Matilda: A 23 años de su estreno ¿Dónde quedaron todos?

Y en otro triste pero curioso capítulo de “Hollywood ¿Dónde carajos dejaste a estos niños?” (y a algunos adultos), nos remontamos hasta 1996, año en el que Danny DeVito ignoraría sus fracasos previos como director y de la mano del clásico cuento infantil de Roald Dahl emergería su único mediano logro como cineasta, Matilda, una especie de prefacio mágico al mundo de Harry Potter que 5 años antes que el mago con cicatriz, se instalaría como un clásico infantil, familiar y televisivo de fines de semana por la tarde.

Esta disfrutable y divertida cinta llena de clichés tiene una chispa especial provista por la misma naturaleza de los personajes de Dahl: una niña con poderes telequinéticos que descubre ser más lista que sus padres, los cuales son más bien un estorbo en su desarrollo intelectual al negarle el acceso a la lectura y obligarla a estúpidas tareas familiares y televisivas que incluyen por supuesto las actividades ilícitas pero inofensivas de su padre (Interpretado por el mismo DeVito). Quizá el ejemplo más claro de los elementos narrativos del autor, el mundo de Matilda está conformado por abusadores adultos, unos padres idiotas y una directora escolar que gusta de torturar niños (una inolvidable Señorita Tronchatoro), barreras del crecimiento y desarrollo infantil que encontrarán en la dulce Maestra Honey la perfecta salida hacia el entendimiento y amor fraternal y familiar.

Dirigida con cierta gracia y con sus muy gratos momentos, como muchos otros productos de aquella década la mayoría de sus niños y adultos actores quedaron en el anonimato tras el éxito de la cinta, en mucha parte gracias al propio crecimiento, a la segregación “elitista” de los estudios o a la simple falta de talento ¿Dónde están aquellos que dieron vida a este clásico familiar de los 90?

 

Los adultos

Danny DeVito

Gracias a los dioses, el veterano actor dejó de dirigir en 2003 con el bodrio de Duplex, dedicándose a lo que mejor sabe… actuar. Logro su clímax como histrión en la televisión de los 70’s con Taxi, teniendo una excelente racha durante las próximas dos décadas, destacándose en variadas comedias y en papeles secundarios memorables como Batman Returns, L.A. Confidential y su recordada voz en la versión animada de Hercules de Disney. Acaba de aparecer en la decepcionante y catastrófica Dumbo de Tim Burton (director con el que ha colaborado en cuatro ocasiones). Para este año tiene un pequeño rol en la secuela de Jumanji.

 

Paul Reubens

Cuando apareció en este film la carrera e imagen pública de Reubens ya había sido destrozada debido al incidente de 1991, donde se hizo público su arresto por masturbarse en un cine para adultos, suceso que literalmente asesinaría a su alter ego Pee Wee Herman, figura cómica infantil  de mediados de los 80 con un serial televisivo y alrededor de 5 películas (la primera de ellas siendo el primer largometraje de Tim Burton) En las últimas décadas el actor pudo sobrevivir en la televisión y haciendo voces para la animación, destacando reciente y fugazmente en The Blacklist.

 

Embeth Davidtz

Las cosas empezaron bien para esta actriz noventera, mostrando una combinación de belleza, ternura y talento en una primera etapa que la llevaron a aparecer desde cintas serie b como Army  of Darkness, hasta en grandes clásicos como The Schindler´s List, donde interpretó a uno de los personajes secundarios principales y más complejos. Pero quizá su estereotipo y presencia física no fueron suficientes para Hollywood, la cual la fue empujando progresivamente a roles menores y menos constantes, teniendo que buscar refugio en la televisión en las dos últimas décadas, con participaciones en series como Californication, Mad Men y Ray Donovan. Este año está completamente desaparecida.

