Little Women: Mujercitas del Siglo XXI

Las historias clásicas suelen ser adaptadas con bastante regularidad y ésta, Mujercitas, de Louisa May Alcott, no es la excepción. Yo he visto 3 adaptaciones, siendo la que más recuerdo con Winona Ryder  así como una adaptación para una serie de TV con Sela Ward y varias en telenovelas latinoamericanas. Lo cierto es que la historia de Louisa May Alcott llena cines y teatros por igual pues es algo que no pasa de moda. Y en estos tiempos feministas extremos está más de moda que nunca.

La directora Greta Gerwig (Lady Bird) nos cuenta la mismo que ya conocemos pero mediante flashbacks muy largos que nos dan contexto sobre en qué parte de la historia es que estamos parados: 4 hermanas en medio de la guerra civil con un padre ausente y todo un mundo por explorar.

Cuatro diferentes personalidades: Josephine (Saorise Ronan), siempre ha sido el personaje principal, es una chica liberal para la época, inteligente, pensante, creativa y divertida. Meg (Emma Watson) es la chica que es capaz de hacer todos los sacrificios por amor; Beth (Eliza Scanlen) es la hermana más apegada a las responsabilidades del hogar y cuyo talento es tocar el piano mejor que sus hermanas. Por último tenemos a Florence Pugh como Amy March, el personaje que he de decir que siempre he odiado, y que en esta ocasión es el que más cambios tiene a mi parecer.

No le contaré la historia porque esa ya nos la sabemos, pero entonces déjeme le hablo un poco de las actuaciones. Ronan está excelente en su papel de Josephine al igual que Florence Pugh como Amy. De las 4 ellas 2 cargan con todo el peso de la película y créame que ver a Pugh bateando al muchachito lindo este, Timothee Chalamet, en una escena particular es de lo mejor. Hay unas cuantas escenas por las que la película vale mucho la pena y en esas están Saorise y Florence llevándose las palmas. Por otro lado mucho se comentó de la presencia de Emma Watson en la película y yo hasta en un inicio creí que iba a ser la protagonista, gracias a Dios que no porque hay que aceptarlo, Emma es linda pero le faltan tablas. Se nota su “no presencia”, pues aunque la cantidad de escenas se dividen entre Emma, Florence y Ronan, es de notar que en las suyas Watson, ella está un poco acartonada, poco creíble y tiene cero química con James Norton quien interpreta a su esposo. Por último tenemos a Eliza Scanlen en su papel de Beth. Si, Beth la que no llega al final de la película o serie. Una interpretación muy linda y aceptable que igual queda opacada por el desempeño de Florence y Saorise.

Y luego tenemos a los demás actores, resaltando ciertamente Timothee Chalamet. El personaje de Theodore ´Laurie´ Laurence le queda como anillo al dedo al muchacho ya que no tiene que esforzarse mucho, irradia lindura por doquier al igual que ´Laurie. Sin embargo hay 2 escenas muy buenas y en ambas se mide al tú por tú con sus compañeras de reparto.

En esta adaptación nos muestran un poco más de cómo se va desarrollando la relación de Laurie con Amy en Francia, dándole un poco más de relleno a una relación que con el paso del tiempo siempre me había dejado con un mal sabor de boca y siempre me parecía muy al vapor. En esta ocasión gracias a los flashbacks que utiliza la directora, es que logramos comprender un poco mejor a cada una de las chicas y entendemos mejor de dónde viene la enfermedad de Beth por ejemplo. Porque de verdad yo nunca entendía en las adaptaciones de qué había enfermado o si había nacido súper débil o porqué era que no llegaba al final. Esta adaptación ciertamente explica eso.

Laura Dern y Meryl Streep a mi gusto un tanto desperdiciadas en sus personajes así como todos los personajes masculinos a excepción de Chalamet y Chris Cooper. Pero Dern no deja de llamar la atención. Esta mujer con la edad ha adquirido a últimas fechas un “no sé qué” que es imperdible y no pasa desapercibida. Aquí, como Marmee March, la madre luchona, tiene una escena tan emotiva con Ronan que aunque no lo quiera se le salen las lágrimas. La química entre ellas era tan natural que hasta en las entrevistas se veía que congeniaban de lo lindo.

 

¿Pero, vale la pena tanta nominación?

Oiga pues sí. Ronan es un diamante en bruto que poco a poco se ha ido puliendo y brilla con luz propia. Y Florence, esta chaparrita que va del terror ligero a la comedia y al drama es un nombre que va a ir subiendo como la espuma, créame. Además para variar un poquito y refrescar la adaptación, la directora nos da una versión un tanto feminista (no podía ser de otro modo) del personaje de Timothée que no habíamos visto antes (a.k.a. manipulador de mujeres), lo cual le quita a una la venda de los ojos y nos muestra una faceta más humana y real del joven Laurence, que si bien sigue siendo el mismo que ya conocemos, enamorado de Jo, en esta versión lo vemos menos perfecto, más playboy del siglo XIX, pero sin perder la esencia que ya le adoramos.

Hasta en esta adaptación el personaje del tío de ‘Laurie’, el señor Laurence (Chris Cooper) tiene más desarrollo y de veras que uno se enamora de él.  ¿Y se acuerda del editor del periódico donde Jo escribía cuando se muda a la ciudad? Bueno, pues ese personaje (Mr. Dashwood, interpretado por Tracy Letts, a quien vimos en Lady Bird y Ford vs Ferrari) tiene un papel importante en esta versión que de seguro va a terminar amando. Es como un padre muy estricto pero que al mismo tiempo da consejos a sus hijos con potencial. Logrando con ello conducir a Jo hacia lo que será el final triunfante del personaje.

Si tiene oportunidad de verla se la recomiendo mucho. Es el mismo relato que ya ha visto de seguro al menos una vez en la vida pero refrescado (y vea que yo odio los refritos cuando siento que ya vi una versión que me ha convencido). Pues este es de los pocos que he visto que me gusta inclusive más que el anterior.

Si ya la vio díganos a usted que le ha parecido. Gracias por leernos  y hasta la próxima.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*