MIB International: El reboot que no necesitábamos

¡Que nunca se pierda la bonita costumbre de volver al pasado! Pero no en viajes en el tiempo, sino retomando una saga que inició en 1997, Men in Black, y que está basada en los cómics homónimos creados por Lowell Cunningham. Si bien es cierto que no era la mejor saga blockbustera, sí se convirtió en un referente de películas de acción, con cierta especie de culto, en el que el carisma de sus personajes era uno de sus puntos más destacables. MIB International entonces cuenta con la misión de al menos quedar al nivel de sus antecesoras, ¿es acaso esto una misión imposible?

Los MIB International tienen la importante misión de proteger a la Tierra de los parásitos del universo una vez más. En esta ocasión, tendrán que encontrar al infiltrado dentro de la organización que es parte de esta amenaza, por lo que nuestros dos agentes protagonistas se pondrán en acción para desenmascarar al culpable.

¿Qué se necesita para revivir una saga que ya estaba terminada y adaptarla a nuevas generaciones para que se adapten a un universo que desconocen? Al parecer la respuesta es Chris Hemsworth, o en otras palabras, un actor popular y atractivo que pueda generar el suficiente morbo para pagar una entrada al cine y ser testigo de un blockbuster destinado al olvido. A esto también agreguemos a unos de los tipos más badass del cine, Liam Neeson, como cabeza de la organización, y por supuesto, a una chica poderosa que se convierta en la heroína de la película, Tessa Thompson.

No hay mucho que rescatar (tal vez nada), en una típica historia en la que el novato demuestra estar a la altura de los profesionales a pesar de no tener nada de experiencia; clichés aquí, clichés allá, todo bien con la inclusión y el empoderamiento pero, ¿realmente es necesario hacer ese tipo de chistes huecos todo el tiempo? Es claro que la comedia es necesaria para soportar esta agonía de ver absurdeces por más de 90 minutos, pero es justo esperar que le echen más ganas para buscar entretener a la audiencia.

Los personajes no son nada carismáticos, la trama dista de ser interesante y aún peor, ni siquiera es lo suficiente entretenida como para que no hacerte desear que la agonía termine cuanto antes. Hemsworth no es capaz de sostener la cinta, nos gusta más como Thor que como una parodia de un hombre de negro, mientras que Thompson intenta desesperadamente encajar en una protagonista vacía que busca salvar el día.

MIB International es el reboot que nadie esperaba, y aún así, un intento fallido por reanimar una saga de la que a nadie le interesa saber más.

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*