Las 10, las 8, bueno… las 5 mejores actuaciones de Ben Affleck

Hay que poner en un contexto realista la elección de Affleck como Batman, y es que aunque el llamado aquí mismo “pseudo realismo” narrativo (al que yo agregaría robótico) en el que ha caído Nolan y sus amigos súper poderosos en los últimos años entregando cuestionables cintas (Inception), bodrios indefendibles (The Dark Knight Rises) o bien, sorpresas de culto (Si, Man of Steel y gracias a Snyder), bien podría venirle como anillo al dedo al acartonado e insensible estilo actoral de Ben, no hay que olvidar que el ahora afamado director es sin duda un histrión de lo mas grosero y apestoso que ha parido la industria cinematográfica de ladrillos mas célebre del mundo: Hollywood.

Pobrecito. La verdad es que a Ben con todo y sus 46 participaciones en el rubro actoral originados desde 1981 no le alcanza ni para un TOP 10, es más, hasta pensé hacer esta lista un TOP 4 ¡Pero bueno! Su cazarrecompensas favorito en ocasiones suele ser misericordioso hasta con los adobes de paja, así que en esta lista  intentaremos escarbar hasta el fondo de la filmografía de este palo con patas para encontrar al menos 5 razones que nos den las esperanzas de que su Batman sea al menos algo aceptable, pues digámoslo desde ahorita, ninguna de las seleccionadas a continuación se podría llamar desde este momento “una excelente actuación”, podría ser mediana, cuando mucho “buena”, pero nunca excelente.

Pero no nos sintamos mal con Ben, pues así como lo ven de imbécil para la actuación, el “Ben Director” y el “Ben Guionista” (Dos versiones mejoradas) ya cuentan con 2 premios Oscar y decenas de galardones, mientras que el “Ben Actor” suele destellar como el peor faro del puerto más jodido de vez en cuando. Pasemos sin mas preámbulo a ver las mejores 5 interpretaciones de Ben al gusto de su siempre sabio, piadoso y preferido cazarrecompensas, donde este actor – director – guionista – productor puede hacer de todo, desde aplicarse de gandalla mandándose así mismo, pasearse en pantalla mientras literalmente le salvan el trasero o bien, poniéndose unas mallas ajustadas para jugar al súper héroe (Cosa nada nueva para él).

 

5. The Town (Affleck, 2010)

Sin duda estamos ante un excelente thriller de corte gansteril que representó la confirmación de Affleck como un buen director, incluso siendo el parte aguas para por fin tomar en serio su presencia dentro de la industria. Algo curioso es que a pesar de su excelente libreto y una dirección trepidante que mantiene el interés de principio a fin, Ben al parecer conoce de sobremanera sus limitantes histriónicas, posicionándose como el pivote del relato en un incierto protagónico, dotando a si a sus co-estelares de la fuerza necesaria para que ellos resalten casi sin querer. Por tal razón es clara la desventaja de Ben cuando nombres como Rebecca Hall, John Hamm, Chris Cooper y/o Jeremy Renner hacen un mínimo esfuerzo para patearle el trasero actoralmente hablando al también director, el cual solo puede aparecer como una tabla andante frente a esos talentos

Ni siquiera la iba a poner en la lista, sin embargo me parece interesante el posicionamiento que hace el Ben Director hacia el Ben Actor en el desarrollo de la cinta, resultando en una grave interrogante ¿Él mismo sabrá y se aceptará como un completo inútil para la actuación? o por el otro lado ¿Tendrá el ego tan elevado que ni siquiera lo nota un poco? Si es esto último, no vendría mal la sinceridad de su compadre Damon, pues después de todo ¿Para que sirven los carajos amigos?

 

4. Argo (Affleck, 2012)

Muchas de las dudas sobre la supremacía de esta cinta en la cinematografía americana del año pasado se debe en gran parte a la débil capacidad emocional de su  protagonista, el cual nuevamente como Ben Affleck se vio opacado por todos y cada uno de sus compañeros de reparto, sirviendo como se esta haciendo costumbre, de un nexo argumental mas que una fuerza actoral entrañable y/o al menos recordable. Ben Affleck vuelve a dirigir un thriller político donde demuestra que lo suyo es la impresión del ágil ritmo y su pericia para dirigir actores ¡Menos a él mismo! Aunque su papel es aceptable, en realidad entre este y el de The Town no hay nada diferente mas que los contextos en los que desarrolla la trama y la barba de candado aderezada con cabello desaliñado. Lo mas lamentable del caso es que estamos hablando de una “aceptable actuación del histrión” cuando este en el mero clímax de su cinta funge como una escoba con barba no solo frente a un reparto desconocido que se lo lleva de cajón, sino también en un desarrollo maravillosamente exasperante provisto por su alter ego en la parte de la dirección.

