Las 52 Cosas que pensé mientras veía Cómo Ser Un Latin Lover

A unos días de haberse estrenado la más reciente película del comediante Eugenio Derbez, su servidor haciendo caso omiso al pronóstico palomero (todo sea por mis queridos lectores), se armó de valor para verla y éstas fueron las 52 cosas que pasaron por mi mente:

 

No conforme con ver 3 idiotas ahora me flagelo con esto ¡Soy masoquista de closet!

Otro prólogo como el de No se aceptan devoluciones con mensaje paternalista

¡Ay sí! ¡Ay sí! Ahora resulta que Derbez se quiere poner en un plan politicamente incorrecto como gigolo de viejitas, de cualquier manera al rato va a caer en el sentimentalismo barato, estoy seguro.

Para las dos frases que dice Omar Chaparro pudieron contrar a cualquier otro actor

Está galanzón el hijo de Derbez pero que tampoco nos lo vendan como si fuera el árabe guapo. Además ya chole.

Esa mansión ha de ser de Eugenio. Con eso de que gracias a su bodrio anterior se forró de dinero.

¿Qué el personaje de Derbez no es el mismo que hace en No se aceptan devoluciones?

A la mejor la película en inglés si está buena y lo malo es el doblaje.

¡Michael Cera interpretando a Israel Jaitovich!

Me pregunto si los milenials conocen a Rob Lowe.

Derbez es como James McAvoy en Fragmentado; a veces es Armando Hoyos, luego es el burro de Shrek y su personalidad 23 es Eloy Gameno.

El mismo chiste de la película pasada cuando recitaba a Luismi ahora haciéndolo con una canción de Montaner  ¡Cuánta originalidad!

Que cateado se ve Derbez.

No puedo creer que a estas alturas haya gente que se ría con el humor de pastelazo ¡El mundo se va a acabar!

Después de 20 minutos por fin sale Salmita Hayek.

Que Salma actúe mal, se lo paso, lo que es imperdonable es que no enseñe los  atributos que ya le conocemos con un escote pronunciado y, por el contrario  salga más tapada que abuelita con chal.

¡Uchala! Otro niño que promete ser igual de meloso que la escuincla de No se aceptan devoluciones. Ahí va de nuez la fórmula adulto baboso-niño inteligente.

Esto parece un capítulo de Vecinos, solo falta que entre en escena Cesar Bono.

Las películas de Cesar Bono, Alfonso Zayas y Tún Tún estaban chafas, pero esos cómicos tenían  más gracia hasta para decir mentadas.

El chavito que interpreta al hijo de Salma y sobrino de Derbez, confirma lo que ya sabemos, ya no hay actores infantiles decentes ¡Que nos  regresen a la Tucita!

Eugenio no me desagrada pero me hace extrañar al mejor Tin Tan.

Corrijo, me hace extrañar al peor Cantinflas ( eso ya es mucho decir).

No puedo creerlo, una gran parte del público muere de risa.

Va media hora de película y no entiendo la diferencia entre situar la historia en Estados Unidos, México o cualquier otro  sitio.

Raquel Welch le debe dinero a la mafia o amenazaron con matar a su perro como en John Wick. De otra forma no entiendo  por qué aceptó caer tan bajo.

Cinescopia puede darle un menos tres a la cinta pero, la carcajada de un espectador seguida de la frase “¡parece  cajeta!” cuando Derbez se lanza a la  alberca embarrado de betún, sólo  demuestra que muy a nuestro pesar, hay público para todo.

Que raro se escucha Rob Lowe diciendo en español cosas como ¡Eso mero!

Después de 42 minutos por fin me reí, ahora resulta que el guarrazo latin lover tiene más sex appeal que el maestro Mauricio Garcés  ¡Qué ilusos!

La película es muy vulgar para ser infantil y demasiado sosa para el público adulto. No critico, nomás digo.

Para disfrutar esto solamente hay de dos sopas: Ser un niño lépero o un adulto simplón.

Siento como si estuviera viendo una película de Adam Sandler con guion de Chespirito.

¿A qué hora va a enseñar las bubis Salma?

Ahora entiendo por qué Rob Lowe nunca trascendió, lo carita no le quita lo mal actor. Ha de ser egresado del CEA.

Casi una hora y el asunto no va para ningún lado.

¡Oigame no! Esa musiquita cursi y dizque enternecedora ya me tiene hasta la …

Ya entrados en gastos hubieran contratado a Jaime Camil para hacerla de galán de Salma. Digo, aprovechando  su larga experiencia en bodrios.

Que frases como “Se te va a pudrir el bizcocho” y chistes como “Jálame el dedo” seguido de una flatulencia arranquen  las carcajadas de los espectadores, debe ser una señal del Apocalipsis.

Salma cantando. Y yo que creí que esto no podía empeorar.

¡Otra infamia! Cover en español de Call me de Blondie ¡Ya valió!

Estos deben ser los villanos más mamelucos e insoportables en la historia del cine

¡Que devuelvan las entradas! Aguanté más de una hora para ver los atributos de la actriz veracruzana y apenas los  enseña unos cinco segundos. Ni a melón  me supo.

Protagonista y chamaquito vestidos de tacuche caminan juntos en cámara lenta, cliché, del cliché, del cliché. Y la gente  todavía se emociona.

¡Gracias al cielo esto ya se va acabar!

Ahora que lo recuerdo, Raquel Welch estuvo considerada para ser una chica Bond.

Viéndo a Raquel Welch de cerca se parece a la mamá de Stifler de American Pie ¿Qué le pasó?

No puedo creerlo, por fin un momento medianamente simpático… ¡Y resulta ser una copia del Gigoló por accidente de  Rob Schneider!

Rob Schneider y Eugenio Derbez protagonizaron una serie gringa que duró la víspera ¿No?

¡Noooo! ¡Ya van a empezar con sus cursilerías lacrimógenas!

Hasta ahora me entero que los gringos dicen “Güey” y “Señito”.

Después de dos décadas, Derbez se aferra a mover la panza al estilo “Pregúntame caón” como si continuara siendo chistoso. Alguien debería sacarlo del error.

¡Aaaay qué tierno! Otra película con mensajito optimista para beneplacito de los fans de Eugenio y los lectores de Corin Tellado.

Solo falta que Eugenio Derbez cual si fuera mesías tabasqueño vuelva a argumentar que le robaron el Óscar.

Queridos lectores, si  disfrutaron viendo No se aceptan devoluciones,  paguen el  boleto, festejen las sandeces  del otrora Lonje Moco, celebren a Salma  Hayek sapearlo a cada rato, conozcan a  Rob Lowe, desconozcan a Raquel Welch  y al terminar la proyección salgan  corriendo entusiasmados a contratar  Blim para ver todos los capítulos de La  familia P-Luche.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*