean consumidos sin que estos presenten una calidad para el consumo masivo.

Finalmente, esta película pasara sin pena ni gloria, a pesar de su problemática abordada. Mientras que a mí, se me olvidara, igual que algunos domingos híbridos, parafraseando alguna canción ochentera.

P.D.

No entendi el papel del jardinero (Silverio Palacios). ¿Era una especie de mentor del rol masculino? ¡Por favor!

P.D. 2

¿Que acaso no hay niños actores en este pais?

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


2 comentarios

  • Me parece que nuestra sociedad es la que se ha encargado de mostrar a los homosexuales como personas “malas” y “llenos de errores”. Y en cuanto al “morbo” por favor!!! Es una película sencilla pero que invita a la reflexión sin caer en el melodrama, sobreactuación y la morbosidad. P.D Nailea es la mejor.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*