 

Rhea Perlman

La esposa de DeVito en la película y en la vida real desde 1982, es también la actriz en Matilda mayormente premiada y con mejor currículo de los inmiscuidos, con más de 100 créditos (la mayoría en televisión), 4 Emmys y 7 nominaciones al Globo de Oro por lo que fue su clímax como actriz en las series de los 80, Taxi y Cheers. Actualmente Perlman sigue trabajando con cierta constancia con roles secundarios pequeños tanto en el cine como en la televisión

 

Pam Ferris

La inolvidable y cruel antagónica, la Srita. Tronchatoro, fue interpretada por la alemana Ferris, un rostro si bien no reconocido, si constante en las dos pantallas desde principios de los 70. Sin duda la personificación de la monstruosa y repugnante directora del colegio de Matilda será su legado, pero si ponemos atención, la veterana actriz de más de 70 títulos apareció también en la tercera parte de Harry Potter, interpretando a la tía Marge (la que se infla), repitiendo con Cuarón con un rol secundario importante en la fastuosa Children of Men.  Recientemente la vimos como la Reina Victoria en la terrible Holmes & Watson, y para este 2019 tendrá un papel en la biopic de Tolkien.

 

Los Niños

Mara Wilson

Es irónico, pero Matilda fue la cinta con la que comenzó el declive de esta talentosa y entrañable escuincla, la cual comenzó su carrera en 1993 como la hija menor de Robin Williams en Mrs. Doubtfire. Rápidamente se trasladaría a la televisión con un papel en Melrose Place, para inmediatamente en 1994 repetir dosis de éxito con el infravalorado remake de Miracle on 34th Street, otro clásico infantil, familiar y navideño. Tras Matilda, Wilson se alejó del cine, en una debacle emocional y personal de la que ella misma da testimonio en su libro autobiográfico, donde también narra las injusticias del sistema de Hollywood al excluirla debido a su crecimiento, dejando atrás ese tierno rostro de inocencia para convertirse en una adolescente y mujer ¡Lástima! Victimización o realidad (o tal vez un poco de ambas), Mara trabaja ahora como escritora, influencer en redes sociales, conferencista y en alguna que otra ocasión aún en la televisión, prestando sus voces a cartones animados

 

Brian Levinson

Otro con mucho menos suerte actoral fue el hermano de Matilda en pantalla, Brian Levinson, el cual oficialmente con esta cinta terminó su carrera, una muy corta, considerando que su primer papel fue en Predator 2. Actualmente se encuentra fuera del radar llevando una vida común y corriente.

 

Jacqueline Steiger

La niña de las trenzas, comenzó su carrera en Matilda para verla apagarse rápidamente solo 5 años después tras un par de roles inútiles y efímeros. Intentó llevar una vida de youtuber incluso actuando en una serie dentro de la plataforma y produciendo sus propios videos, tampoco sin mucho éxito aparente. La pueden encontrar en sus redes manifestándose como una geek amante de la fantasía y la ciencia ficción.

 

Kiami Davael

La mejor amiga de Matilda, al igual que Steiger comenzó su carrera actoral en dicha película, también terminándola rápidamente tras 4 años en el medio. Sin embargo a diferencia de sus dos anteriores compañeras de reparto, Davael abrazó el anonimato con más decencia, graduándose de psicología en UCLA y teniendo en sus redes sociales activas mucho orgullo por su fugaz experiencia de 1996.

 

Jimmy Karz

Llámenlo Doctor Karz ¡y si! Él es el niño obeso que protagoniza la que tal vez sea la secuencia más divertida y memorable de la película, en la que aceptando la tortura de Tronchatoro, se traga un gigantesco pastel de chocolate frente a todo el colegio. Fue esta y una pequeña participación en The Wedding Singer sus únicas experiencias en el cine, dedicándose después a sus estudios en medicina y obviamente, a bajar de peso.

 

Craig Lamar Taylor

El único escuincle que de cierta manera salió con vida de aquel casting fue Lamar Taylor, que ni siquiera figuraba como un actor secundario (solo sentado en el salón de clases como extra), pero que a la larga se quedaría en la escuela para convertirse en el inolvidable compañero lisiado y asmático de clases de Malcolm durante 57 episodios, Stevie. Bastante que presumir en comparación a todos sus demás compañeros de reparto de aquel 1996.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


3 comentarios

  • Si me permite decirlo, se cuenta que Craig Lamar Taylor tuvo un éxito efímero en México como cantante, usando el sobrenombre de Kalimba, jajaja

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*