Lego Ninjago: La Película, diversión infantil garantizada

Mucho ha pasado desde la última vez que escribí en Cinescopia. Tanto que me hallo ahora escribiendo sobre la primer película que veo en su idioma original y sin subtítulos.

Recapitulando un poquito sobre mi experiencia con las películas de Lego tengo que decir que esta es la que está 2-3 pero que integra nuevos elementos que la hacen interesante, más no así del todo redonda.

Pero vayamos a la historia: Yo sinceramente no conozco los juguetes de ninjago y la caricatura la he visto pocas veces, pero les aseguro estimados lectores que después de esta película le voy a dar la oportunidad. La historia comienza con un chico entrando a la tienda de antigüedades del señor Liu (Jackie Chan) quien al darse cuenta de los problemas y falta de confianza del muchacho, decide contarle la historia de Lloyd, el ninja verde protector de Ninjago.

Lloyd Garmadon es un adolescente hijo del famoso villano Garmadon, todo mundo lo sabe, todo mundo lo odia. La preparatoria no es particularmente el mejor lugar ni momento en la vida de un chico para ser el conocido hijo del supervillano que cada día intenta gobernar la ciudad conocida como Ninjago.

Pero este día en particular, en su cumpleaños, es el peor día para Lloyd pues en una pelea con Garmadon su padre, que no sabe que su hijo es el valiente ninja verde que siempre lo derrota, se pone sentimental mientras cree que Garmadon le confesará que extraña a su hijo abandonado, para solo romper su corazón al darse cuenta que jamás piensa en su familia perdida. Esto provocará que Lloyd no piense claramentne y se desate el terror en la ciudad con un nuevo enemigo.

Dado el caos existente en la ciudad, Garmadon pierde poder y necesita robarse el arma que los ninjas van a buscar y es aquí donde en una suerte de ‘qué es lo peor que puede pasar’, Garmadon y Lloyd se ven forzados a pasar tiempo juntos e irse conociendo. La historia es algo similar a la que vimos en Batman Lego Movie así que no espere la gran cosa en ese aspecto. De hecho a mí me sorprendió porque esperaba una historia distinta pero pensando que la película es familiar pues tal vez la siguiente tenga el mismo tema.

La parte que la hace distinta a otras es que desde el inicio es contada por Jackie Chan en tercera persona y es la primera en combinar los elementos lego con el live action, es decir, la tienda de antigüedades y algunos escenarios son reales (bueno, no son lego pues) lo que le da un toque distinto que a algunos puede gustar y a otros no. A mí en lo personal no me gustó. Cuando se trata de agua Lego tiene sus bloques cristalinos para tal propósito y aquí prefirieron recurrir al líquido en lugar de usar los elementos propios de Lego.

Los directores se dieron a la tarea de explorar más la relación padre-hijo que, por ejemplo, la relación de Lloyd con su madre, sus amigos o su tío. Y al igual que Batman estamos ante un villano no tan malvado como normalmente se suele presentar en las películas infantiles, con una motivación sin sentido pero entregado a su causa, en sí la historia está diseñada para vendernos las ganas de querer comprar los sets de Lego Ninjago y si me pregunta si logran su objetivo le diré que SI… LO LOGRAN. Uno sale queriendo comprar los caros sets de los bloquecitos tanto de la tienda como del barco, mismos que desde Junio ya están a la venta. En mi arbolito, esta Navidad sin duda habrá uno.

El soundtrack a cargo de Mark Mothersbaugh no es maravilloso pero le queda bien. Aunque pienso que carece del misticismo oriental y su música de viento y cuerdas característica que pudieran haberle dado un mejor toque a ciertos momentos. Pero no por eso deja de disfrutarse.

Al verla sin subtítulos o doblada al español pensé que no entendería los chistes o se me pasaría algo debido a la regionalización, pero no, de hecho los diálogos son muy sencillos y los chistes son bastante entendibles pero con poca gracia, probablemente lo que más disfrute uno como adulto sean las situaciones padre-hijo o de pareja… o incluso tal vez lo que más disfrute sea al gato.

No vaya a pensar que no disfruté la película, es muy divertida, seguramente tanto los padres como los hijos la van a disfrutar, solo que después de habernos entregado Batman Lego Movie esperaba una historia un poco con más contenido, pero ha de ser que la historia de Batman aunque sea para público infantil siempre tendrá más de dónde cortar.

Para terminar lo invito a que lleve a sus peques a verla, todos pasarán un rato muy divertido y le aseguro que no saldrá decepcionado pues sí es muy entretenida aunque no maravillosa. Tal vez para los adultos sea un poco más graciosa por el hecho de que entendemos mejor el sarcasmo y algunas situaciones que los chicos aun no, pero de que todos pasaran un rato agradable no hay duda.

Cuéntennos ¿ya la vieron? ¿Qué les pareció?

PD: Recuerden que es Jackie Chan así que esperen escenas de bloopers al final, para que no se salgan apenas se termine.

¡Hasta la próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*