Aun así Argo se llevaría el principal Oscar y todos se irían contentos a casa, pues la mayor virtud de este relato es quizá la aniquilación de su elemento histriónico para sustituirlo por el narrativo o ¿Alguien se acuerda de la actuación de Ben Affleck? Yo ni siquiera recuerdo la de Arkin o Goodman.

 

3. Good Will Hunting (Van Sant, 1997)

Este es el pináculo de la química Damon – Affleck y uno de los ejemplos mas educativos de como salvarle el trasero a tu compañero de reparto que carece de cualquier talento actoral, y es que en verdad que tan patético puede sonar que la buena actuación de Ben se debe en un 90% al desempeño, carisma y a la evolución catártica que sufre el personaje de Damon al cual refiere el titulo. Ahora, no le quitemos su 10% a Ben, el cual encuentra su lugar por primera vez en la historia haciendo un papel secundario (Rol que perdurará y sera una constante a partir de este lugar) de gran peso argumental, siendo de nuevo una especie de guía – maestro – sinodal – conciencia de un genio de las matemáticas. Sin duda alguna un correcto desempeño que vería su recompensa en uno de los monólogos sobre la amistad mas entrañables en el cine y en la película mas significativa taquillera y comercialmente hablando de un autor reconocido como Gus Van Sant.

Nominada a varios premios, habría que resaltar el primer Oscar por muchos desconocido de Affleck (Que compartiría con Damon), el cual se le otorgó gracias a un brillante guion que sostenía su madurez en una inteligente serie de diálogos y situaciones y que al final sería el principal culpable de proveer de veracidad y credibilidad tanto a la química con Damon como a su actuación misma

 

2. Shakespeare in Love (Madden, 1998)

Olvidemos por un par de minutos que esta cinta ganó el Oscar a Mejor Película derrocando a The Thin Red Line o hasta a Saving Private Ryan y solo centrémonos en el tema que nos compete: el rubro histriónico, labor que resalta en el relato cómico romántico (excelentemente estructurado pésele a quien le pese) de Madden, entregando verdaderos duelos actorales, uno de ellos aunque ustedes no lo crean, el de Ben Affleck en la parte secundaria interpretando irónicamente a un actor de teatro que es relegado a un rol secundario en la próxima obra de su amigo William Shakespeare: Romeo y Julieta. Affleck se presenta por primera vez en este top con gran soltura y naturalidad ¿Por que? Fácil, el personaje es tan arrogante, accidentalmente cómico y fuera de escena ¡Sobreactuado! Factores que incluso hacen que sea imposible imaginarse a otro en el rol.

No cabe duda que en la mayoría de los casos un casting puede salvar un desempeño, siendo Affleck honrado y honorable en este personaje, denotando un dominio y veracidad bárbaros que nos llevarán a la lógica incuestionable que su capacidad siempre será insuficiente para poder justificar un rol protagonico, pero correcta en ciertas ocasiones para uno secundario ¡Claro! Siempre y cuando se tenga una figura responsable en el banquillo que pueda lidiar con esta materia cruda que de no ser bien manejada, podría ser mortal.

 

1. Hollywoodland (Coulter, 2006)

En el primerísimo lugar de esta lista tenemos a una cinta por demás desconocida que desgraciadamente vio en su nula distribución su penitencia. Siendo una de las ironías y/o bromas mas grandes que se ha echado Hollywood, Affleck aquí interpreta a George Reeves, actor de la vida real que cargó con una de las maldiciones mas míticas del cine al morir bajo extrañas circunstancias en el cuarto de su casa ¿Como era mejor conocido este trágico actor? Como Superman. Aunque no con mucho talento y cuidado, pero si intentando proyectar un thriller policíaco interesante con buenos momentos y un ritmo en ratos formidable, el director posiciona a Affleck como el secundario del film, revisitando su vida y trágico suceso a través de flashbacks mientras la verdadera acción se suscita en el presente con un torpe pero atrevido detective (Interpretado eficazmente por Adrien Brody) tratando de desenmascarar la verdad que podría o no inmiscuir ciertas figuras de la industria de Hollywood y que la final podrían cambiar el caso de suicidio a asesinato, tratamiento planteado sin pretensión y con honestidad desde el inicio del metraje, lo cual dota de una complejidad a la cinta que el espectador termina por agradecer.

