Momentos Favoritos del Cine: 10 años de Scott Pilgrim vs. the World

Un 13 de agosto de 2010 se estrenaba en cines la entonces nueva película de Edgar Wright, que ponía en pausa su “Trilogía Cornetto” (Shaun of the Dead, Hot Fuzz y The World’s End) para adaptar la serie de novelas gráficas del canadiense Bryan Lee O’Malley, Scott Pilgrim. La película fue un desastre en taquilla recaudando solo 47 millones de dólares de los 60 que la Universal le invirtió, pero gracias a la venta del Blu-Ray y DVD la cinta se convirtió en todo un fenómeno de culto. Pero no solo la película cumple una década, sino también la novela gráfica, diez años de haber estrenado el último tomo titulado Scott Pilgrim Finest Hour.

Así tanto película y novela gráfica nos presenta a Scott Pilgrim, joven de 22 años, bajista de la banda “Sex Bob-omb”, desempleado y que vive con su mejor amigo gay Wallace Wells. Al inicio Scott sale con una chica de preparatoria llamada Knives Chau, pero pronto conocerá a la que es la chica de sus sueños (literal la chica de sus sueños), la estadounidense Ramona Flowers, solo que para poder salir con ella, Scott tendrá que pelear y vencer a los siete malvados exes, que juntos en su despecho decidieron formar la “Liga de los Ex Malvados” conformado por un hindú con poderes místicos, una famosa estrella de Hollywood y skato profesional, un bajista con poderes veganos, una chica mitad ninja y mitad rubia, dos gemelos asiáticos y el jefe final, como si de un videojuego se tratara, el malvado ex Gideon Graves.

Pero del momento del que hablaremos hoy es de ese primer enfrentamiento de Scott contra la liga de ex malvados, Matthew Patel con poderes místicos interrumpe la presentación que está teniendo Sex Bob-omb para enfrentarse contra Scott. Una secuencia llena de acción, con una edición acelerada que culmina con una pequeña escena musical estilo Bollywood. Con este primer enfrentamiento Scott resulta ganador y es cuando se le cuenta al espectador la jiribilla en la que se metió Scott por querer salir con Ramona, el clásico chico conoce chica.

Wright adapta a la perfección los tres primeros tomos de la novela al incluir una gran cantidad de detalles, todas las referencias a la cultura pop, videojuegos, música, cine y cómics, la inclusión de la famosa intro de la serie Seinfeld, las onomatopeyas que recuerdan al Batman de Adam West y él K.O de Mortal Kombat; sin embargo el ritmo acelerado, las escenas de acción y la fabulosa música compuesta por Beck no es suficiente para soportar el último tercio de la película donde se siente demasiado apresurado, esto se debe a que el último tomo de la novela gráfica todavía estaba en producción cuando se filmó la película, y por eso algunas decisiones que toman los personajes hacia el final se sienten fuera de lugar.

Aun así, Scott Pilgrim vs. the World (o cómo se tituló en Latinoamérica “Scott Pilgrim vs. los ex de la chica de sus sueños) es todo un referente para la cultura millennial en la que en ese lejano 2010 para algunos (incluido yo), empezábamos los 20 y veíamos cómo ser nerd y ñoño era sinónimo de ser cool y buena onda.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Ivan0     boxd.it/qEKB.

Cinefilo y seriefilo (si es que esa palabra existe) de corazón, realizador frustrado pero la opinión escrita es lo que se me da mejor. Amante de los musicales por muy malos que estos sean cof cof “Cats”, Soy millennial y no tengo problema alguno con eso; y llorar en el cine es la mejor terapia que uno pueda pagar.


1 comentario

  • Para en ese entonces un treintanero, fue una combinacion extrana de cosas hipsters con referencias nerds que los de mi edad disfrutabamos, si el cine hubiera seguido esa tendencia, la cultura hipster hubiera sido mas aceptada por los que ahora somos chavorrucos, curiosamente el videojuego tuvo el mismo problema que la cinta, especialmente con algunos bugs al final del juego que me hicieron abandonarlo antes de ver el final… la peli si la acabe y, creo que si, se apresuraron con el final…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*