La Peli para el Fin de Semana: Me and Earl and the Dying Girl

El espacio donde se descubren y redescubren buenas películas de todo tipo.

 

Me and Earl and the Dying Girl (2015)

He aquí una de mis más preciadas y queridas recomendaciones, de esas obras con las que conectas tanto que solamente quieres guardarlas para ti, pero… como buen cinéfilo, es mi deber compartir estas piezas únicas que estoy seguro, causarán conexiones, impactos y emociones importantes en aquellos que decidan darles una oportunidad.

 

Sinopsis

Greg (Thomas Mann) es un estudiante de secundaria quien realiza comedias de películas clásicas con su compañero Earl (RJ Cyler) y que evita las relaciones humanas profundas con la intención de sobrevivir su último año de preparatoria. Pero todo cambiará cuando conozca a Rachel (Olivia Cooke), una chica de su escuela que acaba de ser diagnosticada con Leucemia y con quien su madre lo obliga a pasar tiempo.

 

Por qué debes verla

Basado en el libro de Jesse Andrews, escrita por él mismo y dirigida por Alfonso Gómez Rejón, Me and Earl and the Dying Girl nos ofrece un Young Adult inteligente, diferente, entrañable y lleno de humor negro (uno se puede dar cuenta desde el título). Llena de referencias al cine europeo e independiente y con situaciones e interacciones orgánicas entre los personajes, Rejón le otorga una personalidad muy humana a la película.

El guión es ágil, así como la edicción, los personajes no caen en los típicos clichés pero, tampoco son demasiado extravagantes como para dejar de ser creíbles y aunque la historia termine en el clásico baile de graduación, no es lo que uno espera y toma un giro único.

El soundtrack es muy interesante, incluye desde Vivaldi a temas de películas como Vértigo, For a Few Dollars More y varias canciones de Brian Eno (cantante, compositor y productor de música alternativa y experimental). Toda esta mezcla le otorga una identidad única a la película que pocas veces se ve en este tipo de films.

 

Reflexión

Cuando terminé de ver esta película quedé somnoliento, no por el sueño, sino por una sensación flotante de calma y al mismo tiempo de agotamiento por lo que acababa de vivir, por todo lo que había experimientado y sentido, tantas emociones culmimando en un final purificante y agridulce, además hay un corto en este final, que es sencillamente fenomenal y te transmite dichas. sensaciones

Además de esto, la película me dejó con fuertes reflexiones sobre nuestra forma de relacionarnos con los demás, sobre los prejuicios que nos forjamos antes de conocer a las personas, como un método de protección, tratamos de decidir de quien deberiamos alejarnos o con quien no convendría hacer amistad, pero la verdad es que solamente es una reacción de nuestro miedo a que nos conozcan por quienes somos realmente y no agradar, no encajar, no poder conectar.

¿No es ese el miedo que tenemos todos?, porque no importa cuanto nos guste la soledad o ser diferentes, la verdad es que todos deseamos conectar, esperamos poder compartir lo que somos con alguien y no volver a temer cuando le decimos a alguien: Amigo/a. 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Tona A. R.     bit.ly/2OBcz4f

Un ser entusiasta amante del cine y de la música, con ganas de mostrar y vivir su visión del mundo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*