Aunque basada en hechos reales, el agregado de ficción se muestra coherente al estilo y ritmo de la historia en donde de forma impresionante el trabajo de Affleck resalta a pesar de los buenas actuaciones de Brody, Diane Lane y Bob Hoskins entre otros. Una película de corte independiente que sin duda debería ser preservada como un raro objeto histórico de gran valor que demostrará por generaciones que alguna vez el famoso y talentoso director Ben Affleck actúo, y que lo hizo de muy buena manera, además ¿Que tan curioso puede ser el dato que Ben no solo interpretó a Batman, sino también a uno de los primeros actores que dio vida a Superman poniéndose incluso su vestimenta? ¡Bien Hollywood!

 

Aquí no hay catarsis ni emociones desbordadas, tampoco actuaciones dignas de Cannes o sobrevalorados Oscares, aquí solo hay el curioso caso de Ben Affleck, un actor tan siniestro y ruin, con algunas decentes y muy pocas buenas actuaciones que terminó por convertirse en un excelente guionista y un formidable director, algo así como una historia de superación personal la cual no me sorprendería que en unos pocos años fuera adaptada al cine ¿Por que no? Después de todo estamos en Hollywoodland

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


8 comentarios

  • Lo malo de ver una película dirigida de Affleck es verlo actuar.

    Responder
  • Rodrigo (Antes Roberto) septiembre 4, 2013 @ 3:00 pm

    Me parece que Affleck, a diferencia de su amigo Damon, se estanco en un terreno y empezó a escoger papeles horribles su pináculo fue la época de Jennifer Lopez (No lo culpo jajaja, pero le hizo muy mal a su carrera). En este momento como que se ha dado cuenta y a repuntado, tal vez no tanto como actor pero se esfuerza, tanto así, que este mes filmara una película con David Fincher (Algo le debió haber visto ¿No?). Con Batman esperemos lo mejor estimado, porqué si falla, todo el prestigio que ha obtenido se lo llevaría el carajo, el debe saberlo; así que esperemos, todo dependerá mas de la historia y la dirección que de el mismo. Saludos.

    Responder
    • Rodrigo (Antes Roberto) septiembre 4, 2013 @ 6:03 pm

      Al parecer Nolan no estará involucrado en MOS 2, como opinión personal, me parece adecuado, ya que en MOS no tuvo nada que ver y Snyder es capaz de hacerlo bien sin el; de hecho un rumor que suena es que el mismo quiso a Affleck como Batman y sabiendo que Snyder es un director que le gusta colaborar con la gente que lo rodea, no me extrañaría nada que el buen Ben ayude en la historia, especialmente en la parte de Batman; hay que tener en cuenta que Affleck es un Geek de los cómics y aparte un buen guionista, puede ayudar. Honestamente ya era hora de que Warner se desligue de Nolan para expandir su universo, porque siendo honesto es muy limitado y ademas si algo le perjudico a Man of Steel fue el nombre de Nolan como productor mucha gente se fue con la finta y pues Snyder demostró ser mas que Nolan y desgraciadamente la gente no lo admite, así es es esto :s ¡Qué me ataquen! jejeje. Saludos.

      Responder
      • Completamente de acuerdo con usted mi estimado. Nolan es el cancer de la no aceptación por Man of Steel que me parece algo mas mediatico que crítico. Man of Steel es algo de culto y Snyder hundio a Christopher junto con un buen guion con algunos rebeldes y arriesgados esfuerzos que desatinaron algunas cosas, pero al final buen guion de Goyer.

        Aflleck es buen guionista sin duda, esperemos que le eche una manita a David que no estaria nada mal, pero que ponga atencon tambien a su actuación por que el que mucho abarca poco aprieta no cree?

        Buena decisión lo de Nolan (no lo habia confirmado en mis fuentes), esperemos ver como funciona en engranaje DC – Warner sin el

        Saludos!

        Responder
        • Rodrigo (Antes Roberto) septiembre 4, 2013 @ 7:53 pm

          Claro, estaré muy pendiente de la actuación, pero me parece que gran parte de que funcione Affleck, es la historia y dirección. Veremos, todo a su debido tiempo xD

          Responder
    • Creo mi estimado que el prestigio como director esta bien protegido y la actuación sea tan mala como sea no afectará su credibilidad en el otro rubro, pero si lo hundirá demasiado como para no volver a actuar si se da un egendro de actuacion (Lo que cual nos seria del todo malo)

      Sus capacidades son pocas y muy pocos directores le han sabido exprimir carisma y veracidad (Ni el!) , asi que Fincher no se deberia sentir mal si tampoco puede. Aun asi tenemos fe, poca, pero la tenemos jajaja

      Saludos estimado

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*