Momentos Favoritos del Cine: I Wanna Grow Old With You

Es una verdad mundialmente reconocida que Adam Sandler no es sinónimo de calidad. Lo que comenzó como un estilo cómico, hasta cierta parte particular, ha ido deteriorándose cada vez más con los años, hasta llegar a la casi nula credibilidad con la que cuenta el actor en nuestros días. Pero hubo algunos tiempos alrededor del “nuevo milenio” en los que hizo cosas más memorables, producciones que si bien no son perfectas, se han convertido en cierto culto para la generación dominante actual. Un caso de ello perfectamente puede ser The Wedding Singer, una rom-com de 1998 que significaría su primera dupla con Drew Barrymore, protagonismo que compartirían 2 veces más hasta la fecha (una ocasión por década).

Divertida, tierna, y con un soundtrack increíble, así es como describiría este chick flick de los 90’s que también definiría como un gusto culposo. El argumento es sencillo, ambientada en 1985, Robbie, quien trabaja como un cantante de bodas está próximo a casarse cuando conoce a Julia, una camarera que se encuentra en la misma situación; pero todo cambiará cuando la prometida de Robbie lo abandona y él comienza a formar una bonita amistad con Julia.

Y entre sus escenas destacables bien podemos encontrar varias, desde ese primer beso “no intencional” hasta esa dañada canción compuesta entre el enamoramiento y el odio (tal vez escriba después sobre eso). Pero en esta ocasión, decidí escoger el desenlace de la historia para conmemorar un momento favorito del cine, aquel en el que una canción lo dice todo. Lo hilarante del asunto es cómo una canción tan poco profunda y hasta boba puede resultar conmovedora, rodeado de un ambiente casi imposible que bien define la esencia absurda de toda la cinta; en una escena tan romántica como inverosímil, ideal para dar un toque de ternura a ese final predecible que todos veníamos esperando. En su sencillez radica el crédito de esta secuencia que nos demuestra que una melodía puede enamorar sin ser perfecta, porque ¿quién no quiere que le canten que puede tener el control sobre el control remoto? <3

One of our first-class passengers has written a song inspired by one of our coach passenger, and since we let our first-class passengers do pretty much whatever they want, here he is.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Nacida en la era equivocada. Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*