Momentos Favoritos del Cine: Hereditary

La productora y distribuidora A24 nos ha traído propuestas de horror muy buenas, que abarcan desde la atmosférica Under the Skin hasta la claustrofóbica Green Room, pasando por The Witch e It Comes At NightEmpero, fue en 2018 cuando se coronó como la reina del horror tras el estreno de Hereditary, del director primerizo Ari Aster y protagonizado por Toni Collette, Gabriel Byrne, Ann Dowd, Alex Wolff y Milly Shapiro.

Escalofriante desde la primera toma, Hereditary –distribuida con el genérico título ‘El legado del diablo’- presenta los oscuros acontecimientos que atormentan a una familia, en duelo tras la muerte de la abuela. El filme explora los complicados sentimientos que surgen tras la muerte, las herencias familiares (tanto físicas como mentales), y revive los debates griegos sobre el Destino. El horror atmosférico y el sentimiento de que algo está mal es constante a lo largo de las dos horas del filme, y culminan en un terrorífico final que es más de lo que parece.

El filme no sería lo que es de no tener un reparto sólido, y es ahí donde nos acercamos a nuestra escena favorita de la película. Collette es magnífica como la matriarca Annie, llena de dolor, arrepentimiento y rencor, y realiza una de sus mejores interpretaciones de su vida. En esta escena -que es, por cierto, compartida en Twitter cada tercer día-, Peter (Wolff) confronta a su madre durante la cena, y Annie descarga su frustración. Que Collette -y esta película en general- no esté siendo considerada para los premios fílmicos estadounidenses es una verdadera desgracia.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Oraleia    

Snob pretenciosa en recuperación, punk de gustos refinados y valemadrista con corazón. Crítica de cine.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*