Momento Favorito de la Televisión: Final de Penny Dreadful

Penny Dreadful

sust.

/novela de poca categoría / término peyorativo usado para referirse a historias semanales de horror, suspenso, crimen y terror de la época victoriana que se vendían al costo de un penny.

 Tv.

/serie británico-americana emitida por Showtime y producida por Sam Mendes; sobre monstruos y personajes de historias de terror, suspenso y crimen. Emitida de 2014 a 2016.

Si es asiduo a las historias de terror de la literatura seguramente se topó con esta serie y posiblemente le haya gustado. Emitida de 2014 a 2016 la serie presenta la contraparte oscura de Once Upon a Time, que es más bien de cuentos rosas de versiones de Disney contra lo presentado por el creador John Logan, basado en los cuentos clásicos de terror que incluían a Drácula, Dorian Grey, Frankestein, Hombres Lobo, etc.

La coproducción inglesa-americana, nos contó la historia entrelazada de los personajes como

Vanessa Ives – Eva Green

Ethan Chandler – Josh Hartnett

Victor Frankestein – Harry Treadaway

Sir Malcom Murray – Timothy Dalton

La criatura / John Clare – Rory Kinnear

Dorian Grey – Reeve Carney

Brona Croft / Lilly Frankestein – Billie Pipper

Y varios más.

He de decir que a lo largo de las temporadas lo que más me fascinó fué la fuerza del personaje de Vanessa Ives, una mujer adelantada a su época que no era ninguna mojigata recatada pero tampoco una zorra con clase. Era una de esas mujeres independientes que eran mal vistas y criticadas durante la época victoriana pero sin lugar a dudas ese personaje era el centro de todo el desarrollo.

La serie era oscura, desde los vestuarios de los protagonistas (Vanessa no usaba vestidos claros), hasta la excelente ambientación de ese Londres frío con neblina y lluvia a diario. La fotografía de la serie a cargo de Xavi Gimenez, Nigel Willoughby, P.J. Dillon, Owen McPolin y John Conroy es simplemente bellísima y resalta sobremanera la bella ambientación y el increíble maquillaje de Enzo Mastrantonio y Nick Dudman entre otros.

Y es que ciertamente hay que ver el impecable maquillaje empleado para La Criatura y las increíbles transformaciones de Eva Green en las escenas de conflicto espiritual y peleas sobrenaturales con brujas en dialectos muertos, simplemente toda una joya digna de la corona. Y la música… la genial música de Abel  Korzeniowski es simplemente excelente y redondea la experiencia sobrecogedora del suspenso que encierra cada capítulo. De hecho el opening ganó un premio BAFTA en 2014 por mejor Música Original para Televisión.

Ahora bien, para mi momento favorito escogí el final de la serie. Así que si usted aún no la ve le pido de favor que (para que no pierda la sorpresa) deje de leer las siguientes líneas.

¡AVISO!   ¡SPOILER ALERT, SPOILER ALERT, SPOILER ALERT!

Si usted siguió las 3 temporadas se dio cuenta de la difícil vida que tuvo Vanessa, desde la infancia sufriendo por ver demonios que nadie más le creía y teniendo que pasar un largo período de reclusión en un manicomio hasta no poder consumar su amor con el hombre que amaba pues temía perder el control de sus demonios internos.

Pues bien, a mi parecer el creador de la serie y guionista en su mayor parte, John Logan, hizo lo correcto al acabar con la serie en el punto en que se encontraba y al mismo tiempo con el personaje de Vanessa.

Que se le pudo dar otro trato, que ella pudo ser la reencarnación de Lillith que si era eterna, que si lo que sea,  considero que hay que tener los pantalones muy bien puestos para ir y decirle al canal que como creador has decidido dar por teminada una serie que desde que comenzó ha ido en aumento de rating y las criticas le han resultado favorecedoras en la mayoría de los casos.

Yo aplaudo la decisión porque a pesar de que nos dejó llorando de dolor con Ethan porque para muchos de nosotros ellos dos estaban predestinados, lo cierto es que hemos visto caer a cientos de series que comienzan igual de excitantes, con la cantidad exacta de suspenso, drama y sexo pero que en su afán de seguir exprimiendo la fórmula termina siendo o mas pan de los mismo o una cosa aberrante aburrida y sin lógica que nada tiene que ver con lo que era la idea original.

Así que esa escena final donde La Criatura se arrodilla frente a la tumba de Vanessa es para mí la mejor fotografía que refleja la esencia de la serie. No todo lo que parece un monstruo lo es e incluso quien parece un monstruo es capaz de amar más allá de la vida misma.

Esta fotografía final refleja también cómo nos quedamos todos con el final de esta interesante historia de horror gótico, nos sentimos solos y devastados porque estamos acostumbrados a finales felices, pero aquí nadie tuvo un final feliz. NADIE. Porque en la vida no siempre hay finales felices y esa última fotografía nos lo cuenta sin palabras.

Si no han visto la serie y ya leyeron hasta aquí pues no lo esperen más, son solo 27 capítulos que los adentraran al mundo gótico del Londres victoriano y les darán una probadita minúscula del viejo Oeste y sus deudas de sangre.

Si ya vieron la serie lloren junto a mi cual emo que soy y vuelvan a disfrutar de estos increíbles personajes que nos regaló la literatura inglesa del siglo XIX en la excelente creación de John Logan. Penny Dreadful es algo que hay que ver.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*